Alarma por la cifra de reclutamiento forzado de menores de edad

255

Se estima que más de 400.000 niños y niñas menores de 5 años se han visto afectados por hechos relacionados con el conflicto armado como desplazamiento, actos terroristas o reclutamiento forzado, entre otros. Además, 2.271 han sido víctimas de homicidio en el marco del conflicto.

En la conmemoración del Día contra la vinculación de niños, niñas y adolescentes en el conflicto armado, la organización Coalico y Save the children, presentaron un informe sobre el panorama en el país con una y las cifras siguen siendo alarmantes. Entre enero y junio de 2019, se registraron 266 eventos del conflicto armado, de los cuales 126 implicaron reclutamiento forzado a niños, niñas y adolescentes, siendo esta la cifra más alta registrada en las últimas dos décadas.

Así mismo, se estima que más de 400.000 niños y niñas menores de 5 años se han visto afectados por hechos relacionados con el conflicto armado como desplazamiento, actos terroristas o reclutamiento forzado, entre otros. Además, 2.271 han sido víctimas de homicidio en el marco del conflicto.

Por el momento, no es factible precisar el número de niños y niñas reclutados, ya que aún hay un subregistro de esta problemática debido al asentamiento en zonas apartadas, el temor a denunciar y el desconocimiento sobre los procesos de reintegración.

“Cada día luchamos porque ningún niño o niña sea reclutado, porque es un niño que perdemos como sociedad. Protegerlos es deber del gobierno y de la sociedad en general”, menciona María Paula Martínez, directora de Save the children Colombia.

Las dos organizaciones hacen un llamado para que se fortalezcan los entornos de protección con el fin de evitar que los niños y jóvenes vean la violencia como una opción de vida mediante el reforzamiento de los espacios educativos.

El total de muertes causadas por estos efectos indirectos de la guerra a nivel mundial ha aumentado a 870.000 cuando se incluye a todos los niños y las niñas de menos de cinco años.

Además, tras analizar los datos disponibles, Save the children ha concluido que, entres 2013 y 2017, casi 175.000 combatientes murieron en los conflictos. Por ahora, la organización está instando a que un órgano independiente investigue y analice todas las violaciones del derecho internacional humanitario y de los derechos humanos, en particular los derechos de los niños y las niñas.

Escuelas seguras, una herramienta para evitar el reclutamiento

“Debemos salvaguardar el derecho a la educación como principal fuente de protección para los niños, niñas y adolescentes. Un niño educado es un niño que le quitamos a la guerra y que por ende va a superar los ciclos de pobreza”, resaltó Martínez.

Desafortunadamente, el conflicto armado que vive Colombia desde hace medio siglo ha tocado también a instituciones educativas, estudiantes y docentes, así como a las comunidades en general.  Durante el primer semestre de 2019 se monitorearon 21 eventos de violaciones e infracciones contra el derecho a la vida e integridad personal de niños, niñas y adolescentes. De estos, nueve corresponden a homicidios y 12 a lesiones.

Las dos organizaciones han pedido al gobierno colombiano que se comprometa con la educación y firme la Declaración de Escuelas Seguras para dar un apoyo político amplio a la protección y a la continuidad de la educación como derecho en contextos de conflicto armado colombiano.

También podría gustarte