La pérdida del olfato, un síntoma de alarma vinculado al coronavirus

115

Se sabía que el COVID-19 da fiebre, tos y dificultad para respirar, pero los oto­rrinolaringólos advirtieron este sábado de otro síntoma asociado según ellos a la enfer­medad, la pérdida del olfato. Los otorrinolaringólos (ORL) observaron en los últimos días un recrudecimiento de los casos de anosmia”, señaló el viernes el número dos del Ministerio de Salud francés, Jérôme Salomon, al hacer su balance diario de la situación en Francia.

Se trata de una «desapari­ción brutal» del olfato, pero sin nariz tapada, y a veces acom­pañada de una desaparición del gusto (ageusia).

Esta anosmia descrita por varias personas con COVID-19 puede ocurrir de forma ais­lada o con otros síntomas relacionados con el virus.

En caso de anosmia, “hay que llamar a su médico de cabecera y evitar la autome­dicación sin opinión especia­lizada”, subrayó Salomon.

Sin embargo, este síntoma sigue siendo “bastante raro” y “generalmente” se observa en pacientes jóvenes, con formas “poco severas” de la enfer­medad, precisó el director de Salud. La sociedad francesa de ORL lanzó el viernes una advertencia sobre el recru­decimiento de estos casos, compartida por médicos en las redes sociales. “Hay un vínculo evidente” entre la anosmia y el virus, afirmó Jean-Michel Klein, presidente del Consejo Nacional Profesional de los ORL, que ejerce en París.

“No todos los positivos con COVID-19 son anósmicos, pero todos los anósmicos aislados sin causa local, sin inflama­ción, son positivos de CO­VID-19”, indicó el especialista a la AFP. Según los primeros casos registrados por la red profesional de otorrinolarin­gólogos, los pacientes afec­tados son más bien jóvenes, entre 23 y 45 años.

Muchos profesionales de la salud también se verían afectados, entre ellos varios otorrinos. “Las personas que sienten anosmia deberían con­finarse por precaución, y llevar mascarilla, incluso en familia”, según Jean-Michel Klein. Con­trariamente a lo que se hace en el caso de una anosmia clásica, el médico recomienda no administrar corticoterapia, “que disminuiría las defensas inmunológicas”, o un lavado de la nariz que podría “enviar el virus de la mucosa nasal a los pulmones”.

Tras estas primeras consta­taciones, los otorrinos advir­tieron al colegio de medicina general así como al ministerio, que van a estudiar el fenó­meno.

Publicaciones alemanas y estadounidenses han obser­vado los mismos síntomas, su­brayó Jean-Michel Klein. / PARIS AFP

También podría gustarte