HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

África teme lo peor

Los países africanos se libran por ahora de la pandemia de coronavirus que se ceba con el resto del mundo pero son pesimistas y se esfuerzan en retrasar su propagación, limitando y aislando los casos «importados» de Asia y Europa.

Hasta el viernes se registraron casi 200 contagios por el coronavirus en 13 países de África subsahariana, según las autoridades nacionales, y un primer muerto confirmado en Sudán.

Sudáfrica es, con 24 casos, todos ellos pacientes que han viajado recientemente a Europa, el país más afectado del continente.

Unas cifras anecdóticas en comparación con las aproximadamente 135.000 personas infectadas y más de 5.040 muertos en todo el mundo desde la aparición del virus en China en diciembre.

Pero, muy lentamente, el nuevo coronavirus comienza  a llegar a África. En las últimas 24 horas se han registrado los primeros casos en Gabón, Ghana, Guinea, Kenia, Etiopía, Sudán y Mauritania.

Los dirigentes africanos lo llevan diciendo desde el comienzo de la pandemia: sus países no se librarán.

«Se convertirá en una crisis nacional», advirtió el jefe de Estado sudafricano Cyril Ramaphosa, presidente interino de la Unión Africana (UA).

La enfermedad provocada por el coronavirus (COVID-19) representa una amenaza para el continente debido a la vulnerabilidad de los sistemas sanitarios.