´Fui víctima del ‘cartel de la toga’

604

Óscar de Jesús López fue detenido en el 2009 por la Fiscalía, al vincularlo con uno de los jefes paramilitares de la región. Fue condenado en enero de 2011, por la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, que le impuso una condena de 7 años y medio.

Óscar de Jesús López se convirtió hace más de diez años en uno de los referentes de casos de la corrupción de funcionarios públicos que se unían con los entonces jefes de los paramilitares para delinquir.

El suyo fue cuando ejercía como gobernador de Guaviare para el periodo 2008-2011, pero en el 2009 fue detenido por la Fiscalía, al vincularlo con uno de los jefes paramilitares de la región, Pedro Oliverio Guerrero, alias Cuchillo, como también con José Éver Veloza, más conocido como alias H.H.

Fue condenado en enero de 2011, por la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, que le impuso una condena de 7 años y medio por considerarlo responsable del delito de concierto para delinquir agravado por la conformación de grupos paramilitares.

Ya en libertad tras haber pagado su condena, el dirigente conservador del Guaviare habló sobre lo que él considera fueron las equivocaciones que le llevaron a estar preso. López, quien había sido representante a la Cámara por varios años, asegura que su proceso judicial estuvo cargado de irregularidades porque desconocieron pruebas que no fueron consideradas, como en el caso de la propiedad de la famosa finca La Argentina y de su inclusión en la Lista Clinton por esos presuntos vínculos con los paramilitares.

“Es que a mí me condenaron en la presidencia del exmagistrado Leónidas Bustos, el del ‘Cartel de la Toga’, cuando por lo menos el 90 % de los fallos que se produjeron fueron políticos y amañados. Aquí deben revisar esto en segunda instancia. Mis abogados y yo estamos estudiando colocar una tutela para que sea la Corte Constitucional la que entre a decidir sobre los dos fallos, el de la Sala Civil y el de la Sala Penal de la Corte Suprema”, sostiene.

También podría gustarte