Municipios del Magdalena se ‘mueren de sed’

669

POR:
GISSELL
CAMPO ACOSTA

El año 2020 inicia en Colombia con fuertes sequías en el norte del país, según el jefe de pronósticos del IDEAM, Daniel Useche Samudio, este nuevo año ha comenzado conforme con la climatología con condiciones secas en gran parte del territorio nacional, muy soleada con altas temperaturas del aire especialmente en la región Caribe “La temporada seca se espera se extienda hasta el mes de marzo, de aquí hasta esa fecha, se va a mantener la amenaza por incendios de la cobertura vegetal especialmente en sectores de las regiones Caribe y Orinoquia y en zonas de la región Andina”, aseguró el funcionario.

Debido a este fenómeno natural, el departamento del Magdalena ha venido padeciendo la falta de agua potable, especialmente en la zona rural, lo cual los tiene en emergencia, incluso en algunos municipios se ha declarado el estado de calamidad pública.

Por otro lado el IDEAM hace un llamado a los habitantes de estas zonas para que se abstengan de hacer quemas pre siembra o fogatas en zonas rurales o boscosas, de igual manera, dejar mal apagadas colillas de cigarrillos, o arrojar botellas de vidrios en zonas rurales ya que estos podrían generar conatos de incendios, que se propagan son difíciles de controlar debido a la falta de agua por estos días.

BAJOS NIVELES DEL RÍO MAGDALENA

El río Magdalena ya presenta niveles muy bajos y las autoridades ya emitieron los primeros llamados de atención, especialmente a los pescadores y las embarcaciones que diariamente navegan por el río Magdalena, es que en menos de una semana el principal afluente hídrico del país ha mostrado descensos considerables y lo peor del tema es que a la temporada seca aún le quedan por lo menos un mes.

Lo que resulta evidente son las extensas playas que ya empezaron a ser parte del paisaje en algunos municipios del departamento del Magdalena, lo que prendió las alarmas entre sus habitantes que viven de la pesca y del transporte fluvial.

Según lo manifestado por director de la Defensa Civil, seccional Santa Marta, coronel Karlotz Omaña, los niveles del río Magdalena está en 3.95 metros, cuando el río Magdalena está en invierno alcanza a tener hasta 7 metros con 40 cm de profundidad, quiere decir que está en un 55.% de su máximo nivel.

 “Nosotros como Defensa Civil, manejamos un control del río por todos los municipios del departamento por donde este pasa, o los que tienen incidencia sobre ellos, esto un trabajo de prevención que hace la Defensa Civil, permanentemente estamos verificando su nivel, hoy en día es bastante crítico por el intenso verano que se viene presentando”, manifestó el coronel Karlotz Omaña, director de la Defensa Civil del Magdalena.

EL RÍO NO SE HA SECADO

Por otro lado la directora del IDEAM, Yolanda González aclaró que el río Magdalena no se ha secado y que los descensos que se han presentado son propios de esta primera temporada seca del año. “El IDEAM aclara que el río Magdalena, no se ha secado, ha presentado descensos de los niveles propios de la primera temporada seca del año, es de aclarar que algunos afluentes, aportantes o zonas húmedas ribereñas, han presentado descensos significativos, en los próximos días y semanas entraremos en la transición de la primera temporada de lluvias, es decir, las precipitaciones que se irán presentando en el sur, el centro y el norte del país, incrementando los niveles del río a lo largo del territorio nacional”.

PREOCUPACIÓN EN SAN ZENÓN

Debido a los bajos niveles del río Magdalena, habitantes del municipio de San Zenón, se encuentran preocupados porque el lugar destinado para la pesca artesanal está completamente seco, situación que preocupa a los pescadores y agricultores de la región.

Los habitantes de este municipio piden una solución para que las embarcaciones puedan volver a navegar por el río Magdalena, porque hace tan solo cuatro meses el caudal tenía agua. “De verdad es que para nosotros es preocupante esta sequía puesto que afecta todo la ganadería, la pesca el transporte y como se pueden dar cuenta la situación que tenemos es preocupante, el llamado es para las autoridades competentes del ámbito nacional y departamental para que visibilicen esta problemática y nos traigan una solución que puede ser más efectiva que puede ser el dragado de este canal para que pueda ser nuevamente navegable”, manifestó Orlando Mejía, habitante de San Zenón.

Seguidamente dijo: “anteriormente este canal era navegable, transitaban embarcaciones medianas, pero ahora debido a la intensa sequía, transitan motocicletas, la gente pasa caminando, esto es algo que nos preocupa porque esta población sobrevive de la producción del río”.

Debido a la sequía algunas personas han aprovechado para extraer piedras, arena y demás elementos usados para la construcción, sin embargo, esto es algo que debe ser temporal, teniendo en cuenta que son más las familias que viven de la pesca y que no saben que hacer ante este fenómeno natural, además aseguran que no saben hasta cuando se presentará este problema, teniendo en cuenta que la temporada de lluvias está lejos.

CALAMIDAD PÚBLICA EN PIJIÑO DEL CARMEN

 Otro de los municipios que también se ha visto seriamente afectado por la falta de agua, es Pijiño del Carmen, donde su alcalde declaró el estado de calamidad pública.

