Así se gestó el intento de fuga masivo en las cárceles colombianas

La agitada noche del sábado que se vivió al interior de más de diez centros penitenciarios del país, que por ahora deja al menos 25 muertos y más de 100 heridos, se empezó a gestar desde hace una semana cuando el gobierno canceló las visitas a todos los internos como una medida de prevención para evitar el contagio del Coronavirus.

El lunes pasado, algunos presos, se comunicaron desde las prisiones, vía celular, con medios para decir que en materia de medidas de prevención no se estaban adoptando por las autoridades. Explicaron que no tenían tapabocas, ni gel antibacterial y tampoco se habían notificado las recomendaciones. En ese mismo momento se anunció que harían en el fin de semana una jornada de cacerolazo para reclamar la atención sanitaria que requerían.

En ese momento, aunque salieron al aire hablando con teléfonos, la dirección del Inpec no se pronunció del por qué estaban usando los mismos siendo que están prohibidos para utilizarlos en las cárceles.

De esa misma forma se empezó a gestar una gran noche de protesta que no sólo fuera en Bogotá, en las principales, cárceles como La Modelo, La Picota y El Buen Pastor, sino que recogiera, a la misma hora, mítines en otras ciudades.

Pero el problema más crítico fue en Bogotá, en donde desde pasadas las ocho de la noche el amotinamiento empezó en La Modelo -que a la postre fue la de mayor dificultad-, La Picota y el Buen Pastor. Con el paso de las horas, sobre las diez, la Defensoría empezó a hacer presencia en esos lugares, y en La Modelo fue imposible que realizaran la mediación.

La situación se hizo más compleja porque en medio de los disparos, los gritos, el fuego que se veía en algunos pabellones, en la parte externa empezaron a llegar familiares de los reclusos que reclamaban a la guardia del Inpec que reportaran sobre la situación.

Ante la gravedad de la situación, al sector de La Modelo empezó a llegar el Esmad, que se apostó en distintos puntos para evitar lo que ya era evidente en ese momento, una fuga masiva, que al parecer si había calmado.

Las sirenas de las ambulancias replicaban de forma constante que iban llegando para atender lo que ya se anticipaba iba ser una tragedia, más de 20 muertos y 80 heridos. La incertidumbre reinó toda la noche, sobre las tres de la madrugada pareció calmarse cuando ya no hubo más disparos, los incendios frenaron, como también no llegaron más equipos de emergencia a La Modelo.

Ya el domingo y después de más de doce horas de la situación, el gobierno dijo que fue un intento de fuga en el cual murieron 23 reclusos, 83 más resultaron heridos, como también 7 guardianes del Inpec quedaron heridos, dos están graves.

La declaración en tal sentido la dio la ministra de Justicia, Margarita Cabello, al término de un consejo de seguridad extraordinario que sesionó con la presencia del ministro de la Defensa, Carlos Holmes Trujillo, el director de la Policía, Óscar Atehortúa y el director del Inpec, general Norberto Mujica.

“Hoy es un día triste y doloroso para el país, debo comentarles que anoche hubo intentos masivos de fuga en La Modelo y motines en varios centros carcelarios más del país. El resultado del intento en La Modelo fueron 23 privados muertos, 83 privados de la libertad heridos de los cuales 32 están centros hospitalarios. Igualmente 7 funcionarios del Inpec están y dos de los cuales están en estado crítico”, indicó la ministra en un reporte oficial.

Precisó que “no hay fugas, no hubo fugas se controlaron las fugas, aquí hubo un plan criminal de fugas que se frustró”.

Incluso además Cabello descartó que la situación se haya dado porque parte de la población carcelaria tenga la pandemia del Coronavirus. “Tampoco hay un problema sanitario que hubiera originado ese plan ni esos motines. Hoy no hay ni un solo contagio ni un privado de la libertad ni personal de custodia que tenga Coronavirus o que podía estar aislado por Coronavirus”.

Por su parte el general Norberto Mujica, director del Inpec, sostuvo que la “la situación está controlada, la rápida acción de nuestro equipo de custodia evitó que este plan de fuga se llevara acabo”.

Según Mujica se evitó que más de 5.000 privados de la libertad estuvieran fugados. “La situación también impidió el asesinato de parte de nuestro personal del cuerpo de custodia”.

HABLA MINDEFENSA

Por su parte el ministro de la Defensa, Carlos Holmes Trujillo, sostuvo que “tan pronto se tuvo conocimiento de los hechos que estaban ocurriendo, la Policía dispuso activar las medidas de seguridad externas a los centros carcelarios con el fin de proteger a las comunidades vecinas a dichos centros, impedir la fuga de presos y apoyar los requerimientos del Inpec”.

Explicó que la Policía mantuvo el dispositivo externo de seguridad durante el desarrollo de los hechos y que la Policía no ingresó anoche, en ningún momento, a los establecimientos carcelarios.

De igual manera, sostuvo que las Fuerzas Militares activaron los dispositivos de seguridad en un tercer anillo de protección para contribuir a la defensa de las comunidades vecinas y apoyar a la Policía en caso de ser necesario.

Finalmente sostuvo que “las Fuerzas Militares mantuvieron durante el desarrollo de los hechos el disposistivo externo de seguridad y no ingresaron en ningún momento a los establecimientos carcelarios. Los dispositivos externos de seguridad de la Policía y las Fuerzas Militares permanecen activos para enfrentar cualquier contingencia”.

 

También podría gustarte