Aumentó consumo de combustibles

264

Las cifras señalan que durante enero-agosto de 2017, respecto al mismo periodo 2016, se observó un crecimiento en el consumo de combustibles: de 1% en gasolinas, de 5% en diésel y de 2% en jet.

 

La demanda de combustibles ha seguido en aumento, según el más reciente informe de la Asociación Colombiana del Petróleo, ACP.

El estudio realizado por el gremio recomienda que para garantizar continuidad en el abastecimiento, bajo la actual capacidad de refinación y las fluctuaciones en la producción de etanol, se ha requerido importar con regularidad gasolina y diésel, y ocasionalmente etanol y jet fuel.

Las cifras señalan que durante enero-agosto de 2017, respecto al mismo periodo 2016, se observó un crecimiento en el consumo de combustibles: de 1% en gasolinas, de 5% en diésel y de 2% en jet.

El estudio muestra que el mayor incremento en el consumo de diésel obedece en parte a una mayor estabilidad en materia de orden público. En 2016, especialmente en los meses de marzo, abril y junio, los bloqueos de vías y el paro camionero impactaron notoriamente el transporte de carga y, por ende, la demanda de este combustible.

En materia de gasolina y jet fuel su crecimiento fue más inercial, en línea con el crecimiento de la economía.

Vale la pena mencionar que a nivel nacional el diésel mezclado con biodiesel representa 47% del total de combustibles consumidos, las gasolinas oxigenadas 43% y el jet fuel 10%.

El análisis gremial indica que las variaciones en el ingreso al productor de la gasolina oxigenada según el comportamiento de los precios internacionales y los cambios en los impuestos (entrada en vigencia del nuevo impuesto al carbono), jalonaron al alza los precios de referencia de la gasolina y diésel en estaciones de servicio.

Asegura que gracias a la intensa competencia en las actividades de distribución mayorista y minorista el incremento real de precios percibido por los consumidores fue inferior al de referencia publicado por el Ministerio de Minas y Energía.

Para la ACP, la Resolución expedida recientemente por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, que fija límite máximo a las emisiones de gases de efecto invernadero en la producción del etanol comercializado en Colombia, podría poner en riesgo las importaciones de este biocombustible y, en consecuencia, la continuidad y estabilidad del porcentaje de mezcla de las gasolinas oxigenadas, dado que históricamente las importaciones de etanol han sido el factor que ha permitido garantizar el abastecimiento de la demanda interna, en ocasiones en las que el Gobierno ha autorizado dichas compras, ante la falta de oferta nacional.

Paradójicamente, disminuir el contenido de etanol de las gasolinas cuando la oferta es insuficiente, podría generar más emisiones de gases de efecto invernadero y anular el efecto de la reducción de emisiones que se espera de dicha normatividad. Esta decisión regulatoria del Minambiente podría entonces generar efectos ambientales no deseados.

También podría gustarte