Despertar como departamento

487

Importante que como ciudadanos y ciudadanía entendamos, además de comprender, que no necesariamente despertar como departamento deba provenir única y exclusivamente de nuestros gobernantes, sino que debe ser meta de la integral unidad que debe contenernos, como tarea y alternativa inteligente de todos y cada uno de nosotros sin excepción en la búsqueda y procura de un sólido y totalizador progreso. Coadyuvar a que se cumplan los objetivos, denunciar la corrupción y demás otras falencias desde el control social. Indicar prioridades, velar por la seguridad, no apostarle a desestabilizar porqué sí, lo que bien y mejor se nos esté dando en contexto de desarrollo y crecimiento. Aupar por que se haga lo realmente necesario y prioritario en dirección a recuperar la confianza de la gente en la institucionalidad, visibilizar nuestras problemáticas desde la argumentación y las soluciones; pero sobre todo, lo que sea y nos haga trascendente en lo regional y nacional.

Es generar ideas que ayuden al análisis, diagnóstico y soluciones departamentales y no tener como finalidad desprestigiar al gobierno, ejercicio que debe servir como espejo y replica en los municipios. Clave convocarnos en torno a generar para todos mejores horizontes, hacer historia como ciudadanía, en lo que cabe y es indispensable evitar a toda costa la manipulación de quienes intenten capitalizar desde miradas mezquinas las dinámicas que se adopten en estos propósitos. Entender igualmente que son necesarias como determinantes en vía de avance estos legítimos constructos por parte de quienes dispuestos estemos a acompañar el cambio que tanto necesitamos como departamento.

Se trata de generar acciones en favor del departamento y sus gentes, que no contra nada ni nadie en particular; en la comprensión que no debe haber espacio de parte alguna para la polarización política, siempre inútil, pues los valores superiores que están en juego y debemos perseguir hasta alcanzarlos tienen y tendrán siempre que ver con el progreso departamental.

Hagamos conciencia de todo cuanto podemos lograr de actuar mancomunadamente, apuntemos todos a ser una verdadera reserva moral y de conciencia para nuestro departamento. Vivimos un momento en el que todo puede cohesionarse en beneficio colectivo, que no de partidos ni particulares intereses como producto de administraciones y años de desidia gubernamental. Aprovechemos las nuevas vías de comunicación para articularnos como un pueblo que quiere una mejor organización y un definitivo desarrollo, crecimiento y progreso que se evidencie en los puestos de vanguardia a ocupar. Establezcamos oportunidades de diálogos y construcción de eficaces mecanismos organizativos que profundicen la democracia y transformación que como departamento necesitamos y sirvan para traducir la frustración, el enojo y la indignación que cargamos en positivos arreglos sociales, políticos, culturales, ambientales e institucionales. Seamos protagonistas y hagamos que sea esta una oportunidad para lograrlo. Hora que despertemos de una vez por todas. [email protected]

También podría gustarte