El  Banco celebró sus 340 años

464

340 años cumple el municipio de El Banco, y todos sus habitantes se reúnen en torno a esta celebración con las fiestas patronales de Nuestra Señora de la Candelaria y San Blas, las cuales se caracterizan, por ser muy prolongadas teniendo en cuenta que inician a finales del mes de enero hasta principios de febrero.

Al son de los eventos efectuados en el marco de las fiestas de La Candelaria y San Blas, los habitantes del municipio de El Banco disfrutan de los cumbiones, el baile de la malla, el recorrido de la gigantona, misas y procesiones terrestres y fluviales, entre otras actividades artísticas y culturales.

340 años de fundación, la cual es atribuida al negro liberto José Domingo Ortiz, Ciudad Imperio de la Cumbia y territorio de gente pujante y luchadora, la celebración como todos los años inicia con una alborada, posteriormente se realizan bailes populares, desfile de las ‘Gigantonas’, festival gastronómico y demás presentaciones culturales que atraen a propios y visitantes.

VIRGEN DE LA CANDELARIA

La Virgen de la Candelaria o Nuestra Señora de Candelaria es una advocación mariana de la religión católica que tiene su origen en Tenerife España,  su etimología deriva de candelero o candela que se refiere a la luz: la luz santa que guía hacia el buen camino y la redención y aviva la fe en Dios. Su festividad se celebra, según el calendario litúrgico, el 2 de febrero, y en ella se recuerda la presentación de Jesús en el Templo de Jerusalén después de su nacimiento y la purificación de María.

El Banco se caracteriza por ser un municipio muy religioso es por eso que dentro de la programación se organizan novenas, misas y procesiones católicas  en honor a los patronos de estas festividades como lo son la Virgen de la Candelaria y San Blas, este año la comunidad banqueña se reunió en la catedral Nuestra Señora de la Candelaria, donde los asistentes fueron vestidos de blanco, y en un acto solemne le pidieron intersección por ellos y su pueblo, seguidamente realizaron una procesión por las principales calles banqueñas.

 “Nuestro agradecimiento a la junta pro fiestas en cabeza del señor Agustín Pérez, a la fuerza pública, organismos de socorro, a los jóvenes miembros de la Fundación Bolas de Fuego, la Banda 2 de febrero, a nuestros artesanos, colaboradores y en especial a los banqueños por su gran comportamiento”, manifestó el alcalde municipal Roy García.

BAILE LA MAYA

La Maya es una  expresión dancística la cual nace en una cantina restaurante ubicada en cercanías al sector de Media Luna denominada ‘El Gran Fogón’ en la década de los 30.

El músico de origen plateño Hernando Oliveros en horas de la  madrugada después de haber salido de la cantina empezó a entonar las notas de la Maya, un grupo personas recién salidas de la juerga empezaron a aplaudir esa entonación popular que el plateño habría escuchado en las poblaciones del norte de Bolívar, desde la esquina de la calle 7 con carrera 10, en procesión siguieron aplaudiendo hasta la casa del músico criollo Sebastián “Chan” Morón quien recién levantado los acompaño en el bombardino, Este nuevo aire  gustó  en la población y de ahí surgió la idea de crear las escuelas de Maya como una danza mixta, intercalándose hombres y mujeres amarrados con pañuelos y portando uniformes.

Esta danza  se empezó a bailar en las alboradas que le hacían a la patrona, la virgen de  la Candelaria, este grupo se caracterizaba por que todos sus integrantes tenían que ser responsables en algunos casos por ejemplo, se sancionaba a los bailadores que se presentaba en estado de embriaguez, con la no participación en el baile, esto con el fin de no poner en riesgo la coreografía que año tras año cogía más auge.

Con el paso de los años se hicieron famosas las escuelas de la Maya de la calle 3, la calle 9 y la calle 11, donde participaban los famosos bailadores como Saulo Cabas, Antonio García ‘Melocha’, Humberto Hernández, Rafael Aranzales, Yolanda Morón y Georgina Valderrama y el desaparecido ‘Tino’ Epalza el cual la comunidad lamenta su partida.

Este certamen simboliza la riqueza ganadera de la región y da muestras significativas del fortalecimiento que ha adquirido gracias al tesón de centenares de banqueños.

Actualmente esta tradición continua y es muy común ver a jóvenes danzar por las principales calles de El Banco, agarrados de las manos y conservando esta tradición que ha pasado de generación en generación.

FESTIVAL DEL FRITO

 Otra de las tradiciones que hacen parte de esta festividad, es el festival del frito, el cual es una muestra de las delicias gastronómicas de la comunidad banqueña.

La comunidad se unió a la fiesta cultural, en donde gestores culturales, artistas banqueños, grupos locales de danza, mostraron como se vive el folclor del municipio, mientras los asistentes participaban en los diferentes concursos y degustaban de la creatividad e innovación de la gastronomía en la popular Plazoleta de los Fritos.

El municipio de El Banco es un territorio plano, ubicado en la parte Sur del Departamento de Magdalena, hace parte de la Depresión Momposina, lo bañan los ríos Magdalena, Cesar y  varias ciénagas; entre ella, la Ciénaga de Zapatosa.

Está lleno de historia desde que llegaron a sus  tierras los conquistadores españoles, convirtiendo al  municipio de El Banco en una ciudad importante. Aquí ha quedado plasmada gran parte de la historia de Colombia, ha sido cuna de hombres importantes tanto en la música, como en la política y demás actividades; con innumerables sitios ecológicos, religiosos, arquitectónicos y culturales para conocer.

SU HISTORIA

En 1747 el Gobierno de Santa Marta envía al español José Fernando Mier y Guerra a reorganizar la aldea y la llama Nuestra Señora de la Candelaria de El Banco. Cuando Mier y Guerra llegó a El Banco, ya existía un poblado de negros libertos que adoraban a la Virgen de la Candelaria. En este nombre se mezcla con una leyenda religiosa, fantástica e histórica que une el sacrificio de los negros, indios y mestizos oprimidos; la cual se desencadena en la más cruenta y violenta batalla que nuestro país haya vivido hasta la fecha. Años después de esta batalla, en 1904, después de la guerra de los Mil Días la ciudad quedo casi destruida con un incendio ocurrido durante los preparativos de las fiestas patronales. Por causa de un gallinazo que robaba un bagre en la casa de la esquina, en la calle 5 con carrera 4, una empleada la empleada por espantar el animal le arrojó un tizón encendido hacia el animal y el tizón cayó sobre el techo de paja incendiándose (rápidamente la ciudad, quedando solo la mitad de la aldea.

También podría gustarte