Los movimientos del alcalde contagiado con coronavirus

455

“Llegué del viaje (de Marruecos) a principios de marzo, y en las dos primeras semanas, participé en actividades en Bogotá y Popayán. Tras sentirme mal, me sometí a una prueba, que dio positiva y opté por informar para ser sincero con mis ciudadanos”, relató el mandatario de Popayán, Juan Carlos López Castrillón, quien este jueves confirmó que está contagiado con el coronavirus.

Su anunció aumentó el temor a la enfermedad en Popayán, no solo porque se confirmaron dos nuevos casos en el reporte anunciado este jueves por el Ministerio de Salud, sino porque el mandatario ha tenido una nutrida agenda en las últimas dos semanas, desde que regresó de Marruecos. La agenda incluyó un encuentro con el presidente Iván Duque y con alcaldes de todo el país, y el lanzamiento de la semana de Popayán en Bogotá, en un evento en el Museo Nacional de Bogotá al que asistieron, entre otros, el excandidato presidencial Humberto de la Calle y el escritor Juan Esteban Costaín.

El mandatario confirmó su caso, a través de un corto video que compartió en sus redes sociales anoche, cuando le fueron entregados los resultados de las pruebas que se practicó por ser una persona mayor de 70 años y después de llegar de Marruecos, en compañía de algunos funcionarios de su administración.

El viaje lo realizó a mediados de febrero por invitación de la ONU a participar en un evento relacionado con la mujer en Marruecos. Después, funcionarios y alcalde llegaron a principios del mes al país, por Bogotá; arribando después a Cali y luego a Popayán, el 1 de marzo. Llegó a Colombia en un vuelo de Avianca, como bien explicó una de las integrantes de su gabinete, quien publicó el siguiente mensaje:

“Expresarles que a mi llegada a Colombia, pasé por el control respectivo en El Dorado, siendo mi prueba negativo por lo cual no fui catalogada como paciente en riesgo para tomar la prueba del coronavirus. A la fecha no presento síntomas. Sin embargo, debido a los resultados dados a conocer por el señor alcalde, todo el gabinete, incluyéndome, nos tomaremos una prueba”, fue el mensaje de la secretaria de la mujer, Diana Carolina Cano Pajoy.

Luego de su llegada al país, el alcalde empezó una serie de actividades propias de su cargo durante las primeras semanas de marzo, como fue la presentación y puesta en marcha de Vive Popayán en Bogotá, reuniones con organizaciones y asociaciones en una mesa técnica de vivienda para la elaboración del Plan de Ordenamiento Territorial, POT hasta ruedas de prensas con periodistas

Incluso, participó en reuniones con el gobernador del Cauca y alcaldes de la región, precisamente para diseñar estrategias que ayuden a contener la propagación del covid 19, como quedó registrado en los videos que compartió en las redes sociales de dichas actividades.

Por eso el temor, porque Juan Carlos López Castrillón compartió con muchas personas, incluyendo al presidente de la República, Iván Duque Márquez, quien anunció hoy que se practicará de nuevo la prueba para descartar un posible contagio, tras confirmarse el caso del mandatario payanés. Este último participó también en una reunión de alcaldes colombianos.

“Nos preguntaron si teníamos síntomas y después nos tomaron la temperatura con un dispositivo digital, eso fue al ingreso de la casa de Nariño, donde se adelantó un trabajo con el presidente. Ese día, terminada la reunión, y al día siguiente, llegué a Popayán, empecé un malestar, de ahí que determinara realizarme la prueba, eso fue el martes 17, con el resultados a los dos días siguientes”, relató López Castrillón al exponer que sí informó de su viaje antes de la reunión con el primer mandatario de los colombianos.

Una vez se confirmó esta situación, el pánico fue el protagonista en Popayán y en la región, porque muchos participaron con reuniones con ‘El Pollo’ López, como es conocido cariñosamente.

“Estoy paralizado del miedo, porque el alcalde adelantó reuniones hasta con nosotros los concejales, con periodistas y los integrantes de prensa de su administración, donde se dio contacto físico con él, es decir, que sí es un hecho que el virus se propagó entre un gran número de ciudadanos desde la misma alcaldía”, relata un concejal de la bancada liberal.

Mientras tanto, un integrante del área de comunicaciones reconoció el riesgo que enfrenta luego de compartir, por un amplio periodo de tiempo, con el mandatario, en eventos relacionados con la semana santa en la capital del país, donde participó en actividades de asistencia masiva ante de ser cancelada por la emergencia.

“Cualquier tipo de examen en estos momentos va a salir negativo. Solo hasta los 14 días siguientes se puede evidenciar si hay contagio, tiempo de incubación del virus, me indicaron los médicos que me atendieron. Así las cosas, los contactos que tuvo el alcalde en Bogotá son muy cortos en tiempo, aunque el temor es que otros si sostuvieron un contacto más amplio a su regreso a la ciudad, por eso ahora estoy cuarentena en mi casa”, relató el funcionario, quien pidió mantenerse en el anonimato.

La misma situación enfrenta el gobernador Elías Larrahondo Carabalí, que el lunes pasado sostuvo una reunión de trabajo con López Castrillón, precisamente para acordar las medidas preventivas para esta emergencia.

A raíz del caso del primer mandatario, se suspendieron por completo las actividades dentro del Centro Administrativo Municipal, el cual es sometido a un proceso de desinfección.

Mientras tanto, el equipo de trabajado del mandatario y funcionarios de varias dependencias ya fueron aislados para practicarles las pruebas correspondientes. El equipo de seguridad del mandatario fue aislado para evitar más el contagio y sus integrantes, si es del caso, serán sometidos a las valoraciones.

Mientras tanto, en las calles el miedo es real entre los ciudadanos, quienes salieron a comprar alimentos perecederos en los centros de abasto, galerías y almacenes de cadena. También, a retirar dinero de los cajeros automáticos. Los bancos atienden a puerta cerrada, bajo control policial y con el apoyo de seguridad privada.

“La gente está nerviosa, aun así uno ve a muchos que no portan ni siquiera tapabocas, y cuando se le realizan las recomendaciones, reacciones de forma violenta, no entiendo por qué no contribuyen a superar la emergencia, porque todo estamos en riesgo”, relató un policía, quien integra el dispositivo de seguridad en el Parque Caldas, donde aun se ven concentraciones de ciudadanos.

De ahí que, para enfrentar la emergencia, el gobernador del Cauca decretó el toque de queda desde este 20 de marzo al 20 de abril, todos los días, de 8:00 p.m. a 5:00 a.m. Por eso, actividades relacionadas con la Semana Santa fueron suspendidas y otros eventos en esta región del país.

POPAYÁN (Colprensa).

También podría gustarte