Fenoco entró 7.000 mil kits escolares

467

Por décimo año consecutivo, Ferrocarriles del Norte de Colombia, Fenoco S.A., hizo entrega de kits escolares para niños que habitan en los municipios y corregimientos aledaños a la línea férrea de su concesión.

Las actividades iniciaron el 25 de febrero y culminarán este miércoles 4 de marzo. En total son 7.000 kits que servirán para que los niños cuenten con materiales suficientes para sacar adelante su año escolar.

Los estudiantes beneficiados habitan en Santa Marta, Ciénaga, Zona Bananera, Algarrobo, Lleras, Fundación y Aracataca en el Magdalena, y Chiriguaná, El Paso y Bosconia en Cesar. Estas entregas se realizaron teniendo en cuenta que el nuevo semestre escolar empezó y son muchos los niños que en esta zona no cuentan con útiles escolares.

Esta jornada se realiza pensando en el bienestar de su comunidad ubicada en la zona de influencia hace entrega de estas ayudas. Este aporte hace parte del programa de responsabilidad social de Fenoco, que tiene como objetivo principal luchar contra la deserción escolar, un flagelo social que afecta a miles de familias en el país, por cuenta de la falta de recursos para adquirir nuevos útiles escolares.

Esta es una de las numerosas acciones sociales que desarrollan en atención a las necesidades de la comunidad, como el Tren de la Salud, la construcción y mantenimiento de infraestructura recreativa, y el programa para la mitigación de los efectos de la ola invernal que incluye, entre otras actividades, limpieza de canales.

Uno de los problemas que más afectan a la población es la falta de recursos económicos, teniendo en cuenta que la mayoría de las veces las familias con menores recursos económicos no le dan la importancia necesaria a terminar la formación académica y al no contar con las herramientas necesarias para finalizar el año escolar, deciden no enviar a sus hijos al colegio lo cual los perjudica significativamente.

Pero definitivamente el desafío sigue siendo garantizar que los estudiantes avancen a través del sistema y para ello es necesario que entiendan que la educación de manera articulada con el resto de factores sociales que la atañen y que se deben resolver, como la falta de oportunidades educativas, la pobreza, la presión por empezar a trabajar, el conflicto y hasta la violencia.

Es claro que las causas del desbalance de la educación y la deserción inician mucho antes de la universidad: desde el preescolar que les hace falta a miles de niños colombianos, que llegan a primero de primaria con el único requisito de haber cursado el grado de kínder. Por lo general, un niño de escasos recursos no tiene ningún tipo de formación de primera infancia. Los primeros cuatro o cinco años de vida son cuidados por un familiar o un vecino, y el porcentaje que logra acceder a un preescolar lo hace a través de un hogar de bienestar, que no siempre cuenta con las herramientas pedagógicas de los preescolares privados, a los que asiste la minoría de los colombianos.

El Magdalena es uno de los departamentos que en los años anteriores ha mostrado mayor nivel de deserción en el Caribe colombiano, siendo superado solo por Córdoba y Sucre. La explicación de esta relativamente alta deserción del departamento del Magdalena se explica una parte por tamaño de la población que habita en zonas rurales, quienes son más propensas a la deserción por múltiples factores y si a esto se le suma la falta de recursos para comprar útiles escolares este número aumenta, es por ello que esta empresa pensando en el bienestar de la comunidad viene liderando esta entrega desde hace 10 años de manera consecutiva con un total de 50 mil kits entregados.

También podría gustarte