Calamidad pública por 4 meses ante la fuerte escasez de agua

331

Con una alerta temprana de calamidad pública y esta serie de acciones el Distrito espera que el nivel de déficit de agua durante los próximos cuatro meses de sequía, se logre disminuir y así su impacto negativo en la ciudadanía.

POR
GIANCARLOS
VILLARREAL LARIOS

Con un plan de contingencia que tendrá como centro el control de los caudales, instalación de infraestructura y campañas de uso razonable del líquido, la Alcaldía distrital junto con la Essmar anunciaron la activación de una serie de medidas que permitirán mitigar la temporada de sequía que desde diciembre del 2019 afecta a los hogares samarios, y ya mantiene según las autoridades por lo menos 50 sectores de la ciudad con problemas de abastecimiento de agua.

Asegurando que este plan permitirá reducir el impacto que genera la temporada seca en el suministro del acueducto de la ciudad, la alcaldesa Virna Johnson señaló que estas acciones sumadas a los próximos planes a desarrollar en los próximos meses en materia de infraestructura supondrá que por lo menos el déficit para esta época en materia litros de agua por segundo se vea reducido así, y redunde en menos horas y sectores sin agua.

 “Todas estas acciones nos permitirán recuperar un caudal de por lo menos 135 litros por segundo (…) sabemos que lo que se necesita es una solución a largo plazo y por eso seguimos trabajando en equipo con el Ministerio de Vivienda, la otra semana tendremos avances en el proyecto de la nueva planta El Curval, porque este es el gobierno en el que el problema del agua se va a acabar”, señaló la mandataria local.

Entre los indicadores que maneja el Distrito, durante las épocas de sequía a través de las plantas de tratamiento se manejan 1.000 litros por segundo, lo que supone un déficit de 1.000 litros por segundo, es decir, 500 litros más a los que ya hacen falta durante las condiciones de normalidad en los afluentes que abastecen el acueducto de la ciudad.

Al respecto el gerente de la Essmar, José Rodrigo Dajud manifestó que, “la principal tarea es recuperar los caudales, a partir de estos días se ha venido trabando en las cuencas, esto combatiendo las conexiones ilegales. Este plan de contingencia está programado para que actúe sobre tres a cuatro meses”, dijo.

HABILITACIÓN DE TANQUES ELEVADOS

Dos tanques elevados serán puestos en funcionamiento en los sectores de las Tres Cruces y el denominado de Café Sello Rojo, que con una inversión superior a los $320 millones permitirán beneficiar, según señalaron, a más de 230 mil habitantes de los barrios colindantes.

Según la alcaldesa Johnson serán en total 14 los nuevos tanques de 10 mil litros que se tienen programados para instalar en varios sectores de la ciudad, que se han evidenciado son los que mayormente sufren ya sea por la poca presión a través de las redes; esto con una inversión de $77 millones.

Estos se sumarán a los 22 tanques ya instalados desde el año pasado que benefician ya a más de 30 mil samarios.

LUCHA CONTRA CONEXIONES FRAUDULENTAS

Entre los más grandes problemas que se tiene en el servicio de acueducto y en el que indicaron las autoridades se mantendrán e incluso aumentarán los operativos contra las conexiones fraudulentas en las redes de acueducto, para lograr reducir aún más el índice de pérdidas que sigue por encima del 50%.

Según las cifras precisadas por la alcaldesa distrital, en la actualidad hay 110 mil usuarios conectados legalmente a las redes, mientras que hay otros 10 mil aproximadamente que lo hacen de forma ilegal, por lo que entre algunas acciones se pretende aumentar a diciembre de este año a 115 mil usuarios interconectados de forma legal.

 “Seguiremos luchando contra las conexiones ilegales de los ríos Piedras y Manzanares, estas acciones que el año pasado permitieron recuperar caudales cerrando empresas fraudulentas que estaban conectadas a las redes. Esto no puede continuar”, dijo la alcaldesa Virna Johnson.

Asimismo, se instalarán bombas sumergibles en las captaciones de los ríos Piedra y Manzanares y continuarán con los operativos contra las conexiones ilegales en estos ríos.

USO RACIONALIZADO

Tal como ocurrió el año pasado cuando se anunció la calamidad pública, los lavaderos de carros y motos, fueron uno de los comercios que entró bajo la medida de pico y placa los días miércoles para racionalizar el uso del vital líquido.

 “Nosotros iniciaremos la próxima semana con unos pico y placas para los lavaderos, buscando el tema de eficiencia en el tema de las aguas, hay que ser conscientes de lo que se viene con la época de sequía; todo esto estará acompañado de campañas de uso eficiente del agua por parte de los samarios”, señaló el Gerente de la Essmar.

También podría gustarte