5.800 muertos y 150.000 infectados,  el balance del ´virus asesino´

245

El nuevo coronavirus superó ayer la cifra de  150.000 afectados en el mundo, y todos los países, desde a Estados Unidos a España, pasando por Rusia, cierran fronteras y aceleran sus medidas destinadas a atenuar el impacto de la pandemia.

La COVID-19 ya ha matado a más de 5.800 personas en  137 países, según el recuento de la AFP a partir de cifras oficiales, que sitúan los contagiados en 151.767.

Ese recuento, sin embargo, oculta el verdadero impacto de la pandemia a nivel mundial, ya que los métodos de conteo difieren de un país a otro y en naciones como Venezuela, donde se anunciaron los dos primeros casos, puede poner en jaque al devastado sistema sanitario.

España, el país europeo junto a Italia donde la pandemia progresa más rápidamente, hubo 1.500 nuevos contagios en las últimas 24 horas, acercándose a los 6.000 afectados y con más de 180 muertos.

El gobierno español, que decretó el estado de alarma, abrió un consejo de ministros de emergencia que continuaba reunido el sábado a media tarde. El país, que amaneció prácticamente paralizado, aguardaba con aprehensión el anuncio de las principales medidas.

Gobiernos regionales como el de Madrid, donde se concentra el número de afectados, ya anunciaron cancelación de todos los eventos públicos y cierre de comercios, excepto los esenciales.

El presidente estadounidense, Donald Trump, que el viernes dio luz verde a un acuerdo con los demócratas para un gran plan de lucha contra la COVID-19, anunció que se había sometido al test del coronavirus, cuyos resultados se darán a conocer posteriormente.

La Casa Blanca anunció también que se tomará la temperatura de “todas las personas en contacto cercano” con Trump y su vicepresidente Mike Pence, “como precaución”.

Estados Unidos, que estremeció a la economía mundial al prohibir esta semana los vuelos procedentes de Europa por 30 días, extenderá la medida al Reino Unido, reveló Trump a periodistas.

El gobierno británico, por su parte, se dispone a ampliar sus medidas de combate, según medios de prensa, ante la imparable progresión de la crisis sanitaria en sus vecinos europeos.

Rusia decidió cerrar el domingo sus fronteras terrestres a los extranjeros, Noruega anunció el cierre de puertos y aeropuertos.

Europa es hoy por hoy el centro de la epidemia, según la OMS.

China, país origen de la pandemia, con más de 3.000 muertos, registra en cambio cifras diarias bajísimas de contagio y fallecimientos. Este sábado, solo hubo 11 infectados.

Pero la COVID-19 llega a nuevos países cada día. En las últimas horas se registraron los primeros casos en Ruanda y Guinea Ecuatorial, y Ecuador y Dinamarca lamentaron respectivamente su primer muerto.

Italia, el segundo país con más decesos detrás de China (1.441 muertos y 21.157 casos), vivía un fin de semana en silencio, su población recogida en los domicilios. Milán y Roma decidieron cerrar sus parques y jardines para impedir concentraciones de gente.

En todo el planeta, la epidemia vacía poco a poco las calles, confina en casa a millones de ciudadanos y transforma las vidas cotidianas. El saludo con un beso, el café en la barra del bar, las reuniones de trabajo o ver una película en el cine se convierten en actos cada vez más raros, o imposibles.

“Nosotros que estamos acostumbrados a ver multitudes, ver así la Puerta del Sol nos resulta desolador”, decía el sábado Paco Higueras, trabajando con mascarilla y guantes en una tienda de alimentación en el centro de Madrid.

EL BALANCE

El nuevo coronavirus ha provocado al menos 5.800 muertos en el mundo desde que apareció en diciembre, según un balance establecido por la AFP basándose en fuentes oficiales, este sábado a las 17h GMT.

Desde el comienzo de la epidemia se contabilizaron más de 151.760 casos de contagio en 137 países o territorios.

Desde la víspera a las 17H00 GMT se registraron 417 nuevas muertes y 11.037 contagios en el mundo.

En las últimas 24 horas, los países que más fallecidos registraron fueron Italia, con 175 nuevos muertos; Irán (97) y España (63).

China continental (sin contar Hong Kong y Macao), donde la epidemia estalló a finales de diciembre, tiene un total de 80.824 personas contagiadas, de las que 3.189 murieron y 65.541 sanaron totalmente. En las últimas 24 horas se han registrado solamente 11 nuevos casos y 13 fallecimientos.

En el resto del mundo, el sábado a las 17H00 GMT se registran un total de 2.575 muertes (404 más que la víspera) y 70.943 casos (11.026 nuevos contagios).

Después de China, los países más afectados son Italia, con 1.441 muertos y 21.157 casos; Irán, con 611 muertos (12.729 casos); España, con 183 muertos (5.753 casos) y Francia, con 79 muertos (3.661 casos).

Desde viernes a las 17H00 GMT, Ecuador y Dinamarca anunciaron las primeras muertes vinculadas al nuevo coronavirus en su territorio. Kosovo, Mauritania, Uruguay, Surinam, Guatemala, Antigua y Barbuda, Namibia, Eswatini, Puerto Rico, Ruanda, Guinea Ecuatorial y Guinea también diagnosticaron sus primeros casos.

El sábado a las 17H00 GMT, y desde el comienzo de la epidemia, Asia sumaba 91.480 contagios (3.303 fallecidos), Europa, 42.828 (1.771); Oriente Medio, 13.950 (623); Estados Unidos y Canadá, 2.600 (52); América latina y el Caribe, 418 (5); África, 247 (7) y Oceanía, 244 (3).

Este balance fue realizado utilizando datos de las autoridades nacionales recopilados por las oficinas de AFP y con informaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS)./AFP

También podría gustarte