Paro ‘carnavalero’ realizaron los docentes

444

POR
LAURA
BUJATO CUAO

En medio de la celebración de la popular fiesta del Carnaval, se llevó a cabo la segunda y última jornada de paro nacional de 48 horas por parte del magisterio en la ciudad de Santa Marta.

Entre desfiles folclóricos, comparsas y al son de la música, los docentes del departamento del Magdalena y del Distrito de Santa Marta exigieron el cumplimiento de los acuerdos entre la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación, Fecode, y el Gobierno Nacional.

Del mismo modo, pidieron por la defensa de la vida de los líderes sindicales, sociales, populares, ambientales y garantías para el ejercicio de la profesión del docente, así como también, el derecho a la salud con dignidad para el magisterio colombiano.

Así lo dio a conocer el docente de la Institución Educativa Distrital El Líbano, Edwin Flores García, “esta jornada de protesta es la continuación del día de ayer, y tiene como principio el reclamo del derecho a la vida, a la salud y a los procesos dignos al interior de la escuela”.

Flores García señaló además que, “todos conocemos el tema de inseguridad y riesgo que ahora mismo está latente en toda Colombia, el magisterio es uno de los sectores más golpeados por este tipo de problemática; en el país durante los últimos 10 años han muerto más de 300 docentes, mientras que en los últimos 6 años la cuenta va en 44, entonces si es necesario el reclamo y la justa lucha, porque la vida es el don más valioso que tenemos”.

Por lo que bajo la premisa de que las muestras culturales son una forma agradable, pacífica e incluyendo para demostrar compromiso con las actividades, y en aprovechamiento de la coyuntura propia de la festividad caribeña, cientos de docentes se integraron a la jornada que inició con una magno movilización denominada ‘Carnaval por la Vida’, en donde desfilaron comparsas de diferentes instituciones educativas de la capital del Magdalena con mensajes alusivos al respeto de los derechos del magisterio colombiano.

Esta masiva movilización concluyó para los docentes en el Parque Bolívar, más exactamente frente a las puertas de la Alcaldía de Santa Marta, en donde al ritmo y al son de la papyera bailaron y cantaron arengas que clamaban por el respeto a la vida y la salud de los docentes.

“El paro nacional de los maestros tiene un título, y ese es la escuela territorio de paz, democracia, valores y la preservación de la vida, por lo que con estas muestras culturales esperamos que el Gobierno Nacional brinde las garantías al magisterio colombiano en lo concerniente a la preservación de la vida”, precisó María del Carmen Ceballos, presideta del Sindicara de Educadores del Magdalena, Edumag.

CON LA SALUD NO SE JUEGA

Pero también, se hizo un llamado al Gobierno Nacional para que atienda el precario, triste y grimoso servicio de salud con el que aseguran cuenta el magisterio a nivel nacional.

“En Santa Marta una cita de medicina general tarda hasta 5 días en volverse efectiva y si hablamos de citas con especialistas, estás están en un promedio de hasta 6 y 7 meses para poderse hacer efectivas”, aseguró Edwin Flores García, docente de la Institución Educativa Distrital El Líbano.

Situación que corroboró la presidenta de Edumag, “(…) queremos que los pésimos servicios asistenciales de la Clínica General del Norte sean visibilizados y mejorados en su totalidad, el derecho a la vida no solo se viola cuando se arranca la vida los maestros, sino también, cuando no se les brinda una atención médica oportuna”.

De acuerdo con Flores García, citas con especialidades como otorrinolaringología, ginecología, oftalmología y optometría entre otros, son procesos lentos, tortuosos y dispendiosos, “(…) hasta el punto en el que los docentes tienen que amarrarse a la clínica para exigir un beneficio, cuando la salud es un derecho fundamental, un docente sin salud es un docente que no va a laborar en las condiciones en la que se merecen los estudiantes”.

El docente agregó además que con esta lucha se está buscando la mejoría para el sector educativo, mejoría que se va a ver reflejada en las aulas, los estudiantes y padres de familias.

MEJORAR LA INFRAESTRUCTURA

Por otro lado, las insuficiencias y debilidades del sistema educativo en Santa Marta son varias y notorias, una de ella es en la parte de infraestructura en donde principalmente la deficiencia radica en que las mismas son antiguas y no son suficientes para la población estudiantil que actualmente maneja el Distrito de Santa Marta.

A esto se le suma la falta de personal docente y administrativo que enfrente la capital del Magdalena, faltante que asciende actualmente a 300 docentes, lo que genera un negativo en la educación samaria.

 “Hoy en día en cada escuela hacen falta entre 6 y 7 docentes, y ni que decir del personal administrativo, hay escuelas sin personal administrativo, existen instituciones sin celador, sin secretaria y sin auxiliar de servicios generales, y a veces quienes lo tienen resulta insuficiente como es el caso de IED de El Líbano”, manifestó Flores García.

De acuerdo con el docente de esta institución, la escuela solo cuenta con un auxiliar de servicios generales para atender a una población de 1.158 estudiantes en tres jornadas, una situación que genera insuficiencia y debilidad en la educación.

“El mensaje más contundente que queremos enviar sería que tengan el mayor de los compromisos con el sector educación, eso arranca en el presupuesto, pues cuando se reduce el presupuesto de educación no va a haber calidad, cuando se reduce la nómina, cuando piensan en contratar por hora o en ‘tercerizar’ proceso no va a haber calidad, es una escuela que según la norma dice gratuita y de calidad, eso es difícil que se cumpla mientras no haya un compromiso a nivel nacional”, puntualizó el docente de la IED El Líbano.

A nivel distrital y departamental, Edwin Flores García pidió que las administraciones entiendan que la escuela es la base del principio educativo, del principio de formación, de lo moral, de lo ético, “como vamos a enseñar a nuestros niños a ser mejores personas desde el hogar y la escuela, si violan los derechos de los educadores de este país”, concluyó.

Cabe resaltar que durante este cese de labores que duró 48 horas, también se estuvo exigiendo la sensibilización de la ciudadanía en torno a la Reforma Constitucional al Sistema General de Participaciones, SGP, y el cumplimiento cabal de los acuerdos pactados con el Gobierno Nacional.

Así como también, se mostró el rechazo a las amenazas y llamadas extorsivas de las que son víctimas los docentes en los tres entes territoriales del departamento, Ciénaga, Santa Marta y los municipios no certificados del Magdalena, por grupos al margen de la ley, en donde con nombres propios muchas veces están siendo señalados.

También podría gustarte