Interaseo viola la ley al depositar las basuras en una reserva natural

418

Interaseo asegura que la licencia ambiental que permite el funcionamiento del relleno tiene vigencia por 38 meses más, y que en caso de una contingencia, Barranquilla y Riohacha serían los puntos opcionados hasta donde se tendría que llevar las basuras que producen los samarios.

Es claro que hoy el llamado relleno sanitario de Palangana no debe seguir siendo utilizado por la empresa Interaseo, pero dicha compañía sigue depositado allí las basuras que recoge en toda la ciudad. Muchos consideran que con su proceder, Interaseo está violando la ley y por lo tanto el Distrito debe conminar a dicha empresa a que cese su reiterado incumplimiento por cuanto ello podría ocasionar un problema de salubridad pública.

Luego del fallo del Concejo de Estado sobre el Acuerdo que permitió que el hoy relleno sanitario de Palanga estuviera ubicado en el sector del mismo nombre, continúa en la agenda pública y generando preocupación entre la ciudadanía y los concejales de la ciudad.

Por lo menos, la conclusión a la que llegaron varios de los cabildantes tras el debate desarrollado en la Corporación Edilicia, es que tras el fallo en cuestión que tumba el Acuerdo distrital que permitió que 50 hectáreas del Parque distrital de Bondigua fueran destinadas mediante el cambio de uso de suelo de reserva a relleno sanitario, hoy se entiende que las más de 500 toneladas diarias que son depositadas, lo están haciendo en una reserva natural.

Al mencionado debate al que fueron citados la gerente de Interaseo, Yolanda González; Édgar Aarón, jefe de Aseo y Aprovechamiento; y Raúl Pacheco, secretario de Planeación quienes respondieron los interrogantes planteados por los concejales, aunque muchos al final del debate manifestaron estar inconformes con lo manifestado por los citados, que mantiene aún la incógnita de cómo se procede tras la decisión del Concejo de Estado.

 “En mi entender hoy estamos depositando las basuras en zona de parque, eso en materia de operación para la empresa no afecta la operación, es algo que está en el papel, pero jurídicamente para el Distrito y el Concejo si genera unas consecuencias (…)  si tenemos dudas y cero respuestas a este escenario”, indicó el concejal Efraín Vargas.

En la misma línea el concejal Juan Manuel Mozo aseguró que el panorama que se tiene por parte de algunos es que tras el fallo no pasó nada, y todo sigue bien, lo que el precisa duda teniendo en cuenta que la decisión realmente daría entender que hoy esas basuras están siendo arrojadas en reserva natural.

 “Si el Acuerdo que declararon nulo y que da vida jurídica para que Corpamag expida la licencia ambiental, cómo hoy funciona el relleno en ese punto, porque lo que está en tela de juicio es que ese se construyó en una reserva natural, lo que me preocupa mucho y pareciera que según los que nos dicen los citados es que no pasada nada y todo está bien (…) porque surge la premisa que estamos tirando la basura en una reserva natural”, aseguró el cabildante.

Por su parte, el concejal Juan Carlos Palacio quien hizo parte de la Corporación edilicia cuando se aprobó el mencionado acuerdo y ratifica que fue la mejor decisión destinar ese punto como relleno sanitario, indica que existe un limbo y una sensación de preocupación que pueda afectar a empresarios e inversores en la ciudad.

 “La nulidad de este acuerdo también deja en evidencia que el Distrito nunca ha tenido autonomía legal en esos predios que se destinaron en el año 2000 como parques distritales (…) la administración distrital tiene que (…) por eso el Distrito es quien debe tener un plan de contingencia ante cualquier escenario”, dijo el concejal Juan Carlos Palacio.

Sobre esto, el secretario de Planeación, Raúl Pacheco, “nosotros pre delimitamos unas potenciales áreas para ubicar un nuevo relleno sanitario de la ciudad de acuerdo a la normativa vigente, pero no es adoptado directamente por el Plan de Ordenamiento Territorial sino que está subeditado a la actualización del Plan de Gestión Integral de Residuos Sólidos (…) aquí ni se está decretando un cierre inmediato, porque en ese caso ese escenario también está definido por unos tiempos”, aseguró el funcionario distrital.

