200 menores de edad están en condición de calle y mendicidad

318

Parados en semáforos pidiendo dinero, cargados mientras adultos mendigan o simplemente sentados en cualquier andén a la intemperie esperando algún “acto de caridad” se ha convertido en una situación de todos los días ver a los menores en las calles.

Las denuncias por la alta presencia de menores en las calles del Centro Histórico de la ciudad, no solo sentados o acostados en los andenes y las plazas y los parques, sino también ejerciendo la mendicidad, mantiene las alertas en las autoridades y los gremios turísticos de la ciudad ante el impacto que estos genera al sector y la problemática social en la que se ha convertido esto.

Durante el más reciente encuentro entre las autoridades distritales, departamentales y funcionarios de Migración Colombia, nuevamente varios de los propietarios de restaurantes, hoteles y bares en esta zona de importancia turística manifestaron e hicieron el llamado para atender y acabar con esta situación en la que se encontrarían no menos de 200 menores.

“Sumado al tema de la informalidad en el Centro Histórico, se nos ha venido aumentando desde hace varios meses el tema de los niños en condición de calle, realmente esta situación es grave, estos menores están siendo abusados, están siendo alquilados y explotados, en horas de la madrugada transitando por las calles”, señaló una empresaria de este sector durante una reunión desarrollada en la Alcaldía Distrital con el objetivo de crear estrategias para atender esta población en articulación con el Gobierno Nacional.

El panorama descrito por los comerciantes es de niños parados en semáforos pidiendo dinero, cargados mientras adultos mendigan o simplemente sentados en cualquier andén a la intemperie esperando algún “acto de caridad” se ha convertido en una situación de todos los días ver a los menores en las calles de la ciudad, y que desde hace varios meses ha venido siendo denunciado masivamente por la ciudadanía, y a la que poco o nada contundente han sido las estrategias de las autoridades para acabar con este deplorable fenómeno.

Entre las situaciones denunciadas y que presuntamente vendrían ocurriendo en el sector en materia de la exploración laboral de los menores, aseguran que zonas como el Camellón de la Bahía, Parque de los Novios son los sectores donde en mayor medida se evidencia de forma diaria el fenómeno.

“Hacemos un clamor al Gobierno Nacional como ciudad, porque estamos siendo afectados, no todos los migrantes tienen malas acciones, pero es necesario que se tomen cartas en el asunto contra quienes vienen a delinquir, (…) el Centro necesita una intervención pronta, para que así seamos un modelo que termine siendo aplicado en otras regiones”, agregó la empresaria.

EL RODADERO TAMBIÉN SUFRE

En otros de los puntos donde se estaría presentando de igual forma esta problemática es el sectores turístico de El Rodadero, donde gremios señalan que la situación es aún más grave teniendo en cuenta que esto se suma a las riñas constantes que se presentan en la zona entre los mismos migrantes por la lucha territorial que se tiene.

“La afectación se ve en todos los ámbitos dentro de los cuales hay migrantes honestos, pero hay otros que participan en los fenómenos de criminalidad, venta de drogas y mendicidad y de informalidad”, señaló Iván Calderón, representante del gremio turístico quien agregó que la falta de articulación entre las instituciones también ha permitido que se acrecienten estos problemas.

Desde el Bienestar Familiar aseguran que están prestos en temas de servicio de asistencia y asesoría a las familias de los menores, para así gestionar la oferta institucional que permita garantizar los derechos inobservados y/o identificar aquellos que se encuentran amenazados o vulnerados y remitir a la autoridad administrativa competente según sea el caso.

Simultáneamente se han realizado reuniones con los agentes del Sistema Nacional de Bienestar Familiar, con el objeto de aunar esfuerzos en pro de la erradicación de toda clase de vulneración a esta población. El ICBF reiteró el llamado a los padres para que sus hogares sean verdaderos entornos de protección de los niños, niñas y adolescentes.

También podría gustarte