4 mil 720 comparendos por violación al Código de Policía

750

Según las autoridades policivas la comisión de infracciones de este tipo por parte de población migrante ya alcanza el 20% del total de los sancionados.

POR
GIANCARLOS
VILLARREAL LARIOS

Las sanciones a ciudadanos por conductas contrarias a lo establecido en el Código de Convivencia Ciudadana en Santa Marta presentan un notable incremento con el mismo periodo del año pasado, elevando la cifra con corte al mes de febrero a más de 4 mil 700 órdenes de comparendos impuestas; según indicó el comandante de la Policía Metropolitana de Santa Marta, coronel Óscar Solarte Castillo.

Según el alto uniformado, durante el 2019, en total fueron impuestas 23 mil de estas sanciones de los cuales poco más de los 4 mil 153 comparendos por conductas que afectan la convivencia y seguridad ciudadana en el área metropolitana de Santa Marta fue a ciudadanos migrantes, entre esos venezolanos, argentinos y mexicanos.

 “De esos comparendos por infracción al Código Nacional de Policía el 20% equivalen a ciudadanos migrantes que son en su mayoría conductas relacionadas con el irrespeto a las autoridades y la comisión de actuaciones que ponen en peligro a la ciudadanía”, dijo el comandante de la Policía Metropolitana de Santa Marta.

El Código de Convivencia Ciudadana que entró en vigencia hace cerca de tres años en el país tiene como fin penalizar económicamente los malos comportamientos de los ciudadanos, siendo desde un principio cuestionada por diferentes razones, por ejemplo, la creencia de que se les da excesivas facultades a los uniformados, lo que se podría traducir en abusos de autoridad.

En comparación con los datos de años anteriores en materia de sanciones, el índice de comparendos se mantiene alto. Por ejemplo durante la vigencia 2017 se impusieron 2 mil 045 comparendos, mientras que en el año 2018 se sancionaron a 11 mil 141 personas; y en 2019 la cifra llegó a los 23 mil.

Con base en los datos presentados los comportamientos más sancionados en la ciudad corresponden a multas tipo 2, las cuales equivalen al pago de 8 salarios mínimos diarios legales vigentes y este ítem cobija aquellas infracciones como: Riñas, peleas y confrontaciones violentas, irrespetar las autoridades policiales, Consumir bebidas alcohólicas, sustancias psicoactivas o prohibidas en estadios, coliseos, centros deportivos, parques, hospitales, centros de salud y en general, en el espacio público, excepto en las actividades autorizadas por la autoridad competente entre otras.

De igual forma el no retirar o reparar, en los inmuebles, los elementos que ofrezcan riesgo a la vida e integridad, no colaborar con las autoridades judiciales para la debida prestación del servicio de justicia, son otras de las conductas que provocan la mayor imposición de estas sanciones.

Precisamente, sin tener aún en cuenta los comparendos impuestos en el 2019, según la Policía Metropolitana por implementación del Código de Policía se han recaudado más de $100 millones de pesos entre 2017 y 2018 de los cuales por cada año, se le giran a la Policía Nacional el 15% de lo recaudado.

Frente a qué ocurre si no se pagan las multas económicas impuestas la norma establece que si dentro del primer mes el sancionado no se ha puesto al día, “dará lugar al cobro de intereses equivalentes al interés moratorio tributario vigente. Así mismo se reportará al Registro Nacional de Medidas Correctivas, el cual será consultado por las autoridades públicas”, señala la Policía Nacional.

Ahora bien, si transcurridos noventa días sigue la deuda, se procederá al cobro coactivo, incluyendo sus intereses por mora y costos de este cobro. Finalmente, si el comparendo completa seis meses en mora, la persona no podrá obtener o renovar un permiso de tenencia o porte de armas, ser nombrado o ascendido en un cargo público, ingresar a una escuela de formación de la Fuerza Pública, contratar o renovar con cualquier entidad del Estado ni obtener el registro mercantil en alguna cámara de comercio. Los deudores también se exponen a que sus cuentas bancarias sean embargadas.

También podría gustarte