“Nosotros desde principio de administración en enero mandamos un comunicado a Coorpamag, decretando la calamidad por la falta de agua tanto en la cabecera como en algunos corregimientos, ese proceso lo llevamos bastante adelantado, seguido a eso  hicimos una reunión convocamos todos los sectores afectados como la parte de salud, con el hospital porque también hubo brotes de Dengue, de la empresa de Aguas de Pijiño y la parte de los colegios se citó a cada uno de los sectores, todos estos manifestaron sus inquietudes sus problemas y  se planteó las posibles soluciones o las acciones a tomar para mejorar”, manifestó el alcalde municipal de Pijiño del Carmen, Carlos Machado.

La medida fue tomada teniendo en cuenta los bajos niveles de agua en los ríos que abastecen a la municipalidad en estos momentos se está por debajo de la captación que se tenía en el año anterior cuando se decretó la calamidad pública. Explicó que en el momento los caudales de las fuentes son muy bajos y que a las plantas de tratamiento no está llegando el agua necesaria.

 ALTAS TEMPERATURAS EN PLATO Y  ARIGUANÍ

 Contrario a lo que muchos piensan, Fundación no es el municipio del Magdalena más caliente, a pesar de la sensación térmica  en este lugar, según el reporte del IDEAM, los valores altos de temperatura del aire en la región Caribe mantienen al municipio de Ariguaní y Plato como unos de los más calientes, con una temperatura promedio de 40.6 grados y 41 grados respectivamente.

Frente a este panorama se han activado las alertas por parte de las autoridades correspondientes con el fin de prevenir enfermedades producidas por las altas temperaturas, como golpes de calor, insolación, entre otros.

Por otro lado los alcaldes, a través de los Consejos Municipales para la Gestión del Riesgo de Desastres, deben propender por la prevención y el control de los incendios, así como por adelantar brigadas para evitar la proliferación de vectores y estar atentos y monitoreando la dinámica de los caudales y volúmenes de sus afluentes de agua.

La mayor parte del departamento presenta clima cálido semiárido. En la franja costera el clima dominante es cálido árido. Al extremo sur y en cercanías de la Sierra Nevada la humedad aumenta, dando lugar a climas cálidos húmedos. Sobre las laderas de la Sierra se observan climas templados semiáridos en las laderas occidentales y templado húmedo, en las laderas enfrentadas directamente al mar Caribe.

RECOMENDACIONES

ANTE LA OLA DE CALOR

 La temperatura del cuerpo se mantiene dentro de un rango estrecho al equilibrar la generación de calor con la disipación de calor. La producción del cuerpo resulta tanto de procesos metabólicos como de la absorción de calor desde el medio ambiente. Cuando la temperatura en el interior del cuerpo se eleva, un centro ubicado en la profundidad del cerebro envía estímulos para producir sudoración y dilatar los capilares de la piel, y así bajar la temperatura.

Por otro lado El Ideam también hizo un llamado a la población a protegerse de la exposición directa a los rayos solares, entre las 9:00 de la mañana y las 4:00 de la tarde, pues debido a los bajos valores de ozono en la atmósfera, ha incrementado la radiación ultravioleta en la superficie, situación que podría generar implicaciones nocivas para la salud como, por ejemplo, cáncer de piel.

PLAN DE GESTIÓN DEL RIESGO DE LA GOBERNACIÓN

 La Gobernación del Magdalena, en cabeza de Carlos Caicedo,  a través de la Oficina de Gestión del Riesgo de Desastres, ha realizado recorridos por diferentes municipios del Departamento, con el fin de analizar los riesgos por la actual temporada seca que, de acuerdo con el Ideam, se extenderá hasta el mes de marzo.

Entre las acciones que se vienen desarrollando se encuentra la estructuración de un Plan de Gestión del Riesgo departamental, para evitar el desabastecimiento de agua. En este proceso se cuenta con la articulación del Viceministerio de Agua, para lo cual se tiene previsto inversión del Plan departamental de Agua y acciones para aumentar la resiliencia en los acueductos municipales.

 “Hicimos un recorrido por los diferentes municipios y encontramos que ya hay algunos que ya han presentado problemas de déficit de agua, que han llevado al desabastecimiento para las cabeceras municipales”, expresó Javier Pava Sánchez, jefe de la Oficina de Gestión del Riesgo de Desastres de la Gobernación del Magdalena.

El funcionario señaló que en el barrido se encontraron con declaratoria de Calamidad Pública en el municipio de Pijiño del Carmen y con municipios como San Sebastián de Buenavista y San Zenón, los cuales han solicitado apoyo de carrotanques por situaciones graves de falta de agua en sus cabeceras y algunos de sus corregimientos.

 Cabe señalar, además, que hay un estudio nacional de agua, realizado por el Ideam, que señala que 20 municipios, de los 29 del Magdalena, se encuentran en riesgo alto por desabastecimiento de agua, mientras que los nueve restantes, presentan riesgo medio y bajo.

También podría gustarte