Firmada alianza por la seguridad, convivencia y derechos humanos

481

Son más de 15 compromisos los que se acordaron en este primer Consejo de Seguridad, los cuales les harán constante seguimiento para que se cumplan como quedaron plasmados en el documento final.

Por:
EMILY
BUSTAMANTE NÚÑEZ

El Magdalena cuenta con una alianza en seguridad, convivencia, derechos humanos y paz, firmada por el gobernador Carlos Caicedo y cada uno de los actores en la región y el nivel nacional, en aras de trabajar de manera articulada para lograr impactar de manera positiva en la calidad de vida de los ciudadanos.

En estos acuerdos que son más de 15, hacen parte el Ejército Nacional, la Policía Nacional, la Armada Nacional, Infantería de Marina, Dimar, Guardacostas, organizaciones civiles, alcaldes municipales, gabinetes departamental, distrital y municipales, comunidades afrodescendientes, indígenas, empresarios, gremios, entidades descentralizadas, Naciones Unidad, el Ministerio Público y la comunidad en general.

 “Lo que conformamos fue un documento conjunto que resume una serie de compromisos, donde la invitación para todos los actores es a trabajar de manera conjunta. Lo que estamos planteando no es que el Ejército y la Policía hagan primero su tarea y luego los demás actúen, aquí nos toca actuar todos al mismo tiempo, cada uno jugando un rol. Una zona es segura sí hay presencia de fuerza pública, pero no será segura de manera permanente si no hay inversión social, por eso tenemos que involucrar a todos los actores”, dijo el gobernador Carlos Caicedo.

LOS COMPROMISOS

Los compromisos son: Construcción del plan integral de seguridad y convivencia; brindar las garantías de seguridad operativa a los líderes y lideresas; implementar la estrategia de prevención de factores de riesgos que generen violencia e inseguridad en los territorios.

Asimismo, crear y fortalecer medidas que garanticen la atención rápida y efectiva que protejan a la comunidad en el marco del plan de seguridad; incrementar el pie de fuerza en Zona Bananera y en la parte sur del municipio de Pueblo Viejo; el fortalecimiento de la Policía Nacional para la seguridad de líderes y lideresas.

De igual forma, garantizar la seguridad de autoridades tradicionales en la Sierra Nevada; la presencia efectiva de la fuerza pública en la Ciénaga Grande para garantizar derechos ambientales que están siendo vulnerados por algunos pocos; plantearon la creación de la gerencia para asuntos étnicos, políticas públicas y en materia social.

Por otro lado, se habló de la creación del consejo consultivo y de concertación de comunidades étnicas, afrocolombiana, raizales palenqueras; el reconocimiento de las comunidades negras; crear el observatorio de derechos humanos, de seguridad y convivencia.

Además construir una casa de refugio para la mujer vulnerada; garantizar asistencia de la UNP, Fiscalía y comité de seguimiento a los comités de seguridad; el cumplimiento de protocolo de operativos para el magisterio; la intervención psicosocial en las zonas con problemas de convivencia que permitan la recuperación del tejido social y comunitario.

También el acompañamiento de la Oficina de Paz de la Gobernación del magdalena a los sujetos de reparación colectiva; la protección a las comunidades campesinas y étnicas ubicados en territorios estratégicos; generar proyectos productos y de emprendimientos; comedores comunitarios en los corregimientos y veredas para mitigar la pobreza extrema, entre otros aspectos.

LOS ACTORES DE LA ALIANZA

El diputado Rafael Noya, señaló que “nosotros estamos dispuestos hacer los aportes necesarios para la seguridad del Magdalena desde la duma departamental. La tarea que tenemos es buscar los mecanismos de cómo garantizar la inversión que se debe realizar en materia de seguridad, estamos estudiando la Ordenanza de la tasa de seguridad haber si se puede retomar y hacer todo lo necesario para que podamos con los gremios empresariales y la sociedad civil recaudar esos dinero que garanticen la seguridad a los magdalenenses”.

El coronel Oscar Solarte, comandante de la Policía Metropolitana de Santa Marta, señaló que “hicimos una exposición de la política de convivencia y seguridad ciudadana, debido a que es muy importante la interiorización de esta política macro que trae unas responsabilidades subsidiarias a todas las instituciones y en especial a los entes gubernamentales, con el fin que verdaderamente demos un cambio transcendental”.

