Colombia mejora en sistema de regalías y contratación pública

268

El Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) presentó el Reporte de Economía y Desarrollo (RED 2019), en el que destacó que Colombia ha registrado avances en el sistema de regalías y mecanismos de contratación pública.

La entidad regional explicó que el país suramericano ha sido más eficiente en el uso de los recursos públicos y colocó como ejemplo la implementación del nuevo sistema General de Regalías 2012, que ha reducido las irregularidades encontradas por la Procuraduría en la gestión de municipios.

El informe destacó los esfuerzo del país, aunque aseguró que todavía tiene un largo camino por delante en materia de prevención de la corrupción, tarea que es compartida por la gran mayoría de los países de la región, especialmente en la implementación de sistemas para reducir y aplazar este flagelo.

Todavía debe garantizar la integridad de las políticas públicas y que las medidas de los gobierno sean más transparentes y respondan a los verdaderos intereses de los ciudadanos”, destacó el informe de la CAF sobre las mejoras que deben implementar los países de América Latina.

El vicepresidente de Conocimiento de la CAF, Pablo Sanguinetti, manifestó que “el análisis sugiere que el esfuerzo realizado hasta ahora ha sido importante, pero se debe trabajar en llenar vacíos legales o regulatorios y en asegurar la implementación efectiva de muchas de las medidas que se han propuesto”.

El directivo también explicó que es necesario invertir en las capacidades de los organismos que forman el ecosistema de las políticas de integridad como contralorías, tribunales electorales, fiscalías, cortes, agencias de administración del servicio civil, entre otros.

Adicionalmente, el informe presentó una serie de claves que los gobiernos latinoamericanos deberían tomar en cuenta para reducir y prevenir la corrupción, que se organizan en cuatro ejes de acción: el diseño de reglas y sistemas de control en la función pública, los mecanismos de entrada a la burocracia y la política, el monitoreo ciudadano y la gobernanza de los intereses privados.

Entre ellas se destacan:

– Adoptar protocolos y fórmulas de decisión basadas en criterios objetivos.
– Fortalecer los sistemas de auditoría y las capacidades investigación y administración de justicia.
– Promover sistemas electorales competitivos y transparentes.
– Profesionalizar el servicio civil y basar el ingreso a la función pública en el mérito.
– Mejorar los sistemas de generación y difusión de información sobre el accionar del Estado y los funcionarios.
– Empoderar a los ciudadanos y fomentar actitudes más vigilantes.
– Garantizar el funcionamiento de canales de reclamo y denuncia, y aprovechar las oportunidades que brinda la tecnología para crear nuevos espacios.
– Reforzar institucionalidad para evitar el pago y ofrecimiento de sobornos por parte de particulares e incentivar la adopción de programas de cumplimiento al interior de las empresas.
– Invertir en una mejor regulación de las actividades de cabildeo, en la identificación y gestión de conflictos de interés.
– Mejorar los procesos de decisión en actividades especialmente vulnerables, como la provisión de infraestructura pública.

BOGOTÁ (Colprensa).

También podría gustarte