Coronavirus: contagian monos con el fin de encontrar cura para el Covid-19

620

Un grupo de monos fue contagiado a propósito con el coronavirus con el fin de encontrar una cura para la epidemia que deja más de 2.400 muertos a la fecha.

Gilead Sciences, con sede en California, está trabajando junto a las autoridades chinas en ensayos clínicos para determinar si el remdesivir, un fármaco utilizado por tratar el SRAS, es eficaz contra el nuevo coronavirus.

Un nuevo trabajo, publicado en la revista ‘Proceedings of the National Academy of Sciences’, revela que tres grupos de monos fueron expuestos a una vacuna antiviral experimental llamada remdesivir, con el fin de prevenir esta enfermedad.

La investigación con primates se da en medio de las crecientes críticas por el uso de animales para tratar enfermedades en condiciones deplorables al interior de los laboratorios de los Institutos Nacionales de Salud (NIH).

Dentro de los casos que más han sonado están unos ratones muertos de calor por una falla en el sistema de calefacción, y otros de hambre y sed porque a los investigadores se les olvidó darles comida o agua durante una semana y primates encerrados en una habitación donde las luces estaban encendidas las 24 horas del día durante casi cinco meses porque el gerente de la instalación tenía demasiado trabajo.

En esta oportunidad, los monos fueron divididos en aquellos tratados con remdesivir 24 horas antes de implantar la infección, aquellos tratados 12 horas después de la infección (cerca de la hora pico para la replicación del MERS en estos animales); y animales de control no tratados.

Los científicos observaron a los animales durante seis días, “todos mostraron signos de enfermedad respiratoria, pero a los animales tratados antes de la infección les fue bien: no hubo signos de enfermedad respiratoria, los niveles de replicación del virus en los pulmones fueron significativamente más bajos que en los animales control, y no hubo daño pulmonar”, asegura el Instituto Nacional de Salud que cita el informe.

Remdesivir ha protegido previamente a los animales contra una variedad de virus en experimentos de laboratorio. Se ha demostrado experimentalmente que el medicamento trata eficazmente a los monos infectados con los virus Ébola y Nipah. Este fármaco también ha sido investigado como un tratamiento para la enfermedad por el virus del Ébola en personas.

Los científicos del Instituto Nacional de Salud de los EE. UU. (NIH) confirman que tienen la esperanza de poder probarlo con la epidemia COVID-19, que es parte de la misma familia de virus.

Ante el nuevo coronavirus, la investigación se organiza y los proyectos se multiplican, tanto desde el sector público como desde los laboratorios privados.

Fuente: Sistema Integrado Digital
También podría gustarte