‘Exigimos que el ICBF cumpla los acuerdos’

413

Nuevamente las madres comunitarias del departamento del Magdalena realizan un plantón en señal de protesta a las afueras del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF, ubicado en la Avenida del Ferrocarril con 26-12, exigiendo que les sean reconocidos sus derechos laborales y pensiónales.

Elevando sus voces en señal de protesta, decenas de mujeres le hicieron saber a la entidad vinculada al Departamento Administrativo para la Prosperidad Social de Colombia, lo transitadas, engañadas y estafadas que aseguran sentirse, por el incumplimiento del acuerdo que indicaba el retorno a sus labores a más tardar el pasado 15 de enero.

Así lo dio a conocer Ibis Cárdenas, representante del sindicato de madres comunitaria del Magdalena, “nosotras estamos protestando porque se nos están violando nuestros derechos, hemos sido engañadas por el Estado, porque muchas compañeras no han sido contratadas hasta el día de hoy y se están violando los derechos principalmente de los niños quienes no ha podido asistir a los hogares de bienestar para ayudarlos a tener una mejor calidad de vida”.

De acuerdo con Cárdenas, esta es una situación que no solo sé está viviendo en la capital del Magdalena, sino también, en los distintos municipios del departamento como Zona Bananera, Ciénaga y Guacamayal, en donde los Hogares Comunitarios de Bienestar no han podido iniciar sus labores, ante la negativa de un contrato a las madres comunitarias.

“Las madres comunitarias están angustiadas, hay madres que tienen más de 30 años en esta labor, no es justo que ahora el ICBF viole los acuerdo que hizo con el sindicato a nivel nacional, exigimos que se nos respeten nuestros derechos, si no laboramos no tenemos salud, no tenemos nada en estos momentos”, indicó la representante del sindicato de madres comunitaria del Magdalena.

Son varias las mujeres que exigieron la definición de su situación laboral, asegurando que la incertidumbre en que se mantienen desde hace meses, no solo ha afectado sus bolsillos, sino también, ha traído complicaciones como el deterioro de la salud de muchas de ellas.

“Exigimos que nuevamente se les haga la contratación a estas compañeras para poder iniciar labores y poder atender a estos niños, quienes son los principales afectados por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF, que nos engaña diciendo que la contratación va a ser a partir del lunes, del martes y todavía es la hora, ya casi empezamos el mes de marzo y estas compañeras no han sido contratadas”, precisó Cárdenas.

PENSIÓN DIGNA

Pero además, las más de 70 madres comunitarias que se reunieron a las afueras de la entidad, protestaron por la pensión digna de decenas de mujeres ancianas que tienen más de 75 años y todavía el Estado no ha pensionado.

 “Peleamos por sus pensiones dignas, estas mujeres son madres comunitarias que tienen más de 32 años de labor a esta bonita profesión y todavía es la hora y no están pensionadas, cuando es un derecho que ya tenemos ganado desde hace años”, expresó Ibis Cárdenas.

Frente a lo anterior, Miledys Barrios, madre comunitaria desde hace más de 17 años, aseguró que, “no es justo que estas madres que han entregado toda su vida al cuidado de hijos ajenos ahora ya están viejitas las quieran sacar sin pensionarlas, si las quieren sacar que les den la pensión digna que el se merece”.

Asimismo Barrios señaló, “(…) nosotras dejamos nuestro hogar, nuestros niños por atender los ajenos y ya es hora que estas madres que no las quieren contratar, las jubilen para que estén tranquila y tengan una vejez digna”.

Pero además, con pancartas alusivas al respeto laborar, las mujeres exigieron que las comunitarias que transitaron sean contratadas nuevamente, “si no hay un lugar, que las contraten en sus casas, si hay es donde siempre han trabajado, pero que las vuelvan a contratar”, espetó Miledys Barrios.

AYUDA DE LOS GOBIERNOS

Cansadas de que todos los años tengan que realizar la misma protesta, las madres comunitarias le hacen un llamado a las máximas autoridades tanto distritales como departamentales, para dar solución a esta situación que las mantiene en la angustia y zozobra “Doctora Virna Johnson, usted está haciendo un proyecto en pro de la mujer, mire donde estamos ahora, sin almuerzo, con sol, sin agua, estamos totalmente mal, pidiendo y exigiendo por nuestros derechos que están siendo violentados, solicitamos su apoyo y ayuda”, manifestó una de las madres comunitarias afectadas.

De igual manera, solicitaron la colaboración del Gobernador del Magdalena, Carlos Caicedo, “(…) ayúdenos, solo estamos exigiendo el respeto de nuestros derechos, estamos desvinculando de la salud, a estas alturas de la vida no tenemos salud, no nos atienden, no nos dan medicamento”.

Cabe destacar que, hasta la edición del hoy el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar Regional Magdalena, no se ha pronunciado frente a esta situación.

También podría gustarte