´Virus Asesino´ mató a la primera persona en EE.UU.

156

Hasta el momento, los casos del nuevo coronavirus en el país sumaron más de 60, incluyendo 46 personas que fueron repatriadas del extranjero.

Autoridades sanitarias del estado de Washington informaron este sábado que una mujer falleció a causa del COVID-19, convirtiéndose así en la primera muerte que se registra en Estados Unidos. Se trata de una paciente de más de 50 años. Hay 22 personas ingresadas que han dado positivo recientemente y 15 están en proceso de recuperación en el país, según las autoridades. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aunció restricciones de viaje adicionales que afectan a Irán, Italia y Corea del Sur en respuesta al coronavirus.

Trump ofreció más información en una rueda de prensa este sábado en la Casa Blanca y describió a la víctima una “mujer maravillosa” y una “paciente de alto riesgo”. “No hay razón para el pánico. Las cifras están bajando y la decisión de actuar tempranamente redujo la propagación del virus en Estados Unidos, y esto nos va a dar tiempo para buscar soluciones”.

“Estamos tomando las medidas más enérgicas que cualquier país haya tomado, aunque hay más casos probables”, señaló el presidente, que agregó que tampoco estaba alterando su rutina. “Estás hablando de 22 personas en este país tan vasto. Creo que estaremos en muy buena forma”. El presidente también aseguró que está “pensando en” posiblemente cerrar la frontera con México para protegerse contra la propagación del coronavirus.

El vicepresidente Pence advirtió en la rueda de prensa de la prohibición de viajar a Irán se extendería a los extranjeros que habían estado en el país los últimos 14 días. El Departamento de Estado también aumentó su advertencia al aconsejar a los estadounidenses que no viajen a partes de Italia y Corea del Sur afectadas por el virus.

El mandatario agregó que el lunes de la semana que viene se reunirá en la Casa Blanca con empresas farmaceúticas para hablar sobre una posible vacuda y “desarrollarla en el menor tiempo posible”. El presidente también señaló que instan a los estadounidenses a que no viajen a las zonas afectas de Corea del Sur e Italia.

Sobre los recursos de mascarillas sanitarias, el presidente recordó qu el ciudadano común “no necesita ir a comprar máscaras”. “Hay más de 40 millones de máscaras disponibles y vamos a producir más para incremetar la disponibilidad para el personal médico”, recordó.

Los oficiales de salud de los estados de California, Oregon y Washington están preocupados por lo que parece ser una rápida propagación por las comunidades del oeste del país, tras confirmar el viernes por la noche que se desconocía el origen de contagio de cuatro pacientes.

A excepción de uno de los casos en Washington, donde se diagnosticó el primer caso de coronavirus en EE.UU. el pasado 21 de enero, se trata de contagios de origen desconocido, pues los pacientes no habían viajado fuera del país ni estado en contacto con otras personas que se supiera padecieran la dolencia. El cuarto caso puede que esté relacionado con los viajes, indicaron los CDC.

Uno de los “presuntos positivos” anunciados por funcionarios de salud de Washington incluyen a un estudiante de secundaria y una mujer de unos 50 años que había regresado recientemente de un viaje a Corea del Sur, donde, según autoridades del país asiático se han registrado 3.150 casos y 17 muertes.

Los tres casos de los que se desconoce la fuente de infección vienen a sumarse a uno anterior que se anunció en California el pasado 26 de febrero.

Los cuatro pacientes dieron positivo para el virus que causa COVID-19 en sus respectivos estados utilizando una prueba de laboratorio desarrollada por los CDC y se está a la espera de nuevo análisis, aunque se trata a los pacientes como si fueran casos confirmados, indicó la agencia sanitaria estadounidense.

Estos cuatro casos elevan a 19 el número total de casos de COVID-19 detectados a través del sistema de salud pública de EE.UU.

A ellos hay que sumar tres personas que fueron trasladas a EE.UU. tras dar positivo en China y 44 más que estaban a bordo del crucero Diamond Princess, que estuvo anclado en Japón y que fueron repatriadas al país la pasada semana tras desembarcar del buque.

El brote que comenzó en China ha infectado a más de 86.000 personas en 60 países. La inmensa mayoría (79,257) en China, donde se han registrado 2,835 muertes por esta causa de las más de 2,900 en todo el mundo.

También podría gustarte