Paro armado del Eln no se sintió en Santa Marta

576

En completa normalidad se vivió el primer día del paro armado realizado por parte del Ejército de Liberación Nacional, ELN, en la ciudad de Santa Marta, si bien, el miedo y la zozobra fueron palpables durante las primeras horas del día, la ciudadanía mayormente hizo caso a las recomendaciones de las autoridades a no dejar de lado sus actividades cotidianas.

Pese a que se observó una notable disminución en la circulación de personas en distintos puntos de la ciudad de Santa Marta, las autoridades no reportaron ningún hecho que alterara el orden público o suceso para lamentar.

Así lo dio a conocer la coronel Sandra Vallejo, Secretaria de Seguridad y Convivencia en el Distrito de Santa Marta, “desde muy tempranas horas la secretaria con el apoyo de las fuerzas públicas estuvimos haciendo un impacto en los sitios como la plaza de mercado, la Troncal del Caribe y las rutas por donde normalmente transita el servicio público. Estuvimos mirando que todo estuviera en completa normalidad y gracias a eso encontramos que las personas no tuvieron miedo de acercarse a sus lugares de trabajo y laboraron con total normalidad”.

Asimismo, la jefe de la cartera de seguridad y convivencia en el Distrito señaló que, esto se debió a la confianza de la ciudadanía en denunciar y segundo al conocimiento de la metodología empleada para cometer estos actos terroristas, las cuales ya no impactan debido a que la fuerza pública tiene bajo control la protección de la ciudad.

La señora Vallejo envió un mensaje a todos los comerciantes para que continúen laborando y aportando a la economía de Santa Marta, asimismo, ratificó que si sienten que son víctimas de amenazas denuncien ante la Policía Nacional y la Secretaría de Seguridad, para que puedan actuar con inmediatez.

 “Tenemos también unos puestos de controles permanentes que nos van a permitir tener mayor vigilancia del territorio y segundo incrementar acciones contra la delincuencia, cerrarle el paso y generar mayores resultados operacionales”, manifestó la secretaria de seguridad distrital.

Estos puntos de controles estuvieron ubicados en los sectores de Timayui, Garagoa, 11 de Noviembre, Centro Histórico, en la Troncal del Caribe y en algunos puntos de intercepción. Asimismo se está desarrollando estrategias sobre en la vía Minca y patrullaje en los barrios cómo el Pando y María Eugenia.

Así como también, lo hicieron las rutas de transporte tanto en el casco urbano de la ciudad como en el área rural, aunque es válido mencionar que si se observó una disminución en la circulación regular por las vías que conducen fuera y dentro de Santa Marta.

Cabe resaltar que hasta el cierre de esta edición no se presentó ninguna alteración del orden público en Santa Marta, tanto bancos como comercios y demás sectores económicos de la ciudad estuvieron operando en total normalidad.

De acuerdo con Vallejo, en corregimientos como Minca, Guachaca, Bonda, tampoco se presentaron alteraciones del orden público, ni hechos que alteraran la tranquilidad del sector en horas de la noche ni de la mañana.

NORMALIDAD ACADÉMICA

Por otro lado, pese al temor y la zozobra que causó este paro armado entre la ciudadanía samaria, la jornada académica se desarrolló en su gran mayoría en completa normalidad.

Así lo dio a conocer el Secretario de Educación del Distrito de Santa Marta Antonio Peralta Silvera, quien manifestó que esto se debió en gran parte a que las autoridades han garantizado la seguridad y por eso hubo completa normalidad en las clases de las instituciones en la ciudad.

Sin embargo, resaltó que en donde se presentó ausencia en la población estudiantil, fue en la zona rural de la capital del Magdalena, en donde algunos padres de familia por decisión propia prefirieron no enviar a sus hijos a las instituciones educativas.

