‘La odisea’: la increíble vida de un aventurero

319

Son 122 minutos de una historia llena de matices y contradicciones presentada con una fotografía impresionante.

 

Este 2017 se conmemoraron 20 años del fallecimiento de Jacques Cousteau, quien dedicó buena parte de sus 87 años de vida al estudio y preservación del medio ambiente, con un legado que llega hasta nuestros días, pues gracias a su labor, varias generaciones aprendieron a amar el mundo submarino, incluso cuando muchos lo consideran un lugar de extremo peligro.

Este fin de semana se estrenó en las salas de cine del país ‘La Odisea’, una película protagonizada por la actriz francesa Audrey Tatou, reconocida por sus papeles en ‘Amélie’, ‘Coco antes de Chanel’ y ‘El código Da Vinci’, donde interpreta a Simone, la esposa de Jacques Cousteau, papel realizado por el actor Lambert Wilson, en una historia basada en el libro ‘Mi padre, el capitán’ de Jean-Michael Cousteau, hijo de Jacques Cousteau, donde narra la vida de este aventurero del mar, que se convirtió en celebridad internacional.

‘La Odisea’ se estrenó en el Festival de Cine de San Sebastián 2016, donde fue la película de cierre.

 

La vida del célebre oceanógrafo francés fue tan apasionante como sus aventuras en los mares del mundo. Ingresó a la Academia Naval Francesa en 1930, donde sirvió en la Segunda Guerra Mundial, piloteó aviones y probó por primera vez una máscara subacuática.

Desde esa época no dejó de navegar por los mares y sumergirse en ellos. Junto al ingeniero Émile Gagnan, inventó la Escafandra Autónoma(Aqualung), un regulador de buceo autónomo con aire comprimido, cuyo mecanismo y ligereza facilitan las inmersiones a distintas profundidades.

Con ella, y su pasión por el mundo audiovisual, popularizó la vida bajo el océano, adaptando las cámaras al medio acuático, para realizar 120 documentales; 36 de ellos reunidos en la serie para televisión ‘El mundo submarino de Jacques Cousteau’, que se presentó en todo el mundo.

Realizó varias películas para cine, la más famosa ‘El Mundo del Silencio’ (1956), recibió el Premio Oscar y la Palma de Oro en Cannes. También fue galardonado con otros dos premios Oscar por el cortometraje ‘La historia del pez rojo’ (1959) y el documental ‘El mundo sin sol’ (1964).

Quienes siguieron sus aventuras, algunas de ellas muy cercanas a lo que había soñado y escrito Julio Verne en ‘20 mil leguas de viaje submarino’ en el siglo XIX, recuerdan que muchas de sus hazañas las realizó al mando del Calypso, el buque que adquirió en 1950, el cual terminó tras un incendio en un puerto asiático.

Cada día quería llegar a los océanos más profundos, y cuando estaba en tierra no dejaba de trabajar con ingenieros en nuevos proyectos, con cámaras subacuáticas con mejor alcance y definición, así como el desarrolló del primer vehículo de exploración submarina: el ‘Denise’, una especie de platillo sumergible para dos personas.

Otros inventos fueron ‘Conshelf 1’, laboratorio submarino con artefactos especializados para la toma y estudio de muestras; el ‘Conshielf 2’, una subestación submarina con garaje y tiendas, donde podían vivir personas durante una semana, y las ‘turbovelas’, un barco ecológico con energía eólica y combustible fósil.

En sus constantes exploraciones realizó varios descubrimientos arqueológicos y exploró los ‘pecios’ (navíos naufragados). En 1975 descubrió los restos del naufragio del HMHS Britannic, buque de guerra que se hundió en 1941 con equipos militares.

Su legado continúa. Fue él quien capturó las primeras imágenes de los nautilios nadadores y documentó la comunicación sonar de los delfines, inició las primeras campañas para liberar al mar de residuos radioactivos, junto a una lucha constante para que la Antártida fuera consagrada a la paz y la ciencia, hoy protegida por mandato del Tratado Internacional y su Protocolo de Madrid.

Un elenco de lujo hizo parte de este   proyecto cinematográfico.

 

EN ‘LA ODISEA’

Dirigida por Jérôme Salle, en esta película la historia va más allá de sus más grandes logros y se adentra en su vida personal, empezando por la historia de amor con su esposa, las difíciles relaciones con su hijo, las dificultades económicas que sobrepasó y, sobre todo, su intensa y terca pasión por el mundo marino.

Son 122 minutos de una historia llena de matices y contradicciones presentada con una fotografía impresionante que sumerge al espectador en los más bellos paisajes submarinos, para lo cual se utilizaron los equipos de grabación submarina más avanzados del momento, que se complementan con la música original de Alexandre Desplat.

‘La Odisea’ se estrenó en el Festival de Cine de San Sebastián 2016, donde fue la película de cierre, además ha sido parte de las selecciones oficiales de los festivales de Zurich, Morelia (México), Estambul, Suecia, Berlín y Seattle. Obtuvo un Premio César y ya se ha estrenado en 39 países.

En la película, la historia inicia en el verano de 1946 y buena parte de Europa intenta recuperarse del dolor y olor a muerte que aún está en el ambiente, pero Jacques-Yves Cousteau, su esposa Simone y sus dos hijos Philippe y Jean-Michel, viven en una casa paradisíaca junto al Mediterráneo. Durante el día ellos bucean, por la noche miran las estrellas. Es el paraíso en la tierra.

Son los inicios de la aventura que están por emprender, con la escafandra autónoma, su invento para bucear, y a punto de adquirir su buque Calypso, junto a una tripulación de aventureros de espíritu libre, está listo para cruzar los océanos del mundo.

Pero no todo es alegría. Mantiene una relación distante con su hijo Philippe, para quien el desarrollo y la contaminación están poniendo en peligro el mundo submarino. Se embarcan juntos en su mayor aventura por la Antártida, para conquistarla, pero también para reconquistarse como familia, aunque todo esté en riesgo.

El director y guionista francés Jérôme Salle tuvo a su cargo este proyecto. Empezó su carrera cinematográfica en 1997 como guionista de ‘El hombre ideal’ y más adelante de la película para televisión ‘Bob El Magnífico’ y de los largometrajes ‘Duplicidad’ y ‘El turista”. En 2005 dirigió su primera película ‘Anthony Zimmer’ por la que fue nominado al Premio César. ‘Largo Winch’ 1 y 2 (2008 y 2011, con Kristin Scott Thomas), ‘Zulu’ (2013, seleccionada para cerrar Cannes 2013 y protagonizada por Orlando Bloom y Forest Whitaker). /[email protected]

También podría gustarte