Un millón 400 mil hectáreas de ecosistemas protegidos han sido modificadas

273

El Instituto de Hidrología, Meterología y Estudios Ambientales (Ideam), informó que ya está lista la actualización del Mapa de Ecosistemas Continentales, Costeros y Marítimos de Colombia.

Esta herramienta servirá no solo para probar cómo están las 91 áreas protegidas del país sino que constituye un llamado de atención para que se tomen medidas de protección a favor de estos territorios que han sufrido pérdidas de territorio en los últimos años.

“Esta herramienta permite que todos los sectores del país tengan conocimiento de qué los rodea en sus actividades de producción. Prácticamente es una raya en la cancha para que todos miren dónde están ubicadas estas zonas y en qué estado se encuentran”, expresó Omar Franco, director del Ideam.

Para Franco, este documento les permitió hacer un diagnóstico de la situación real en la que se encuentran los ecosistemas. “Logramos registrar unas transformación de un millón 400 mil hectáreas, que representan 1,8% del total del territorio colombiano y constituye un llamado de atención sobre la forma como se están utilizando los ecosistemas”, dijo.

El director del Ideam dijo que los ecosistemas ubicados en la región Caribe y todo lo que tiene que ver con el trópico generan una alarma por la manera en que se han destruido. También mencionó sectores como la Amazonía, Boyacá, Putumayo, Guaviare y el Pacífico colombiano.

En el documento se tratan tres ejes principales. El primero de ellos enfocado a la actualización de la información que hace parte de la estructura del mapa, en la que se incluyeron nuevas capas (unidades bióticas y de coberturas de la tierra). El segundo estuvo direccionado a la identificación de cambios que han ocurrido en la extensión de los ecosistemas del país con relación al mapa de 2015, a través de la aplicación de un indicador ambiental temático. Y el tercero, al uso del mapa como herramienta para tomar decisiones.

Adicionalmente, durante el proceso de elaboración del mapa se encontraron 91 ecosistemas generales, de los cuales 70 son naturales, entre continentales y marinos, y 21 transformados. También se llegó a la conclusión de que las zonas insulares fueron las que presentaron mayor transformación de sus ecosistemas  naturales con una pérdida de 15,92% con respecto al mapa de 2015.

Así mismo, se determinó que los ecosistemas naturales que presentaron mayor transformación de área fueron los bosques basales húmedos, sabanas estacionales, sabanas inundables, zonas pantanosas basales y bosques inundables, entre otros.

En cuanto a la región Caribe, el 8.3% tuvo mayor porcentaje de transformación de área de ecosistemas naturales, seguida de la Andina con un 2.67% de pérdida de área.

Los departamentos que mostraron mayor transformación de aérea de ecosistemas naturales fueron Caldas, con  14,54% y Cundinamarca con 12,23%. Los departamentos donde se evidenció recuoeración de áreas fueron Huila con 7,71% y Risaralda con 4,87%.

Las corporaciones autónomas regionales o de desarrollo sostenible que mostraron mayor transformación de área de ecosistemas naturales son Cornare con -19,78% , CAR con -18,53%, Corantioquia con -15,7% y Corpocaldas con -14,5%. Las que mostraron recuperación en áera fueon Corpomojana con 7,71% y Carder con 4,87%.

El mapa fue elaborado en los dos últimos años con el apoyo del Ministerio de Ambiente y los Institutos Humboldt, Invemar y Sinchi, entre otros.

Franco hizo un llamado para que este tipo de seguimientos se hagan con mucha más frecuencia. “Sería ideal que se hiciera con más frecuencia pero entendemos que hay un tema presupuestal que se tiene que evaluar cada vez que se va a realizar”, dijo el director del Ideam.

Según el equipo que trabajó en la construcción de esta ruta, este mapa sigue los lineamientos de la Política Nacional para la Gestión Integral de la Biodiversidad para generar conocimiento e información que soporten y orienten los procesos que permitan crear políticas públicas, ordenamiento ambiental y territorial, así como la conservación de la naturaleza. Bogota Colprensa.

 

También podría gustarte