“El reporte que tengo es que hay normalidad académica en casi todas las instituciones educativas, en la zona rural es donde hay algunas dificultades. (…)Todos conocemos las situaciones diferenciadas que puede haber allá y se han abstenido algunos padres de familia de no enviar a sus hijos”, manifestó Peralta Silvera.

EN ALERTA

Por su parte, la Policía Metropolitana de Santa Marta, dio a conocer que se encuentran preparados, en alerta y trabajando arduamente para garantizar normalidad ante las presuntas amenazas de algunas organizaciones criminales a nivel país y que han sido difundidas a través de redes sociales.

“No permitiremos ningún tipo de amedrentamiento por parte de este grupo armado organizado” aseveró la Policía del Distrito.

También solicitaron a la ciudadanía brindar cualquier tipo de información frente amenazas de estos grupos criminales con el fin de prevenir situaciones anómalas que impidan el ejercicio de los derechos ciudadanos.

A su vez invitaron a la comunidad a no generar a no caer en desinformaciones y a no dar difusión a falsas noticias de dichas amenazas, que buscan generar miedo y zozobra entre los ciudadanos.

Asimismo, declaró el Gobernador del Magdalena, Carlos Caicedo quien hizo un llamado a todas las autoridades a suscribir una alianza para la adopción de medidas de protección integral para las comunidades, incluyendo a los líderes, lideresas, dirigentes, representantes y activistas de organizaciones políticas, sociales, populares, étnicas, de mujeres, de género, ambientales, comunales, de los sectores Lgbti y defensoras de derechos humanos que son la base esencial para la construcción de paz y la erradicación de cualquier tipo violencia en el departamento.

EN EL MAGDALENA

No obstante, en el departamento del Magdalena las Autodefensas Conquistadoras de la Sierra Nevada, ACSN, emitieron un comunicado en donde piden la calma al sector del comercio y transporte del Magdalena, Atlántico, Cesar y La Guajira.

“Debido a la actual situación que se viene presentando en el país, donde se le permite el libre actuar de las fuerzas subversivas del ELN, nuestra organización Autodefensas Conquistadoras de la Sierra Nevada, se encuentra en pie de lucha y abanderada en contra del terrorismo, la extorsión, el secuestro y el ataque a los bienes de la población civil. No permitiremos que en la zona donde estamos haciendo presencia se desarrolle el paro programado del 14 al 17 de febrero”, señaló la estructura criminal al margen de la ley a través del comunicado.

El panfleto, también pidió a la población mantener sus actividades diarias y comerciales en completa normalidad, puesto que, mantendrán controles y vigilancia permanente en las vías de los departamentos antes mencionados para evitar la incursión del terrorismo en la zona.

Se conoció que la misiva fue dejada a la entrada de Cerro Azul, en la Zona Bananera e indica que “A partir de la publicación del presente comunicado declaramos objetivo militar a quienes estén participando en estas actividades ilícitas, dentro o fuera de las cárceles y centros penitenciarios, igualmente a los colaboradores y familiares de reclusos que estén apoyando este tipo de conductas”.

El comunicado finalizó precisando que, “de antemano, expresarle a los ciudadanos de bien, líderes sociales y políticos que no deben temer, esto se hace con el fin de que vuelva a reinar la paz y la calma que ha gozado esta región. De igual manera, informar que no estamos en contra de las autoridades de orden nacional y municipal, por el contrario, queremos prestar un servicio a la comunidad y nuestros vecinos”.

Frente a este hecho la Coronel se pronunció y aseguró que estos panfletos lo que producen es minimizar el accionar del Estado en los diferentes sectores del departamento, “(…) y hemos demostrado que eso no es así, que la fuerza pública y el gobierno esta presente para garantizar la seguridad de la ciudadanía y no necesitamos de ese tipo de documentos, simplemente pierde veracidad en todo sentido, porque vamos a estar hoy y mañana vigilando las vías y el normal desarrollo de las actividades en los territorios rurales y urbanos para que se cumpla la seguridad”.

También podría gustarte