En 1.500% crecieron las capturas de venezolanos

1.235

Solo 7 de los más de 700 capturados fueron enviados a la cárcel Rodrigo de Bastidas debido a la no posibilidad de individualización y de identificación de estos, por no estar regularizados.

POR
GIANCARLOS
VILLARREAL LARIOS

La preocupación por los casos de hurtos y homicidios en los que se han visto involucrados ciudadanos de nacionalidad venezolana, a raíz del reciente caso ocurrido en al barrio Luis R. Calvo se mantiene latente, ante eso las autoridades realizaron un Comité de Trabajo Interinstitucional con miras a tomar acciones sobre esta situación.

Precisamente en este espacio y durante su intervención la secretaria de Seguridad y Convivencia, Sandra Vallejos Delgado presentó las cifras de ciudadanos de esta nacionalidad que desde el 2016 se han visto inmersos en estas acciones. En total solo en el año 2019, 374 fueron capturados entre otros delitos por aquellos relacionados con porte de estupefacientes, hurto a personas, comercios; violencia intrafamiliar entre otros.

La alerta más allá de las cifras radica en las posibles alianzas entre estos ciudadanos con bandas que ya venían teniendo presencia en algunos barrios, haciendo parte de estos grupos que se dedican a los robos por oportunidad e invasiones en varios sectores de la ciudad.

“Se están formando guetos y bandas que se dedican a invadir terrenos y predios públicos y cerros de la ciudad, prácticamente hay un contubernio entre los que se decían a las invasiones utilizando a los venezolanos para que estas crezcan”, dijo la Secretaria de Seguridad.

Según las cifras entregadas por las autoridades de las 1976 capturas que se realizaron durante todo el 2019, el 10% equivalen a aquellos de nacionalidad venezolana, las cuales han aumentado desde el 2016 de 23 capturas a 374 el año anterior, es decir, un 1.526% de incremento; solo en lo que va del 2020 ya se han capturado a 65 personas, de la cuales el 91% son hombres.

Entre los delitos en los que más se han visto involucrados en lo que va del 2020, estos ciudadanos son: porte de estupefacientes con 19 casos, 11 hurtos a personas, 8 hurtos a entidades comerciales, 5 violencia intrafamiliar, 3 lesiones personales, 2 daño en bien ajeno, 2 con porte ilegal de armas de fuego y 2 inmersos en homicidios.

Al respecto, el comandante de la Policía Metropolitana de Santa Marta, coronel Oscar Solarte manifestó cifras relacionadas sobre casos en los que migrante han resultado víctimas, por ejemplo en el 2019 17 fueron asesinados, 11 de estos con armas de fuego y 6 con arma blanca.

De igual forma, señalaron que se están investigando una posible red de trata de personas, que se hace a nivel regional, las transportan a Cartagena o Barranquilla, luego La Guajira y las traen a la ciudad, según las autoridades esta práctica sería para intentar no dejar un rastro.

El 58% QUEDA EN LIBERTAD

De acuerdo a la coronel en calidad de retiro y que hoy ejerce la cartera de Seguridad y Convivencia, en la actualidad hay un ciudadano venezolano capturado que lleva más de dos años en un Centro de Reflexión.

 “Nos enfrentamos a problemas con que estos capturados no están de forma regular, están sin identificar, en estos momento tenemos tres capturados que cometieron homicidios, que se van a vencer los términos porque no hemos podido trascender en el proceso de la individualización (…) esto se ha vuelto un problema”, indicó Vallejos Delgado.

Otro de los problemas de esto es el corte de las relaciones diplomáticas con el Gobierno de Venezuela que ha supuesto que el trabajo articulado junto con Interpol para lograr la identificación y posterior continuación de estas etapas hoy se vea aún más lleno de problemas.

Para Sandra Vallejos, el tema si bien se trata de personal, debe contar con un plan de acción y atención a nivel judicial, teniendo en cuenta que cerca del 58% de los capturados son dejados en libertad, y solo el 23% recibe una condena ya sea privativa o no de la libertada, generando lo que cataloga la Secretaria de Seguridad una actitud de “pasarse por encima” las autoridades en la ciudad.

POSIBLES RETALIACIONES

Según señaló el secretario de Gobierno, Adolfo Bula la preocupación de las autoridades también radica en la posible actuación de la misma ciudadanía y tomar acciones por su cuenta agravando los hechos de intolerancia.

 “El llamado que nos hace la ciudadanía es a que las autoridades tomen acciones o ellos mismos entrarían a tomar acciones, y eso se convierte en una preocupación para nosotros, porque no podemos permitir estos comportamientos, los garantes de la seguridad y el orden somos las autoridades, por eso también es necesario desarrollar rutas de abordaje de estas problemáticas”, señaló el funcionario distrital.

También podría gustarte