El mundo católico da apertura al tiempo de Cuaresma

415

Hoy, los fieles católicos tienen una cita muy importante: participar de la misa del ‘Miércoles de Ceniza’, con el fin de prepararnos para conmemorar la Semana Santa como lo  dispone las santas escrituras.

En este día, las diferentes parroquias de Santa Marta celebrarán, como es tradición, la ceremonia de la imposición de la Cruz de Ceniza; la Catedral Basílica de Santa Marta iniciará la primera Eucaristía, a partir de las 7:00 de la mañana, así que todos están invitados a congregarse en  los sagrados templos.

Posteriormente, se realizará la Santa Misa en los horarios de las 10:00 de la mañana, 12:00 del mediodía; 3:00, 4:30 y 6:00 de la tarde; asimismo, con celebración de la Palabra a las 11:00 de la mañana y 2:00 de la tarde.

De otro lado, este 26 de febrero, el Papa Francisco celebrará a las 4:30 de la tarde (hora local) en la iglesia de San Anselmo en el monte Aventino de Roma, la “liturgia de las estaciones” seguida de la procesión penitencial hacia la basílica de Santa Sabina, donde presidirá la Santa Misa,  con el rito de la bendición y la imposición de las cenizas.

Con la imposición de la Cruz de Ceniza, se inicia una estación espiritual particularmente relevante para todo cristiano que quiera prepararse dignamente, con el  propósito de vivir el Misterio Pascual, es decir, la Pasión, Muerte y Resurrección del Señor Jesús.

Precisamente, El Vaticano difundió el mensaje del Papa Francisco para la Cuaresma de este año 2020. En su mensaje, que lleva por título “En nombre de Cristo os pedimos que os reconciliéis con Dios”, inspirado en la Segunda Carta a los Corintios, el Pontífice invita a escuchar el Misterio Pascual, aprovechar la invitación de Cristo a la conversión y a entrar en diálogo con Dios.

“Es saludable contemplar más a fondo el Misterio pascual, por el que hemos recibido la misericordia de Dios. La experiencia de la misericordia, efectivamente, es posible sólo en un ‘cara a cara’ con el Señor crucificado y resucitado ‘que me amó y se entregó por mí’. Un diálogo de corazón a corazón, de amigo a amigo. Por eso la oración es tan importante en el tiempo cuaresmal”.

Explica que “el Misterio pascual es el fundamento de la conversión”, ya que “la alegría del cristiano brota de la escucha y de la aceptación de la Buena Noticia de la muerte y resurrección de Jesús”.

Por eso, el Santo Padre dirige a los jóvenes el mismo mensaje que ya les transmitió en la Exhortación apostólica Christus vivit: “Mira los brazos abiertos de Cristo crucificado, déjate salvar una y otra vez”.

El Papa Francisco hace hincapié en su mensaje en la “urgencia de la conversión”, e insiste en no dejar “pasar en vano este tiempo de gracia, con la ilusión presuntuosa de que somos nosotros los que decidimos el tiempo y el modo de nuestra conversión a Él”.

Asimismo, el Obispo de Roma exhorta a los fieles a aprovechar esta nueva oportunidad para la conversión, un tiempo para la conversión que “nunca debemos darlo por supuesto”, para “suscitar en nosotros un sentido de reconocimiento y sacudir nuestra modorra”.

También podría gustarte