LO QUE DICE INTERASEO

Frente a estas declaraciones, la gerente de Interaseo, Yolanda González manifestó que el relleno sanitario de Palangana cuenta con la licencia ambiental, que es en últimas el documento que permite el funcionamiento de esta, y que su vigencia si bien está aproximada hasta el año 2022, esta se puede extender tras trabajos de optimización, por lo cual la idea que el relleno debe ser cerrado no es lo correcto.

“La licencia ambiental tiene validez jurídica, se puede demandar esa autorización que eso ya será otro proceso que quizás algunos puedan emprender, pero cuando se aprobó la licencia en su momento se cumplían todos los requisitos que se solicitaban, (…) la licencia no pierde legalidad porque se dio con una vigencia y unos requisitos cumplidos (…) el Concejo de Estado no falló indicando que se debía revocar la licencia y el derecho a estar vigente”, indicó.

Así mismo agrega que, “yo tengo un concepto emitido por Parques Nacionales en 1998 que dice que el relleno no está ubicado en zona de parques, y además el Instituto Agustín Codazzi en un peritaje en el 2019 que ratificó que no está en zona de parques naturales, es decir, no hay reconocimiento sobre los predios y no existe la construcción de un relleno en zona de parque, porque así se acordó jurídicamente para dar validez a la disposición de ese sitio”, precisó Yolanda González.

Según la Gerente este acuerdo distrital hace parte del listado de 80 requisitos que se debieron suplir tanto por Interaseo como por el Distrito para poder obtener la licencia ambiental.

LAS OPCIONES

Según la Gerente de Interaseo, si bien este escenario es improbable debido a que la utilización de Palangana como relleno sanitario no fue revocada con la decisión del Concejo de Estado, y que se mantiene en funcionamiento con la licencia ambiental expedida por Corpamag en noviembre del año 2000, si existen unos lineamientos establecidos por la Ley.

 “La Ley dice que debemos hacer uso del relleno sanitario que se encuentre en la menor distancia y que cuente la capacidad para recibir las toneladas que se producen del área de prestación (…) los rellenos de Aracataca y Ciénaga no tienen la capacidad para recepcionar estas toneladas, entonces tendríamos que pensar en rellenos que están a más de dos horas como el de Barranquilla o el de Riohacha”, precisó Yolanda Gonzales.

Sobre el procedimiento que se deba hacer en estos casos la Gerente de Interaseo señala que se tendría que hacer un convenio con los operadores de esos rellenos, además de pagar un costo disposición final y otros incentivos de regionalización que se deben cancelar por cada tonelada que se lleve, y esto no tendría que tener un visto bueno de los entes territoriales.

“Esto supondría además un impacto significativo en las tarifas que se cobran a los usuarios debido a los costos de disposición final que en la actualidad se cobra de $30 mil por tonelada, lo que se incrementaría sustancialmente si se tiene que hacer uso de otros rellenos en territorios distintos”, agregó la representante de la empresa encargada de la operación del servicio de aseo en la ciudad.

El relleno al cual llegan al año 178 mil toneladas, se encuentra según señaló Interaseo en el nivel de cota 10 de 14, que es cuando cumple su vida útil. Este predio tiene 51 hectáreas, pero solo se hace disposición de basuras en 18 hectáreas, teniendo en cuenta que se tiene que cumplir con varias zonas como reserva de la sociedad donde hay árboles, otra de ingreso y las piscinas de lixiviados.

Cabe indicar que Interaseo es el operario del servicio de aseo en la ciudad desde el contrato vigente desde 1993, el cual ha tenido dos otrosíes de prórroga, el primero, firmado en 1997 y el segundo, que tiene fecha de 2005 hasta 2027.

También podría gustarte