Aguacero dejó 29.450 personas afectadas y millonarias pérdidas

269

Cantidad de sedimentos, piedra y lodo recogieron las autoridades distritales después de los estragos originados por el aguacero que cayó el día miércoles en Santa Marta. /MONTINER ALVIS

 

En el 45% del área construida de la ciudad hubo afectaciones fuertes y la movilidad estuvo reducida en un 100%, mientras que en la zona rural del Distrito no se reportó ningún tipo de daño o inundaciones.

 

 

Un total de 29 mil 450 personas afectadas directamente y 33 barrios en emergencia dejó el fuerte aguacero que cayó el miércoles en Santa Marta, según informaron los organismos de socorro y la Unidad de Gestión del Riesgo Distrital.

Asimismo se reportaron un total de 20.234 casas afectadas moderadamente, las cuales están ubicadas en los cerros de la ciudad. Por otro lado, hubo 4.835 viviendas afectadas ubicadas en la ronda hídrica. De igual forma, se presentaron 20 casas afectadas fuertemente que están en los alrededores a las rondas hídricas.

 

Habitantes de Pescaíto afectados por el represamiento de agua lluvia participaron en la limpieza de sus casas retirando el lodo. /MONTINER ALVIS

 

El balance de los estragos originados por el aguacero indica que 818 casas ubicadas en los alrededores de la Quebrada Tamacá tuvieron afectaciones leves mientras que 888 viviendas aledañas a la carrera 19 tuvieron fuertes afectaciones. En el perímetro urbano de la ciudad hubo 2.649 viviendas con afectaciones moderadas y 6 casas afectadas directamente en su infraestructura.

Según la medición pluviométrica del Ideam cayeron 129 litros de agua por metro cuadrado en el área urbana, en el sector de la Universidad del Magdalena 100 litros por metro cuadrado, la ciudad se cubrió con una capa de 12, 9 centímetros que al moverse afectó los barrios ubicados en cerros, rondas hídricas y puntos bajos de la ciudad.

 

En la calle 22 hubo un derrumbe cuyas piedras bloquearon la avenida durante varios minutos, mientras se retiró ese material que cayó del cerro. /MONTINER ALVIS

 

Se dificultó de forma general el transporte público y particular, dado que las vías del Distrito funcionaron como canales de conducción de agua hacía los puntos bajos.

Las entidades que han participado en atender estas emergencias son: Cuerpo de Bomberos de Santa Marta, Defensa Civil, Cruz Roja, Essmar, Unidad de Gestión del Riesgo Distrital, Dadsa, Policía y la Alcaldía Distirtal.

 

 

SECTORES AFECTADOS

Los barrios afectados fueron: San Fernando, ‘Nacho Vives’, San Jorge, Alto de Delicias, Ondas del Caribe, Fundadores, Ensenada Juan XXIII, ‘Luis R. Calvo’, Altos de Galicia, María Eugenia, Pastrana y Altos de Simón Bolívar, Cerro ‘Las Tres Cruces’ y Cerro Junín.

Además Santana, Centro Histórico, Pescaíto, Chimila II, Las Malvinas, Galicia, Bastidas, Portal de la 19, Quebrada Tamacá, Boulevar de Las Rosas, La Tenería y Manzanares.

 

Acciones de limpieza manual y con maquinaria se dieron en los distintos barrios afectados por la fuerte lluvia a cargo de los operarios de la Essmar. /MONTINER ALVIS

 

Los colegios afectados fueron ‘Jhon F. Kennedy’ y el Jardín Infantil del barrio Pescaíto, donde niños y jóvenes fueron evacuados por unidades del Cuerpo de Bomberos de Santa Marta.

En los edificios se presentaron múltiples fallas eléctricas, también hubo afectaciones en la Universidad Cooperativa de Colombia (UCC) y la sede Centro de la Universidad del Magdalena. También se afectaron las instalaciones del Centro Regional de Atención a Víctimas y Centro de Protección al Ciudadano en el barrio María Eugenia.

 

Mujeres afectadas por la lluvia en el barrio María Eugenia limpiaban el lodo que se acumuló en las calles para prevenir inconvenientes en la salud. /MONTINER ALVIS

 

Se cayó una infraestructura de estabilización de talud en los cerros de los barrios nororientales, asimismo, hubo la caída de muros de 10 viviendas que dejó daños menores y fue en predios ubicados en zonas de alto riesgo. 

