¿Cómo financiar su diciembre sin arrepentirse en el 2018?

295

Algunos colombianos no son prudentes con sus gastos navideños. Expertos en finanzas le dan recomendaciones para no desbordar su bolsillo en esta época del año y caer en la cuenta de enero, o mejor lo que expertos  llaman la “cuesta de enero”.

El presupuesto a asignar para gastos navideños siempre depende de muchos factores: los compromisos sociales, laborales, familiares, tradiciones, etc. Cuando no lo hacemos, generalmente caemos en la famosa “cuesta de enero”, ese sentimiento de que el dinero no alcanza derivado del exceso de gasto en diciembre y las alzas de precios típicas de cada año nuevo.

Muchos de los colombianos son capaces de costear todos los gastos decembrinos gracias a los ingresos que obtienen en su trabajo. Sin embargo, una cantidad considerable de personas recurren a créditos de todo tipo para comprar regalos, viajes y otras actividades de consumo.

Juan Camilo Trujillo, Financial Planner y co-fundador de Tranqui Finanzas, recomienda a todas las personas no solo planear la navidad, sino los primeros meses del siguiente año.

“Comprar regalos o darnos gustos en diciembre está bien, al fin y al cabo para eso trabajamos, sin embargo, endeudarnos para comprar regalos o pagar los gastos creo que refleja falta de planeación, pues estaríamos cubriendo cosas que ya se consumieron y no estamos disfrutando más del año pasado”, aseguró Trujillo.

Según un informe presentado por el Banco de la República y encuestas hechas por el DANE, en 2016 las personas que más se endeudaron fueron los hombres, agentes con altos ingresos, y aquellos que se encontraron en un rango de edad entre 36 y 55 años.

Sin embargo, ¿es pertinente que los colombianos adquieran deudas en estos momentos? Mauricio Pérez Salazar, decano de la facultad de Economía de la Universidad Externado de Colombia y economista político de la Universidad de Princetone (EE.UU) asegura que “hay que obrar con prudencia porque estamos en un momento de incertidumbre, tiene que ver con el hecho con que la economía no está atravesando su momento más dinámico y en cuanto menos dinámica la economía, aumenta la posibilidad de que uno quede desempleado y sin ingresos”.

Pérez advirtió que la coyuntura actual de la economía va a ser marcada por la situación política del próximo año. “No hay mucha claridad acerca de lo que pueda pasar en los primeros meses del 2018 y tampoco con relación a quién va a ser el próximo presidente de la República, hay que ser cautelosos”, afirmó. 

 

¿DEBO ENDEUDARME?

Adquirir una deuda para invertir en educación o vivienda tiene consecuencias muy diferentes a endeudarse por temas de consumo. La mayoría de educación derivará en una mayor capacidad de ingreso a futuro, la inversión en vivienda reflejará la posesión de liquidez, mientras que el dinero de la deuda destinado en vacaciones no generará más dinero en un futuro.

Si queremos endeudarnos, sea por crédito o por diferentes métodos de pago, la recomendación es asegurarnos de que no estamos destinando más del 10% de nuestro ingreso mensual al pago de deudas de consumo (salidas a comer, fiesta, regalos, etc).

Si al sumar lo que pagamos mensualmente en deudas de consumo nos damos cuenta de que nos están llevando más de ese 10%, es mejor olvidarnos de adquirir más compromisos de pago.

Las promociones  de “compre en diciembre y pague en febrero-marzo” a muchos les parecen maravillosas, naturalmente los seres humanos somos optimistas hacia futuro. Sin embargo, febrero o marzo siempre terminan llegando y si no hemos hecho una adecuada planeación de nuestros gastos lo único que haremos será postergar el arrepentimiento de enero un par de meses.

Si no tenemos suficiente certeza sobre nuestros ingresos en el próximo año o si nuestros ingresos son muy variables, es mejor limitarse a costear los gastos sin ninguna deuda. El autocontrol y la disminución del sobreendeudamiento también pueden ser grandes regalos para nuestra familia este fin de año.

“Yo le recomendaría que en vez de buscar nueva deuda para navidad, se regale el pagar anticipadamente, al menos, una parte de esas obligaciones; su yo de febrero o marzo se lo agradecerá profundamente”, aseguró Juan Camilo Trujillo. 

 

QUIERE ENDEUDARSE TENGA EN CUENTA…

  1. Para qué me voy a endeudar: Existe un tipo de crédito para cada necesidad. Escoger aquel que concuerde con nuestros objetivos nos puede dar ventajas en la tasa de interés o en el plazo para pagarlo.
  2. ¿Cuánto dinero necesito realmente? En ocasiones tenemos acceso a más crédito del que podemos pagar. Saber en cuánto endeudarnos es clave para no poner en juego la sostenibilidad de nuestras finanzas.
  3. ¿A qué costo me estoy endeudando? Es un aspecto vital saber el costo de un crédito.
  4. ¿Cuánto tiempo pagaré? El plazo condiciona, junto con la tasa de interés el valor de la cuota que pagaremos por nuestro crédito. Entender esta relación nos permitirá decidir si vale la pena endeudarnos siempre al máximo periodo posible o no.
  5. Bajo qué condiciones me endeudo En un mercado competido podemos encontrar diferencias en las condiciones de distintos créditos: podemos ganar puntos por usarlo, o quizás debamos pagarlo de una forma particular. Todo está en el contrato.

Además de estos cinco aspectos vale la pena asegurarnos de tener el efectivo suficiente en los próximos meses para pagar las cuotas y seguir cumplimento con nuestras obligaciones y gastos.

 

ORGANICE SU PRESUPUESTO

La clave para sobrellevar de buena manera las fiestas decembrinas es no llevarnos un dolor de cabeza por habernos excedido en los gastos. Para ello, es vital tener claro el dinero que se puede gastar en esta época del año.

“Haga un presupuesto que incluya los ingresos que va a recibir en lo que queda del año y los del primer mes del siguiente, quítele los gastos fijos que tendrá que pagar antes de que se acabe el año y los que tendrá que pagar en enero.

Revise cuánto dinero le queda; separe una parte de ese dinero para pagar anticipadamente algunas de sus deudas (si las tiene), sino separe una parte de ese dinero como un fondo de emergencias, y decida en qué se gastará el resto en diciembre (aquí entran los regalos, viajes, etc.”, recomendó el co-fundador de Tranqui Finanzas.

 

¿CÓMO AHORRAR?

Comprar los regalos en los meses anteriores a diciembre siempre puede ser una buena idea, especialmente se pueden aprovechar las ofertas y liquidaciones que todos los años tienen lugar en enero, agosto, octubre y noviembre con ‘Black friday’.

También puede ser una buena época para redimir los puntos que hemos acumulado en nuestras tarjetas de crédito, o cualquier otro tipo de promociones que tengamos pendientes por reclamar.

Si lo que queremos es tener el máximo control sobre nuestro gasto, es mejor usar el efectivo. Ver cómo el dinero va disminuyendo en la billetera puede condicionarnos para ser más moderados en el gasto.

Internet facilita mucho las cosas, es posible acceder a mercados, productos y promociones más allá de la ciudad en la que vivimos. Sin embargo, es muy importante asegurarnos de hacer compras en sitios reconocidos y  seguros (revisando por ejemplo que haya un candado antes del https:// en la barra de direcciones), desde redes conocidas (evitar al máximo hacer compras desde redes abiertas).

Conocer nuestros derechos como consumidores también es importante. En Colombia existe un Estatuto del Consumidor con el que tenemos incluso derecho a retractarnos de compras por internet, por ejemplo. Bogota Colprensa.

 

También podría gustarte