HACIA DÓNDE VA LA ESCUELA?

279

Un conocido dicho común deambula por salones y pasillos de los eventos académicos , es comentario de corrillo , pero todavía no hemos sacado las consecuencias , dice : “ La actual escuela de formas modernas y de incertidumbres posmodernas que sigue enseñando contenidos del siglo diecinueve ,con profesores del siglo veinte , a estudiantes del siglo veintiuno, colapso hace algún tiempo frente a la angustia de que decisiones concretas adoptar frente a la complejidad de la vida actual, porque no puede reproducir y ni siquiera simular los ambientes reales entre sus estrechos muros ”.

Frente a esta situación ,alguna vez le escuche decir a un profesor de humanidades de Bogotá , frente a la critica que habitualmente le hace el Estado y la sociedad a los docentes como únicos culpables de la crisis de la educación que “en una escuela  hacinada que soporta el bullicio de mas de mil estudiantes y de mas de veinte conflicto al día , intentar seducir a unos estudiantes que no quieren saber nada porque no ven nada claro , es un heroísmo en un escuela autoritaria que encierra todas las posturas desde discursos veintejulieros hasta posturas radicales  de pedir todo a cambio de nada”.

Asistimos, a la etapa dramática de tener una escuela bombardeada por la crisis social, asediada por la jornada única, limitada por la falta de presupuesto y, más grave aún; confundida en como pensar el quehacer educativo. ¿qué razón de ser le asiste en estas condiciones cuando sus posibilidades de existir parecen mínimas? No es exagerado decir que por la escuela no pasa nada interesante; hace veinte años un estudiante desescolarizado decía que “la educación es como un cheque posfechado que al cambiarse sale falso”.

Frente a esta sin salida, la escuela mas temprano que tarde tendrá que entablar un diálogo franco con la comunidad educativa y si es el caso cerrarse unos meses, “declararse en cuarentena frente al virus del aburrimiento y pensar sobre la pertinencia de su papel”.

Yo creo , que la escuela debe enseñar primero que todo ¿quiénes somos como especie humana y porque estamos en este mundo?, a unos estudiantes despistados por el consumismo, lo que equivale a actuar sobre la subjetividad con sistemas sencillos de enseñanza mediante talleres prácticos en pequeños grupos , como si estuviéramos en un sala de redacción o en un taller de cine donde los participantes a través de su historias de vida reconstruyen su ser compuesto de dimensiones  psicológicas, lógicas , afectivas, agrupadas en un conjunto de procesos que no han logrado las mejores relaciones porque nunca han conversado . Todo ser humano es complejo , porque está atravesado por esas dimensiones , pero ante esa complejidad, la pedagogía debe plantear una metodología sencilla y simple en la proyección de la personalidad , la reconciliación del cuerpo con la educación y una relación proactiva de conocimientos y saberes de los agentes escolares (estudiantes , padres , maestros ), que van desde conocimientos racionales hasta saberes simbólicos tradicionales e incluso ancestrales ,que nunca son tenidos en cuenta en las clases .

Por eso, es urgente abrir la escuela, no precisamente para que se entren los ladrones, sino para que se cuele la vida entre sus muros y ventanas.

Si eso no se hace, la escuela estaría caminando hacia el abismo de manera voluntaria como hacen ciertos suicidas, pero esto requiere la colaboración del Estado y del conjunto de la sociedad, que muchas veces, lo único que les interesa es que los alumnos estén encerrados, recibiendo instrucciones y pautas de repetición que no les interesa.

También podría gustarte