Jeniffer del Toro, activista social, señaló que “desde las organizaciones de la sociedad civil en el amplio movimiento social del Magdalena de manera concertada y participativa comprobamos que persisten en el territorio unas problemáticas que afectan la seguridad y la convivencia, lo que le hemos dicho al Gobernador y a las autoridades presentes, es que el concepto de seguridad tiene que ser ampliado. En el Magdalena el modelo basado exclusivamente en la militarización de los territorios no ha funcionado, eso lo comprobamos con el asesinato de la lideresa Maritza Quiroz”.

El secretario de Seguridad y Convivencia del municipio de Sitio Nuevo, señaló que “en representación del Departamento hablé de los altos índices de abuso sexual, violencia intrafamiliar y de género en el Magdalena, esto es una preocupación latente donde se están vulnerando muchos derechos”.

Por su parte, el secretario de Gobierno de Ciénaga, sostuvo que “me tocó exponer el tráfico y microtráfico en algunos sectores del Magdalena, ojalá no existieran pero existen. Le hacemos un llamado a la institucionalidad, debido a que esta problemática afecta a los municipios del Departamento, donde denunció que este flagelo se está presentando dentro de las instituciones educativas, no podemos permitir que nos envenenen a nuestros estudiantes y lo más grave es que hay indicios que presuntamente los docentes están involucrados en estos hechos”.

LAS PETICIONES DE LOS ALCALDES

El alcalde Ariguaní, David Farelo, precisó que “en este espacio todos tuvimos la gran oportunidad de expresar y socializar cuál es la situación real de seguridad en nuestro municipio que es un tema neurálgico que está ocurriendo en el Departamento, es una línea transversal que nos está azotando; con intervenciones de la Policía Departamental se han venido realizando unas acciones y estrategias que ha conllevado a mejorar el tema en Ariguaní”.

Asimismo, sobre el caso del asesinato del joven Maikol, Farelo, dijo que “mi petición especial al Gobernador y a todas las entidades es la justicia que queremos para el caso del joven Maikol que fue asesinado el pasado 23 de diciembre y fue encontrado el 24 en una trocha con puñaladas. Como alcalde exijo a las entidades que están a cargo del proceso investigativo celeridad en el proceso para que podamos esclarecer el caso y dar con los bandidos que cometieron ese crimen”.

Por otro lado, el alcalde de Pivijay, Roberto Pérez, dijo que “muy importante que se realice este Consejo de Seguridad donde tenemos participación los municipios, donde particularmente queremos implementar estrategias en materia de seguridad que nos lleven a tener un territorio más seguro en aras que las autoridades estén pendiente de proteger a la gente y que la comunidad esté tranquila”.

Agregó que “estamos haciendo presencia en todos los corregimientos, recientemente recibimos la visita de más de 57 miembros de la Policía, donde ellos estuvieron actuando con inteligencia e hicieron varias capturas en el municipio, estuvieron haciendo retenes, entrevistando a la comunidad y estamos tomando acciones preventivas y correctivas”.

PARTICIPACIÓN DE LOS INDÍGENAS

El gobernador de los pueblos indígenas de la Sierra Nevada, José de Los Santos Sauna, precisó que “participamos por nuestra seguridad y convivencia, donde estamos planteando que los pueblos indígenas deben garantizarle la seguridad del territorio; nosotros somos los pueblos que hemos aportado nuestras vidas en estos conflictos armados que han existido históricamente en el Magdalena y la Guajira, estamos manifestando que es muy importante la participación nuestra en este proceso de construir las estrategias para la seguridad y convivencia donde no solo nos beneficiamos lo indígenas sino toda la ciudadanía”.

Añadió que “nosotros nos hemos visto afectados por defender el agua, defender el territorio y defender nuestros derechos, por eso se requiere nuestra participación para construir estas acciones donde prime la seguridad”.

El comandante de la Policía del Magdalena, Samir Pava, indicó que “precisamente la construcción y el aporte significativo con todo el insumo necesario para que en coordinación directamente con la primera autoridad del Departamento podamos generar una sola línea de trabajo que nos permita orientar todos los esfuerzos y capacidades para mejorar las condiciones de seguridad”.

También dijo que “nosotros hemos diseñado un decálogo claro y dirigido atender las necesidades latentes de la comunidad del Magdalena, con base en eso hay unas estrategias que se van a dar a conocer para ir solucionando articuladamente todos los problemas para atacarlos sobre un riesgo social identificado”.

También podría gustarte