Acueducto solo cuenta con mil litros por segundo para abastecer a 500 mil samarios

El déficit actual para suministrar el vital líquido a la ciudad completa supera los 1000 litros por segundo y cada día aumenta con el descenso de los ríos Gaira, Piedra y Manzanares.

POR
GIANCARLOS
VILLARREAL LARIOS

El panorama que se evidencia en los ríos que alimentan las plantas de tratamiento de agua potable de la ciudad parece recrudecerse cada día limitando aún más el poco líquido que se pueda distribuir a los más de 500 mil samarios y turistas que requieren del agua para su quehaceres.

Según el gerente de la Empresa de Servicios Públicos de Santa Marta, Essmar, José Rodrigo Dajud, en la actualidad el acueducto de la ciudad funciona con tan solo mil litros de agua por segundo, y que con el pasar de los días continúa en descenso producto de la sequía que afronta desde hace tres meses Santa Marta.

“Estamos reorganizado los operativos de suministro en horarios y continuidad en muchas comunidades, es decir, mirar la posibilidad de compensar mejor la ciudad y trabajar con lo que hoy tenemos que son 1000 litros de agua que nos llegan de los ríos a las plantas de captación y de ahí a las redes de distribución (…) en diciembre estábamos trabajando con 1.500 litros”, señaló el Gerente de la Essmar.

En estos momentos la Planta de El Roble que debería tener unos 380 litros por segundo solo llegan unos 200 litros, pero con trabajos en las cuencas de los ríos que la alimentan aseguran desde la Essmar se pueden recuperar una cierta cantidad que mejore la cantidad litros para distribuir.

 “En los últimos días iniciamos unos recorridos en las cuencas de los ríos y nos encontramos que hay represamientos y que esa agua también va destinada cultivos y fincas, el objetivo es lograr una mejor redistribución durante esta temporada de sequía, con las comunidades que están alrededor del río vamos a desarrollar unas mesas de concertación para recuperar y llevar a la Planta de El Roble unos 80 a 100 litros de segundo”, aseguró  Dajud.

Entre los indicadores que maneja el Distrito, durante las épocas de sequía a través de las plantas de tratamiento se manejan 1.000 litros por segundo, lo que supone un déficit de 1.000 litros por segundo, es decir, 500 litros más a los que ya hacen falta durante las condiciones de normalidad en los afluentes que abastecen el acueducto de la ciudad.

Sobre el porqué de si se han venido desarrollando operativos para mejorar el suministro de agua en los hogares aún estos continúan sin recibirlo el Gerente de la Essmar reconoce que entre el 70% de las personas que habitan en las zonas altas de la ciudad no cuentan con el servicio de forma legal, y que en su mayoría se abastecen a través de  mangueras y moto bombas conectadas a la red en la parte baja.

 “La gente en Santa Marta lo que reclama es que si le decimos que van a tener cuatro horas de agua al día, sean esas y ellos con eso se programan y almacenan el agua para los días en los que no llegará el líquido” agregó el gerente de la Essmar quien reiteró que la principal tarea es recuperar los caudales.

IDENTIFICADOS NUEVOS CARTELES

A pesar de haber logrado reducir los indicadores de pérdidas en las redes de distribución de un 70 a 56%, las conexiones fraudulentas siguen siendo el talón de Aquiles de la empresa por lo que se han iniciado en primera instancia unos recorridos por las cuencas de los ríos y en algunas redes de distribución para evidenciar el nivel de conexiones ilegales.

En el Once de Noviembre hemos evidenciado personas que toman el agua cruda en mangueras antes de las redes. Así mismo, una empresa que toma agua de la red potable y un usuario que manipula una válvula y eso corta el suministro a gran parte de la comunidad, con los líderes de esa zona ya hemos hablado y tendremos reuniones sobre eso”, indicó José Rodrigo Dajud.

De igual forma agrega que se está analizando la posibilidad que sea la empresa la única encargada de la distribución de agua a través de los carrotanques.

 “Yo le decía a la señora alcaldesa que la Essmar debe ser la empresa que contrate y coordine los carrotanques, cada uno de estos vehículo que está con nosotros tiene unos sistema de GPS, pero hay muchos carros que tienen los logos de la empresa, pero no hacen parte de nuestro parque automotor, nosotros ya hemos venido trabajando con la Policía Ambiental, Dadsa, Gobierno y Corpamag, además de Fiscalía para evidenciar aquellos que hacen mal uso del agua y lo comercializan en la ciudad, la idea es no tener más carrotanques sino entregar agua en redes de distribución”, indicó Dajud.

ESTRATEGIA PARA AUMENTAR CAUDAL

Desde este fin de semana se puso en marcha un importante plan de trabajo en las cuencas de los ríos Gaira, Manzanares y Piedras, con el fin de aumentar los niveles de captación de los caudales y así obtener mayor cantidad de agua para abastecer a la población samaria.

En ese sentido se inspeccionó la Planta de Tratamiento de Agua Potable ‘El Roble’, ubicada en el río Gaira, en la vereda Puerto Mosquito. Dicha planta se encuentra en proyecto para aumentar la capacidad de tratamiento de 380 a 550 litros por segundo.

Durante este recorrido, se detectaron fugas, conexiones ilegales y una alta concentración de sedimento en el canal de captación, factores que impiden que el suministro de agua llegue de manera eficiente a los hogares de los samarios.

Sobre los resultados del recorrido, el gerente de la Empresa, José Rodrigo Dajud, manifestó que: “Descubrimos el paso de un canal que tiene más de 5 kilómetros de recorrido y que hoy brinda un abastecimiento importante a la ciudad. Miramos las fugas del canal y las conexiones irregulares, algunas provenientes del sector agrícola, quienes succionan el agua de esta cuenca para sus labores. De manera organizada y articulados con las autoridades competentes, seguimos buscando estrategias para afrontar la temporada de sequía y con ello, garantizarle el suministro de agua a todos los barrios de la ciudad».

La Empresa, a su vez, adelanta acercamientos con las diferentes comunidades que viven a la orilla de dichos ríos; que, junto a la ejecución de jornadas de limpieza, medición y validación de información, contribuyan a aumentar la presión del preciado líquido en las Plantas de Tratamiento.