Agua sí hay…pero se la roban antes de llegar a la Planta de Tratamiento

3.407

La zona de captación presenta afectaciones; por lo que esta semana se ejecutarán trabajos de mantenimiento.

La solución al desabastecimiento de agua en Santa Marta podría tener un giro inesperado para lo cual la administración de la alcaldesa Virna Jhonson y de la empresa Essmar vienen trabajando de la mano para restituirle a la ciudad un flujo lo suficiente como para paliar en buena parte la temporada de sequía por la que se atraviesa.

Entre las circunstancias que se han puesto al descubierto están la existencia de una represa que retiene más de 120 litros por segundo de agua en el pie de monte de la Sierra Nevada de Santa Marta y la cual se va a retirar con el amparo y apoyo de la fuerza pública. Esa cantidad de agua que hoy no llega a la Planta de Tratamiento de El Roble, hace que ésta no cuente con los 360 litros por segundo que le daría un ´respiro´ al acueducto, sino que apenas esté captando 220 litros por segundo.

Equipo de trabajo de la Empresa de Servicios Públicos de Santa Marta –Essmar, liderado por el gerente José Rodrigo Dajud realizó un recorrido de inspección en predios cercanos al Río Gaira, para verificar el estado del caudal de este y tomar acciones frente a las conexiones fraudulentas denunciadas que desvían agua del afluente y determinar un plan de trabajo que garantice el abastecimiento de agua para la ciudad, durante la temporada de sequía que se avecina.

El recorrido sobre la cuenca del río Gaira, se desarrolló inicialmente, y partiendo del kilómetro 9 de la vía hacia Minca, el gerente de la Essmar arribó a la captación de una antigua hidroeléctrica, de dónde recorrió 4.2 kilómetros paralelos a la orilla, para un total de 10 kilómetros de recorrido.

En dicho punto, se logró evidenciar varios distritos de riesgo, que se derivan del canal que llega hasta la antigua hidroeléctrica. Este canal tiene una longitud de 4.3 kilómetros y se encuentra ubicado en la cuenca media, localidad tres, del río Gaira.

Además, se detectó que ciertas partes de la infraestructura, en la zona de captación, presentan afectaciones; por lo que esta semana se ejecutarán trabajos de mantenimiento, bajo la orden del gerente de la Empresa, José Dajud.

La Essmar reafirma su compromiso con la comunidad samaria, en pro de garantizarle a la ciudadanía el suministro del preciado líquido y, por ello, trabaja incansablemente en busca de alternativas y estrategias que permitan aumentar la captación de agua de los caudales, en este caso, del río Gaira.

INSPECCIÓN A CAUDAL DE PLANTA ‘EL ROBLE’

En busca de aumentar el caudal y mejorar las condiciones de la PTAP ‘El Roble’ se inspeccionó el estado actual del canal de captación con el fin de estabilizar los litros por segundo de agua que llegan al sur de la ciudad; y así garantizarle el suministro del preciado líquido a la población que vive en la parte alta y baja del río Gaira.

Durante el desarrollo de esta jornada, la Essmar visitó a la comunidad indígena Naara Kajmanta, quienes están ubicados en la vereda El Canal, con el propósito de crear espacios de diálogo con los habitantes de este sector, en aras de multiplicar el mensaje de conciencia en lo relacionado al cuidado, preservación, conservación y manejo de los recursos naturales, en este caso, el agua.

“Vamos a seguir trabajando mancomunadamente para traer el agua a la ciudad, sobre todo, en esta temporada de sequía que se aproxima. Este recorrido es prescindible para recoger información valiosa, proveniente de las inquietudes de la comunidad de la vereda El Canal, todo esto con el fin de ver cómo reorganizamos el proceso de abastecimiento de agua. Si le damos un buen manejo al recurso hídrico, podremos afrontar de manera positiva la sequía de los próximos meses con soluciones inmediatas y favorables a largo plazo”, manifestó el gerente de la Essmar, José Dajud.

También podría gustarte