Colegio El Divino Niño se fortalece en su educación humanista

1.156

POR: LEIDY

HENRÍQUEZ GALVIS

“Educamos con amor, fortaleciendo principios y valores que exaltan la calidad humana” ha sido el lema con el que el Colegio El Divino Niño ha fundamentado su filosofía, en un trasegar que hoy llega a sus 60 años; unas bases humanistas que aún mantienen vigencia y que lo tienen en los lugares más altos de la excelencia educativa en el ámbito local.

Y es precisamente, la vida dedicada con amor al servicio de la educación que ha tenido Berta Riascos de Del Valle, su fundadora y rectora, la que evidencia la calidad que actualmente ofrece la Institución; una propuesta basada en los principios católicos orientados al desarrollo integral de  las estudiantes.

Académicamente, El Divino Niño profundiza en Ciencias Naturales y trabaja en el excelente manejo de las Nuevas Tecnologías como herramientas que les permitan acceder eficientemente al conocimiento; asimismo, se proyecta positivamente en otras áreas y como líder en Gestión de Calidad.

Justamente, la licenciada Elvia Lacera Padilla, líder de Calidad del Colegio, se refirió a estos procesos que contribuyen a mantener el estándar general y también, en las pruebas externas como las Saber, donde han alcanzado el nivel Muy Superior.

“El análisis de resultados es nuestro punto de partida para implementar cambios, ajustes del Proyecto Educativo en general. Somos certificado con el modelo EFQM a nivel internacional y definitivamente aplicando nuestra herramienta REDER (Resultados para Establecer y Desplegar Enfoques), empezamos la autoevaluación, que nos permite descubrir qué estamos haciendo bien y cómo podemos seguir haciéndolo mejor”, expresó.

Así mismo, hizo particular énfasis en el plan de formación que se tiene al cuerpo docente -conformado por más de 40 licenciados-, donde destacó la importancia que tiene  mantenerlos actualizados y que esa capacitación se transmita durante las clases.

Otro de los proyectos con el que quieren impactar es el mejoramiento de las habilidades comunicativas en Inglés, pese a no ser un colegio bilingüe; además, en Matemáticas y Lectura Crítica también se está trabajando, pues son otras de las áreas que se evalúan rigurosamente.

“Tenemos todo un proyecto al respecto y estamos empoderándolas en el idioma extranjero, que además les va a ser de mucha utilidad no solo para el ingreso a la educación superior, sino de todas las actividades que desde el Distrito, por ser turístico, requieren”, sostuvo la líder de Calidad.

AMBIENTES DISTINTOS DE APRENDIZAJE

La lúdica y particularmente, la práctica de deportes se han convertido en otra de las banderas ‘Divinistas’; partiendo de su naturaleza incluyente, el plantel está convencido que en la diversión y el juego orientados a los valores, está la clave para el crecimiento y empoderamiento de las niñas y jóvenes.

“Nuestro colegio tiene un proyecto de lúdicas que está permitiendo que las niñas se diviertan aprendiendo, que fortalezcan su parte física, emocional y que permitan destacarse; nuestras estudiantes así lo están demostrando. Ofrecemos lúdicas completamente gratuitas, ellas vienen y aquí estamos descubriendo talentos con eso; también cuando salen del colegio y en las universidades se destacan; son capaces de ser emprendedoras, líderes y académicamente, dan resultados”, indicó.

Como aspecto a destacar, el equipo de porristas Flyers ha logrado representar a El Divino Niño a nivel regional, nacional e internacional; de hecho, el año anterior participaron por Colombia en el Campeonato Internacional de Porrismo ‘The Magical Championship of The World’, en Puerto Vallarta, México.

UN POCO DE HISTORIA…

La licenciada Berta Riascos empezó a escribir la historia de El Divino Niño en 1960, en su residencia como primera sede de un ‘kindergarden’, donde las habitaciones se convirtieron en aulas de clase, con tableros y ventiladores; los alumnos dotaban el mobiliario con mesas y sillas que llevaban desde sus casas.

Entre los estudiantes pioneros en esa época, se destacan los hermanos José Gregorio, Eduardo y Antonio Sánchez Pinedo, familia que en la actualidad tiene a su tercera generación estudiando, con María Camila González Sánchez, quien cursa grado cuarto y su madre, Victoria Sánchez Fuentes, hizo estudios allí y es miembro del Consejo Directivo.

En 1965 se realizó la graduación y con 25 estudiantes que tenían hasta entonces, el espacio se hizo insuficiente y se vieron obligados a trasladarse hacia la calle 16 con carrera 1 y años más tarde, a la Avenida del Libertador con carrera 12; en este último lugar, se entregó la primera promoción de Básica Primaria, en 1971.

Finalmente, el 3 de agosto de 1974, se inauguró la edificación en la calle 22 con carrera 20 donde hasta hoy se encuentran ubicados y dotada de una infraestructura que cubre las necesidades de las estudiantes.

En 2001 se entregó la primera promoción de Bachilleres Académicos, conformada por 37 estudiantes, escribiendo así una nueva página en el historial Divinista.

CARLOS VIVES, HIJO ILUSTRE

Entrar al salón de actos ‘Carlos Vives Restrepo’ es inmiscuirse en un mundo de talentos; allí, no solo reposan los trofeos y reconocimientos obtenidos por el Colegio en distintos eventos… el lugar también rinde homenaje a la discografía del artista samario, quien cursó su etapa de Preescolar allí y muy orgulloso, – cada que puede- no duda en contar sus historias vividas en esa época.

CELEBRACIÓN ESPECIAL

En conmemoración de estos 60 años, la rectora de El Divino Niño, licenciada Berta Riascos de Del Valle, hace extensiva la invitación a la Eucaristía que se realizará mañana sábado 14 de marzo, a las 8:00 de la mañana en la Catedral Basílica de Santa Marta.

También podría gustarte