Por decepción amorosa se suicidó en Chimila I

968

El lamentable episodio tuvo lugar la mañana de ayer al interior de una vivienda del barrio Chimila I, cuando uno de sus hijos se acercó a la habitación y halló el cuerpo sin vida.

Un hombre fue encontrado por uno de sus  familiares con una cuerda atada a su cuello, la cual había amarrado a una viga del techo en una de las habitaciones de la vivienda ubicada en el barrio Chimila 1 la mañana de ayer.

Se trata de Cipriano Peña Ortiz, quien cumplía ayer 38 años de edad junto a su madre, este se desempeñaba como vendedor de agua en un camión y al parecer, tomó la fatal decisión la noche del jueves, tras llevar un mes peleado con la  madre de sus 5 hijos, dos mayores de edad y dos menores.

Información entregada por los residentes del sector, el lamentable hallazgo se produjo alrededor de las 7:40 de la mañana, en una casa ubicada en la carrera 56 A #9G-26, donde Peña Ortiz presuntamente aprovechó el descuido de sus familiares que estaban durmiendo, ató una soga a la viga del techo de su inmueble y a su cuello, al parecer por una decepción amorosa.

Ante el lamentable hallazgo, sus familiares desconcertados y en medio del desespero decidieron bajarlo para conducirlo a la sala de urgencias de un centro médico, sin embargo se dieron cuenta que no había nada que hacer pues no registraba signos vitales. De inmediato dieron aviso a las autoridades policiales que se apersonaron del caso.

Por su parte, conocidos del suicida señalaron que días anteriores habían estado departieron con él y se le vio muy tranquilo, “nosotros habíamos disfrutado con él en la gallera conocida como ‘la Zamba’, donde se vio contento porque los gallos habían ganado sus riñas”, dijo uno de sus amigos.

Uniformados del cuadrante de Policía que fueron alertados de la situación, arribaron al sitio junto a unidades del CTI de la Fiscalía para realizar la inspección técnica al cadáver, el cual fue trasladarlo hasta la morgue de Medicina Legal y Ciencias Forenses.

También podría gustarte