Gobierno declara alerta militar ante la amenaza de paro armado del Eln

507

Reconocida como la última guerrilla activa en Colombia, el ELN cuenta con unos 2.300 combatientes y opera en el 10% de los 1.100 municipios del territorio, según cifras oficiales y de organizaciones independientes.

Las fuerzas militares y de policía están en alerta en Colombia ante el anuncio de los rebeldes del ELN de realizar un “paro armado”, que pretende impedir bajo amenazas la movilización en el país, anunció el gobierno

“Todas las unidades del país están en máximo grado de alerta para atender cualquier requerimiento de protección de la ciudadanía”, dijo el ministro de Defensa Carlos Holmes Trujillo, en respuesta al desafío lanzado por el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

El ministro de Defensa remarcó que las autoridades “van a responder con la firmeza adecuada y legítima, y con todo rigor, ante las amenazas de estos terroristas”.

Sin embargo, no se ha informado oficialmente de movimientos especiales de tropas o de un acuartelamiento de primer grado, una figura que obliga a los batallones a presentar disponibilidad absoluta ante eventuales problemas de orden público.

De su lado, el ministro de Defensa enfatizó en que las autoridades no van a permitir “que estos criminales vengan a chantajear al gobierno con terrorismo y ataques a la población civil y a la infraestructura”.

“Las Fuerzas Militares y la Policía Nacional van a responder con la firmeza adecuada y legítima y con todo rigor ante las amenazas de estos terroristas. No vamos a permitir que estos criminales vengan a chantajear al Gobierno con terrorismo y ataques a la población civil y a la infraestructura, alegando falsos deseos de paz”, aseveró el Ministro, y advirtió que no se permitirá que esa organización ilegal restrinja la movilidad de las poblaciones.

Así mismo, reiteró que al Eln lo conocen muy bien los colombianos y la comunidad internacional, porque “lleva décadas engañando a la sociedad colombiana con falsas promesas de paz” y recordó que “hace un año, el 17 de enero, al mismo tiempo que pedían negociaciones de paz, esa organización criminal asesinó de manera cobarde a 22 cadetes en la Escuela General Santander”.

El jefe de la cartera de Defensa también señaló que el Eln ha continuado con sus acciones criminales, como se evidencia en las denuncias de la Defensoría del Pueblo sobre reclutamiento de menores o en las investigaciones de las autoridades, que han permitido concluir que esa organización ilegal ha reclutado a jóvenes en colegios y universidades.

El Ministro Trujillo recordó, por último, que el Presidente Iván Duque ha subrayado, en numerosas oportunidades y en diferentes espacios, que “la única manera de pensar en una posible negociación es que liberen a todos los secuestrados que tienen en su poder y pongan fin a las acciones terroristas de manera verificable.  Mientras esto no ocurra nuestra respuesta será la ofensiva total de la Fuerza Pública”.

El coronel en retiro Carlos Velásquez, profesor de la Universidad La Sabana y experto en el conflicto colombiano, consideró que el ELN no está en capacidad de hacer gran daño, pero cree que con el anuncio pretende decir que “siguen vigentes, que son una fuerza desestabilizadora”.

 EL ANUNCIO DEL ELN

El próximo 14 de febrero, el Ejército de Liberación Nacional (ELN) anunció que iniciará el paro armado en el territorio nacional que completará 72 horas, es decir, culminará el 17 del mismo mes a las 6:00 de la mañana.

 “El ELN debe actuar con responsabilidad, y por tanto, informamos con anterioridad para que la población permanezca en sus viviendas y sitios de trabajo como fincas, talleres u otro espacio laboral, pero que no tengan que ver con el transporte terrestre, fluvial y aéreo”, dice el comunicado.

La estructura guerrillera anunció que durante el paro armado respetarán el derecho a transportar por las vías a los enfermos que ameriten tratamiento hospitalario, así como también el movimiento de familiares para atender asuntos fúnebres.

“Nuestras unidades están formadas y orientadas para llevar un comportamiento de los derechos de la gente y las comunidades. Los saboteadores tendrán el trato de acuerdo a su comportamiento”, anunciaron en el comunicado.

El ELN afirmó que los civiles que estén con caravanas de Policía o Ejército deberán asumir la responsabilidad en caso que llegue a ver algún enfrentamiento armado entre las estructura guerrillera y las fuerzas armadas.

 “Los dueños de los vehículos de carga y de pasajeros que se muevan durante estos días deben tener en cuenta que ni el Gobierno ni los dueños de las cargas le van a responder por la pérdida de su vehículo o lancha”, anunciaron.

Por último, en su comunicado anunciaron que la ciudadanía debía acatar las órdenes de no movilizarse por las rutas de transporte durante las 72 horas de paro armado. “Es lo más conveniente para la población, ser prudente y mantenerse en sus viviendas, para evitar consecuencias”.

BOGOTÁ AFP

También podría gustarte