“61 mil habitantes se verán beneficiados con el acueducto Sur-Norte”

314

Este proyecto de infraestructura estará acompañado de dos nuevas y próximas intervenciones a esperas de aprobación por parte del Ministerio de Vivienda.

POR
GIANCARLOS
VILLARREAL LARIOS

Tras la aprobación por parte del Ministerio de Vivienda a través del Viceministerio de agua y Saneamiento Básico, la Alcaldía distrital junto con la Essmar, dieron inicio a las obras de conducción Sena-Troncal-La Lucha, para conectar los sistemas Sur y Norte, con un caudal promedio de 135 litros por segundo, provenientes de la Plante ‘El Roble’.

El inicio de estas obras que tendrán según lo programado un tiempo de ejecución de 60 días, con una inversión de $2 mil 447 millones, beneficiando a los habitantes de sectores como Manzanares, San Pablo, Pastrana, María Eugenia, Ciudadela 29 de Julio y El Pando.

“Esta es una línea de 14 pulgadas, son en total cerca de 5 kilómetros que se intervendrán, inicia en el Sena agropecuario, hasta el sector de la Lucha donde conectará con una línea de distribución hasta el barrio Manzanares, permitirá continuidad de 5 horas, y el agua que se enviaba de la línea norte, es decir, de la Planta de Mamatoco será redirigida hasta otros barrios de la ciudad”, señaló el gerente de la Essmar, José Rodrigo Dajud durante el evento desarrollado en el kilómetro 5 de la Troncal del Caribe vía a Gaira.

Precisamente, sobre el impacto que tendrá esta intervención no tan solo de forma directa en los barrios que mencionados, sino en los sectores a donde será redirigida el agua que se suministraba a estas, la alcaldesa Johnson manifestó que se está consiguiendo lo establecido en la hoja de ruta pactada desde la administración anterior.

 “Esta obra va a redundar que el sector del sur siempre ha sido el que ha tenido un caudal mas constante y beneficioso para ese sector, mientras que el sector norte tiene menos caudal y el mayor número de usuarios, el poder hacer esta interconexión va a permitir que se genere un mejor caudal para la zona norte (…) lo que vamos a buscar es que más de siete barrios tendrán una continuidad diaria de 6 a 7 horas diarias de agua”, aseguró Virna Johnson.

 Como acción complementaria se iniciarán unas adecuaciones en las plantas de Manzanares y El Roble, que permitirá aumentar la capacidad de estas, y resultará en una continuidad en la prestación del servicio.

Cabe indicar que este proyecto de infraestructura estará acompañado de dos nuevas y próximas intervenciones a esperas de aprobación por parte del Ministerio de Vivienda, las cuales son; la ampliación de la Planta de El Roble y la construcción de la Planta en el Curval que impactarán en el mediano plazo en el suministro de agua.

“Con el proyecto de El Curval en sus tres fases construidas tendríamos unos 1.600 litros por segundo, que sumados a los 1.500 que ya tenemos entre las otras medidas, ahí comienza el tema del agua por los próximos 30 años a ser normalizados, que también nos toca trabajar en esquemas de distribución y alcantarillado, pero ya empezamos a trabajar”, agregó la alcaldesa Virna Johnson.

Los siguientes proyectos serán la ampliación de la PTAP ‘El Roble’, en miras de aprovechar la buena producción hídrica del Río Gaira, aumentando la capacidad de tratamiento de 380 a 550 litros por segundo. La inversión, en esta ocasión, será de unos $5.500 millones, con una duración de seis a nueve meses.

Por último, el tercer proyecto tiene como objetivo potencializar la producción hídrica de la PTAP ‘Pozos de Gaira’, mediante el tratamiento y retiro de minerales (hierro y manganeso), puesto que éstos ocasionan que el agua de algunos pozos del acuífero no sea apta para el consumo humano. El caudal máximo que podrá tratar esta planta compacta será de 105 litros por segundo, el valor aproximado de las obras estará entre los $5.000 y $6.000 millones, y su duración será de dos a tres meses.

También podría gustarte