No todo es malo: Lista de buenas noticias sobre el coronavirus

590

Sin restarle importancia, hay temas positivos con el nuevo coronavirus que le ayudarán a mantener la calma. Los hechos deben alertarlo, es un virus que tiene un alto nivel de contagio, pero no paralizarlo.

Para que combata el miedo, lea 11 datos basados en algunas de las más de 150 investigaciones que se han hecho, así como información que la médica epidemióloga colombiana Zulma Cucunubá, del Imperial College de Londres, aclaró a colegas del país gracias al Instituto Nacional de Salud a finales de febrero. Porque un enemigo del virus es el miedo.

  1. Ya se conoce el virus

Diez días después de que China diera la alerta a la OMS de un nuevo virus se secuenció su genoma completo. Aún falta entender varias cosas sobre él, pero en menos tiempo se saben más cosas que con ningún otro del pasado. Por ejemplo ya se sabe que no es el único, los coronavirus son una gran familia de virus conocidos por causar enfermedades que van desde un resfriado común hasta manifestaciones clínicas más severas como el Síndrome respiratorio por el coronavirus de Oriente Medio (MERS) y Síndrome respiratorio agudo grave (SARS).

  1. No se creó en un laboratorio

La modelación matemática sitúa que el virus pasó de especie el 5 de diciembre de 2019 por un proceso que se llama Spillover, donde virus de otras especies saltan al ser humano. Esto desvirtúa las “teorías” de que ya era conocido o que fue fabricado en un laboratorio.

  1. Hay una prueba para detectarlo

Tres días después de haber secuenciado el genoma está disponible para todo el mundo un ensayo de RT-PCR para detectarlo. Una compañía surcoreana llamada Kogenebiotech desarrolló en enero de 2020 un kit de detección de grado clínico basado en PCR 2019-nCov llamado PowerChek Coronavirus.

  1. El riesgo para los niños es casi nulo

A menor edad hay menos riesgo de enfermarse gravemente, pero todos los grupos de edad, incluidos los más pequeños, pueden transmitir la infección. Eso es muy importante tenerlo en cuenta. A partir de 44.000 casos clínicos en China se sabe que solo el 3 % de los casos ocurre en menores de 20 años, y la mortalidad en menores de 40 años es solo del 0,2 %.

  1. Hay más personas en recuperación que fallecidas

La mayoría de los infectados se curan. Eso sí, aún faltan datos sobre el total de contagiados. Hay 13 veces más pacientes curados que fallecidos, y la proporción va en aumento.

  1. Se conoce la manera más eficaz de evitar el contagio

No es el tapabocas. Esta medida de barrera es más útil para una personas que ya están contagiada, pero la prevención está literalmente en sus manos. Lávelas con agua y jabón. No deje de hacerlo porque parece sencillo. Un correcto lavado de manos puede reducir hasta un 50 % los casos de infecciones.

  1. Si queda en las superficies, se inactiva fácilmente

Un artículo científico publicado en The Journal of Hospital Infection encontró que el virus puede ser inactivado de las superficies de forma eficaz con una solución de etanol (alcohol al 62-71 %), peróxido de hidrógeno (agua oxigenada al 0,5 %) o hipoclorito sódico (lejía al 0,1 %), en solo un minuto. Basta con la que tenga a la mano para desinfectar.

  1. Ya hay más de 160 artículos científicos

La ciencia, cada vez más colaborativa y menos individualista, está generando un gran banco de datos sobre el comportamiento del coronavirus y de su posible tratamiento. En un mes ya se tienen publicaciones científicas arbitradas que revisan asuntos clínicos, diagnósticos, posibles tratamientos y número de contagios estimados por pacientes (dos a cuatro). Más de 160 estudios científicos se han publicado sobre el virus.

  1. Más del 80 % de los casos son leves

Uno de los estudios más recientes, que revisa las tendencias en cifras de casos en China, fue publicado por el Centro Chino para el Control y Prevención de Enfermedades (CCDC) y encontró que no todo el que se contagia se afecta gravemente, ni todo el que se infecta muere: más del 80 % de los casos han sido leves. Además, halló que las personas enfermas y los ancianos son los sectores de la población con mayor riesgo; en mayores de 80 años está la mortalidad más alta (14,8 %). Asimismo, 12.000 personas se han recuperado.

  1. Se espera tener una vacuna

Tomará tiempo. El proceso de desarrollo no es sencillo. Los expertos dicen que pasará entre un año y 18 meses, o tal vez más, antes de que estén disponibles para el público. Una de las estrategias para crear una vacuna implica hacer copias de una parte del virus (en este caso, la parte que el nuevo coronavirus utiliza para infiltrarse en las células). Entonces, el sistema inmunológico de la persona que recibe la vacuna produce anticuerpos que neutralizan esa parte en particular. Si se expusieran al virus, esos anticuerpos serían capaces de detener su funcionamiento.

La compañía farmacéutica Moderna es la que más ha avanzado en el proceso; ya tiene ese tipo de vacuna lista para ser probada. Una prueba en 45 personas sanas para asegurarse de que es segura comenzará en marzo o abril y tomará alrededor de tres meses para completarse.

También podría gustarte