Invertidos $ 4.000 millones en el cierre de los jarrillones

299

El cierre de los jarrillones  se realizó con sacos terreros y material de relleno.

 

Los municipios de El Retén, Zona Bananera, Fundación, Algarrobo y Aracataca resultaron afectados por la creciente súbita de los ríos que descienden de la Sierra Nevada

 

El Gobierno Nacional a través de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres, en atención a la emergencia presentada por la creciente súbita de los ríos que descienden de la Sierra Nevada, culminó obras de mitigación con el cierre de jarillones que inundaron municipios como El Retén y Algarrobo. Estas obras requirieron de aproximadamente $4.000 millones del Fondo Nacional de Gestión del Riesgo.

 Una vez se logró el cierre de los jarillones, se estabiliza la emergencia por inundaciones; estas obras de mitigación se realizaron con sacos terreros y material de relleno.  De esta forma, actuando en el marco de la Ley 1523 de 2012, se dio el soporte y la respuesta a las afectaciones que tuvieron varios municipios por las inundaciones generadas por el rompimiento de los chorros.

Las acciones que desarrolla la Unidad de Gestión del Riesgo, la Gobernación del Magdalena y las Alcaldías plantea tres etapas: la primera de ellas es la respuesta que irá hasta mediados del mes de noviembre, la estabilización hasta enero del 2018 y de ahí en adelante las obras que serán parte de la reconstrucción en especial las de Fundación y Aracataca que se tienen proyectadas para entregar finalizadas mitad del próximo año.

Además, cabe destacar que las declaratorias de calamidad pública le dan a la Gobernación y a la Nación actuar conforme a la Ley y generar todo un Plan de Acción Específico para soportar esta situación generada por las lluvias de la época.  Los proyectos de reducción y mitigación adelantados por la Unidad son ocho en el departamento con una inversión de más de $52.000 millones. Y también, desde la Gobernación se destinarán $23.000 millones de las regalías para complementar los proyectos de adecuación hidráulica con el fin de seguir disminuyendo la vulnerabilidad del Magdalena.

Por otra parte, la Unidad de Gestión de Riesgo destinó un soporte al banco de maquinaria de la Gobernación para hacer protección de muros y la limpieza necesaria.

 Así mismo, en agua y saneamiento, se movilizaron carro tanques y plantas de tratamiento de agua con la Cruz Roja a El Retén para generar a través de la empresa de aguas todo el proceso de estabilización y recuperación. 

 “La Unidad desde el 30 de octubre ha estado con técnicos y con recursos en los municipios afectados por las inundaciones. Le hemos pedido a los Alcaldes y a la Gobernadora que todo se base en la Ley 1523, que se haga en el marco de la declaratoria de calamidad, con base en el Registro Único de Damnificados, que por ningún motivo se aproveche la emergencia para sacarle réditos políticos, sociales y económicos y por eso los entes de control acompañarán este proceso” concluyó el director de la Unidad, Carlos Iván Márquez Pérez.

También podría gustarte