Se podrá restringir acceso a las audiencias judiciales

441

El Consejo Superior dividió sus medidas en tres partes: la administrativa, las funcionales y las laborales. En la primera se dotarán de elementos de protección tales como tapabocas y guantes a empleados de las ventanillas de atención al público.

El Consejo Superior de la Judicatura anunció que adoptaran medidas en la Rama Judicial en razón a la expansión del COVID-19, que hoy está declarada como pandemia mundial y en el territorio nacional llevó a que el presidente Iván Duque decretara la emergencia sanitaria.

De acuerdo con el documento de tres páginas firmado por la presidente de la corporación, la magistrada Diana Alezandra Remolina, como primera medida se creó un grupo de trabajo que se encargará de analizar permanentemente la evolución de la situación y generar e impulsar las acciones a implementar en las sedes de la Rama Judicial de todo el país.

El Consejo Superior dividió sus medidas en tres partes: la administrativa, las funcionales y las laborales. En la primera se dotarán de elementos de protección tales como tapabocas y guantes a empleados de las ventanillas de atención al público.

Se dispondrán jornadas de limpieza permanente, cada hora, de ventanillas y zonas de alta circulación como ascensores, torniquetes de acceso, puertas o barandas. Además de eso, a través de las empresas de aseo contratadas, se dispondrán la realización de jornadas de limpieza especial para reducir el riesgo de contagio, sobre todo, en aquellos sitios en donde hay presencia numerosa y permanente de usuarios radicando documentos o adelantando trámites.

Del mismo modo, anunciaron que pondrán a disposición del público surtidores con gel antibacterial o toallas desechables con alcohol para la limpieza de las manos, antes de realizar trámites en puntos de atención o despachos. En el interior de los lugares, exactamente en los baños, también se asegurarán que haya disponible jabón y toallas desechables.

Además de esto, se oficiará a la coordinarán de la ARL a capacitar a los empleados judiciales que se encargan de la atención al público sobre el uso adecuado que deben darle a los elementos de protección personal como tapabocas y guantes. Igualmente, informarán a estos empleados la necesidad de que reporten si han sido diagnosticados con alguna condición médica, como diabetes o presión alta, para evitar incrementar su factor de riesgo por el coronavirus.

Como medida preventiva también expusieron que se desactivarán el uso de lectores biométricos de huella en los accesos de las sedes judiciales y adoptarán otras acciones para garantizar la seguridad de estos puntos de acceso.

A la par de esto, se activarán los Comités Paritarios de Seguridad y Salud en el Trabajo (COPASST) en todo el país con el fin de exponer la mayor veces posible el monitoreo sobre la higiene y seguridad en el lugar de trabajo.

La Unidad de Recursos Humanos, por su parte, adelantará una campaña de hábitos de limpieza frecuente de las manos y del sitio de trabajo a nivel nacional. “La implementación de estas medidas deberán iniciarse a la mayor brevedad y mantenerse sin interrupciones en el tiempo, por lo que se deberá planear adecuadamente la disponibilidad de los insumos que se requieran para su realización”, dice el documento.

En razón a lo funcional, la corporación señaló que se restringirá el acceso a las sedes judiciales cuando las personas presenten afecciones respiratorias o fiebre.

“Para este fin la direcciones seccionales harán campañas informativas para alertar a servidores y usuarios de estas posibles restricciones, o contarán con sensores térmicos que permitan identificar situaciones de salud en la entrada de las sedes judiciales con mayor concurrencia de público”, expresaron.

Además de esto, señalaron que se limitarán el acceso de acompañantes a quienes asisten a diligencias y audiencias judiciales y que los jueces y magistrados cuando lo estimen necesario y de acuerdo con sus facultades legales podrán restringir el acceso a audiencias públicas.

Como medida preventiva en el interior de la Rama, los servidores judiciales deberán informar a su superior jerárquico si durante los últimos meses han viajado a China, Italia, España, Francia o cualquier otro país que el gobierno colombiano señale, o si ha estado en contacto con personas que lo hayan hechos, con el fin de restringir su acceso a las sedes judiciales.

La corporación dejó claro que se podrían aplazar en forma preventiva todos los eventos organizados por la Rama Judicial programados hasta el 30 de abril y se realizarán virtualmente los que sean posibles.

 “Teniendo en cuenta que la Rama Judicial cuenta con herramientas tecnológicas colaborativas, se priorizará su utilización para evitar desplazamientos y reuniones presenciales”, dice la misiva.

En razón a las situaciones laborales el Consejo Superior añadió que acorde con las necesidades del servicio y garantizando la atención al público, los consejos seccionales en todo el país, de acuerdo con las realidades regionales, organizarán turnos laborales desde las 6 a.m que permitan flexibilizar el horario de trabajo para evitar el uso de sistemas de transporte en las horas de mayor congestión.

Los jueces, magistrados y jefes de dependencias podrán autorizar a los servidores para que laboren desde sus casas y controlarán el cumplimiento de las tareas asignadas.

Por último, la Unidad de Recursos Humanos de la Dirección Ejecutiva de Administración Judicial concentrará la información de reportes de servidores judiciales que lleguen a diagnosticarse con coronavirus.

La corporación extendió estas medidas a la Corte Suprema de Justicia, el Consejo de Estado, la Corte Constitucional, tribunales administrativos y juzgados, entre otros servidores públicos que hacen parte de la Rama.

También podría gustarte