No entiendo cómo yo sí tengo coronavirus y él no: hermana de taxista que murió en Cartagena

2.998

Toda una controversia ha generado la muerte de un hombre que trabajaba como taxista en Cartagena, de quien la Clínica Cartagena del Mar había informado que se sospechaba que su fallecimiento tuviera que ver con coronavirus, lo que desató molestia en el Ministerio de Salud que le jaló las orejas.

Ahora el caso se torna aún más complicado debido a que el Instituto Nacional de Salud dio a conocer que las pruebas practicadas al hombre salieron negativas para COVID-19, sin embargo su hermana Liliana Ricardo Iregui, con síntomas similares, sí dio positivo.

“Es necesario continuar con la investigación de campo para determinar si hay un nexo epidemiológico entre los dos casos. Solamente cuando concluya esta investigación será posible atribuir o descartar que la causa del deceso fue el COVID-19”, informó a través de un comunicado el Ministerio de Salud.

En diálogo con La FM, Liliana Ricardo Iregui se mostró sorprendida con este caso pues no entiende cómo su hermano dio negativo si fue él quien tuvo contacto con personas que aparentemente habrían estado contagiadas el pasado 4 de marzo, cuando transportó en su taxi a dos turistas italianos.

“Según el Ministerio de Salud, mi examen sí dio positivo para coronavirus, yo entonces no entiendo si mi contacto social es mínimo, yo no he salido ni con coronavirus ni sin coronavirus en Cartagena, no fui ni a cine ni a una heladería, no entiendo cómo yo sí lo tengo y mi hermano no”, expresó.

En la clínica le informaron que su hermano murió por una afección respiratoria, producto de una neumonía aguda.

Relató que el pasado 4 de marzo, el hombre recogió en su taxi a unos turistas italianos que, según le contó él a su hermana, tenían tos. Llegó en la madrugada a su casa y nunca tuvo contacto con Liliana ni al siguiente día. Asegura que estuvo asintomático hasta el sábado 7 de marzo en la noche cuando empieza a presentar fiebre.

“Él se dirige a su EPS Salud Total y un médico le recomienda un tratamiento a base de acetaminofen”, contó Liliana, no obstante esto no le hizo y el lunes 9 de marzo llamó a su hermana, quien había pasado ese fin de semana con su mamá, y le dijo que se sentía muy mal porque le costaba respirar, tenía fiebre y tos.

El martes Liliana regresó a la casa y fue ahí cuando tuvo el primer contacto con su hermano, en periodo de crisis, a quien llevó de urgencias y le informaron que debía ser hospitalizado en la clínica.

“Cuando regreso de casa a buscar la ropa de él por que lo iban a hospitalizar, me dicen que no puedo entrar al cuarto de mi hermano, que esperara a la directora de la clínica que me iba a dar un tapabocas. Ella me dijo que mi hermano les había explicado que había llevado a los turistas y eso puso en alerta amarilla a la clínica”, agregó.

Detalló que la doctora le informó que ella también debía estar en cuarentena por haber estado en contacto con él. “A mí el examen me lo hicieron el día lunes en la madrugada (16 de marzo), pero antes que eso sucediera tuve que ponerme en la mitad de la calle para obstruir la vía para que me atendieran porque yo tenía mucha fiebre. Los obligué prácticamente a que me atendieran”.

Sobre si van a repetir el examen, aseguró que no tiene conocimiento pero de ser así tendrían que exhumar el cuerpo de su hermano. “Porque a él lo sepultaron el mismo día en el Cementerio de Albornoz de Cartagena, esa fue la orden que dio el Dadis, porque el hijo les rogó que no cremaran a su papá y el Dadis dijo si no lo creman hay que sepultarlo de forma inmediata”.

 

 

Fuente: Sistema Integrado Digital
También podría gustarte