Barcelona y Napolí, no se hicieron daño

173

Empeñado en entrar por dentro, el Barça se estrelló una y otra vez en la maraña defensiva del Nápoles, que esperaba tranquilamente el momento de salir al contraataque.

El Nápoles resistió ante el Barcelona para acabar empatando 1-1 en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones con lo que la eliminatoria se decidirá el 18 de marzo en el Camp Nou.

El belga Dries Mertens abrió el marcador de disparo por la escuadra (30), antes de que Antoine Griezmann equilibrara (57) en el estadio de San Paolo en un partido que el Barça acabó con diez por la expulsión de Arturo Vidal por doble amonestación (88).

El equipo azulgrana llevó la batuta del partido, pero se estrelló una y otra vez en el muro levantado por los locales, que renunciaron al balón y esperaban al rival atrás.

Empeñado en entrar por dentro, el Barça se estrelló una y otra vez en la maraña defensiva del Nápoles, que esperaba tranquilamente el momento de salir al contraataque.

A la media hora, en una rápida salida, Piotr Zielinski le robó el balón a Junior Firpo en la derecha para acabar poniendo un pase al otro, donde llegó Mertens.

El belga se colocó el balón y soltó un disparo desde la frontal que se coló por la escuadra de Marc André Ter Stegen (30).

Tras el descanso, el Barcelona dio un punto de velocidad a su circulación, que tuvo pronto su premio.

Semedo sorprendió por la derecha para poner un balón al área para la llegada de Antoine Griezmann, que a bocajarro puso el 1-1 en el marcador (57).

El gol animó al Barça, pero no desarboló al Nápoles que siguió cerrando las llegadas visitantes para aguantar el empate hasta el final del encuentro.

El pase a cuartos de final se decidirá en tres semanas en el Camp Nou barcelonés.

BAYERN GOLEÓ             

El Bayern de Múnich asestó un gran golpe al vencer al Chelsea por 3 a 0 en Stamford Bridge.

El internacional alemán Serge Gnabry fue decisivo en el inicio de la segunda parte con un doblete (minutos 51 y 54) logrado con asistencias de Robert Lewandowski, que logró luego el tercero (76).

El astro polaco queda de nuevo al frente en solitario en la tabla de goleadores del torneo, con 11 dianas, después de que el noruego Erling Haaland (Borussia Dortmund, ex del Salzburgo) le alcanzara a 10 la pasada semana con su doblete al París Saint-Germain.

El Chelsea acabó además con un hombre menos, por la expulsión del español Marcos Alonso en el 84.

Con su amplio triunfo, el Bayern queda muy cerca de vengarse del equipo que le ganó la final de esta competición en 2012 en su estadio de Múnich.

El año pasado un equipo inglés, el Liverpool, había sido el verdugo del Bayern en los octavos de la máxima competición europea, por lo que el campeón de las siete últimas ediciones de la Bundesliga se sacaría también de manera indirecta la espina de aquella enorme decepción.

La mala noticia para el Bayern llegó en forma de lesión, la del francés Kingsley Coman, que fue cambiado en el minuto 66 con un problema muscular.

También podría gustarte