 

Electrodomésticos y otros enseres afectados hacen parte de los daños que dejó la emergencia invernal originada con la caída de 129 mililitros de agua. /MONTINER ALVIS

 

EMERGENCIAS ATENDIDAS

Las acciones de limpieza manual y con maquinaria se dieron en los siguientes puntos: Carrera 19 con Ferrocarril, las rejillas del sector de Condominio Cañaveral, El Parque, entrada de Curinca, Chimila y bajada de ‘Luis R. Calvo’.

También se limpiaron todas las rejillas del Centro Histórico y se despejaron totalmente las vías que conducen a los barrios ‘Luis R. Calvo’, ‘Nacho Vives’ y Los Fundadores. Hubo jornada de limpieza en la desembocadura del río Manzanares, en la Avenida del Ferrocarril y en el sector del Pando en el canal de la Vía Alterna.

 

Muebles, sofás Y televisores mojados sacaron los habitantes de Pescaíto a la intemperie para que el sol los secara. /MONTINER ALVIS

 

En el sector del barrio ‘Luis Carlos Galán’ se presentó un deslizamiento por un proceso que se venía desarrollando en un cerro, el cual afectó a una familia.

La primera con 22 presentó estancamiento de aguas de escorrentías que aumentó la altura de la lámina de agua a 70 centímetros en ese punto, también se presentó esta situación en la Avenida del Libertador.

Barrios en puntos bajos con estancamientos de agua por rejillas sucias, deslizamientos de sedimentos en el sector de los cerros norte de la ciudad, por no respetar el talud natural del suelo y la cobertura vegetal.

 

Esta madre le tocó cargar a su hija para evitar que se viera afectada por el lodo.

 

BALANCE DEFENSA CIVIL

El mayor Eduardo Vélez, director de la Defensa Civil, confirmó que un total de 33 barrios resultaron afectados por la fuerte lluvia que cayó el día miércoles en Santa Marta, los cuales tuvieron altos niveles de agua que ocasionaron pérdidas materiales por cuantificar.

Después del torrencial aguacero que por fortuna no se prolongó durante mucho tiempo, la administración distrital en coordinación con los organismos de socorro procedió a retirar los residuos de materiales como lodo y piedras que quedaron en distintos barrios por donde la escorrentía dejó sus estragos.

 

La pared del cementerio San Miguel  que se vino abajo evidenció el mal estado de la infraestructura, donde quedó al descubierto la parte trasera de algunas bóvedas.

 

Comentó que se realizó una reunión del Consejo Distrital de Desastres en donde la Unidad Nacional de Gestión anunció su participación con una maquinaria amarilla para la recolección del lodo que se acumuló en las calles de los barrios afectados.

El director del organismo naranja precisó que el balance de la fuerte lluvia dejó 5 casas averiadas y que los miembros del Consejo Distrital de Gestión del Riesgo adoptará las medidas preventivas para estos casos puntuales. ‘‘Quiero comunicar que en la noche del día miércoles se registró un derrumbe sobre la calle 22 donde con la maquinaria del Distrito se participó en la recolección de las piedras para despejar la avenida. También se realizaron trabajos de limpieza en el box coulvert del barrio Pescaíto en donde se retiraron varias toneladas de basuras’’, indicó.

Es válido mencionar que la alerta naranja emitida por el Ideam se mantiene activa para que las poblaciones estén preparadas ante una eventual creciente súbita en los ríos que descienden de la Sierra Nevada de Santa Marta.

 

El barrio 17 de Diciembre quedó con un caos y graves afectaciones en la movilidad por el barrial y viviendas inundadas.

 

RECORRIDO EN BARRIOS

Atendiendo las directrices del alcalde Rafael Alejandro Martínez, desde muy temprano la gerente de la Essmar, Ingrid Aguirre, recorrió diferentes puntos críticos afectados por la fuerte lluvia. ‘‘Desde la Essmar realizamos un arduo trabajo para atender rápidamente a la comunidad a través del retiro de sedimento. Hasta el momento el consolidado de nuestros frentes de trabajo reportan 274 toneladas de sedimento retiradas hasta el momento, de los cuales solo en el barrio María Eugenia fueron 160 toneladas  gracias al apoyo de 1 retrocargador y 5 dobletroque; en el barrio Primero de Mayo se retiraron 12 toneladas de lodo con el apoyo de un minicargador y una volqueta’’, explicó la funcionaria.

 

Los afectados por las lluvias sacaron los colchones a la calle porque se les mojaron y esperaban que se les secara para ver si servían.

 

De acuerdo con la información en el barrio Pescaíto se retiró un total de 82 toneladas de sedimentos con el apoyo de un minicargador y dos dobletroques; en la entrada al barrio 17 de Diciembre se sacaron 20 toneladas de lodo.

También podría gustarte