Novomatic Gaminator Juegos Online
HOY DIARIO DEL MAGDALENA

´No vamos ser los mismos después del coronavirus´

768

Por
Sergio Villamizar D.

“Sin libertad no hay felicidad”, es el contundente mensaje que Alberto Linero lanza en su más reciente libro ‘Vive y déjame vivir; claves para la libertad interior’, un tema clave en el momento de aislamiento social y cuarentena que vive Colombia y varios países del mundo.

Se trata de un libro con sus reflexiones, anécdotas personales, con ejercicios, juegos y hasta listas de canciones para acompañar la lectura, con una temática necesaria para el mundo hiperconectado de hoy.

Su autor lanza la invitación a cuestionarlo todo bajo una premisa: “Ser libre no es hacer todo lo que nos da la gana… pero casi”, donde la felicidad no reside en la resignación, aunque  “Hay gente que se irá… y es mejor que se vaya”, quitándole presión a muchas situaciones de la vida, “No todo es cuestión de vida o muerte”, dejando atrás el afán de las redes sociales de querer caerle bien a todo el mundo.

EN BÚSQUEDA DE LA LIBERTAD

– ¿Cuál creé que sea la clave ahora en tiempos de cuarentena?

Yo creo que hay que ser muy organizado con el tiempo. Yo le he recomendado a la gente tener un horario donde mezclen todo tipo de actividades, muy propias, de esas que les gusta hacer, actividades físicas como el ejercicio, pero también actividades intelectuales, como leer y escribir, sin olvidar las actividades familiares, estar con la gente que uno ama, ya sea de manera virtual. También actividades lúdicas, como mamar gallo, bailar y fiestas virtuales.

– Una buena lectura siempre es necesaria…

Yo creo que leer es de lo más poderoso para la imaginación en esos tiempos. Ayuda mucho, porque leer es viajar, conocer otros universos, leer es trascender a las situaciones, leer es vivir en situaciones distintas a las que uno está viviendo. Creo que es fundamental leer por estos días, lo que les guste.

Yo particularmente estoy leyendo literatura, que me encanta, pero también psicología, educación y obviamente teología, son las cosas que me gustan. La lectura me saca de esta realidad para luego volver a ella con mayor propiedad.

– Ahora con un nuevo libro sobre el tema de la libertad…

Yo creo que es el momento de ser libres. Sólo se puede ser feliz si se es libre, y solo se puede ser libre hacia afuera, si se es libre adentro. Por eso, la reflexión del libro son las claves para la libertad interior, y son estos días cuando más necesitamos tener claro cuál es nuestro proyecto, hacia dónde vamos en esta vida, cuál es nuestra empresa en esta vida, porque solo cuando uno tiene claro eso, puede construir una vida en armonía.

– ¿Construir una felicidad real?

La felicidad es fruto de la libertad. Solo es feliz quien cumple sus propias expectativas, no quien vive esclavo de las expectativas de los demás. Solo es feliz quien es capaz de gerenciar su propia vida y no pretende gerenciar la vida de los demás, quien se hace responsable de las consecuencias de sus actos y decisiones, y es capaz de respetar las consecuencias de los actores y decisiones de los otros.

– Habla de esclavo de las expectativas de los demás en tiempos de redes sociales…

Las redes sociales nos han puesto en cuestión la libertad. En las redes sociales todo el mundo se cree con el derecho de decirte cómo tienes que vivir, cómo tienes que vestir, cómo tienes que hablar, cómo tienes que pensar. De las batallas que se deben dar en las redes sociales, es que si dices que te gusta la letra A, sale un montón de gente para darte mil argumentos del porqué te tiene que gustar la letra B.

Uno debe escucharla, tiene que respetarlas, pero uno tiene que tener su propia opinión, porque es la vida de uno la que uno está viviendo. No puedo dejar que mande en mi casa quien no conoce las goteras de mi techo.

– En un momento, también en redes sociales, que existe un afán y un estrés por caerle bien a todo el mundo…

Esa es la otra tragedia. Yo no sé quién nos hizo creer, tal vez porque no leímos bien a ‘El Principito’, que nosotros vivimos en ese planeta donde el Rey aplaudía y mandaba hacer lo que todo el mundo quería hacer.

No, en la vida somos lo que somos y nos vamos a encontrar con gente que no nos va a querer. Eso hay que aceptarlo y eso no es una pérdida, es una ganancia. Uno debe saber quién lo ama y quién no, para construir vida con aquellos que te aman, y a las otras, respetarlas, valorarlas, pero no darles mayor importancia.

– La armonía en medio de la diferencia, ¿en una sociedad que parece querer uniformar el pensamiento y comportamiento?

Yo realmente me niego a la uniformidad, yo me niego a que todos pensemos igual, yo me niego a que todos creamos lo mismo. Eso haría que la vida fuera aburrida, porque yo creo que lo más hermoso de la vida son las diferencias, en colores, música, ideas políticas, creencias y de todo. Lo que necesitamos es aprender a vivir armónicamente en medio de esas diferencias, como en una casa.

Yo vengo de una casa de cinco hermanos en la que todos somos muy diferentes, y en medio de todo eso debemos vivir armónicamente.

LIBERTAD PARA TODOS

– La búsqueda de la libertad interior no sólo para beneficio propio…

La mejor manera de ser libre es ayudar a otros para que sean libres. Quien es libre es quien no le hace daño a otro, que es una persona ética, entendiendo que ser ético es ser conscientes de nuestra debilidad y la necesidad de estar cuidándonos unos a los otros, junto a la legalidad.

– ¿Una búsqueda de libertad que a lo largo de la vida nunca para?

Uno debe ser dinámico, volverse a crearse a sí mismo, reinventándose. Ahora que estamos en cuarentena, confinados en nuestros hogares y lugares más íntimos, es importante que empecemos a reinventarnos, porque no vamos a ser los mismos después del coronavirus.

Nuestra manera de relacionarnos, de trabajar, de vivir las ciudades será de una forma distinta, y si nosotros nos acostumbramos a reinventarnos de manera constante, todo será mucho más fácil.

– ¿Un libro físico con herramientas digitales?

Yo amo los libros físicos, me encanta olerlos, pero también necesitamos lo digital para encontrar nuestros textos. Yo quiero compartir mis ideas de todas las dimensiones de la vida y todos los medios posibles.

Busco que el libro sea una experiencia física, pero que pueda saltar a la multimedia, generando con el lector una relación personal. Por eso, generamos una serie de experiencias en multimedia, con las canciones que a mí me gustan y que hablan de libertad.

– No podía faltar su grito de libertad: #MVM

Es una frase que a mí me revuelca en las arenas de mi infancia. Nací frente al mar y he vivido siempre frente al mar toda mi vida. Allí, cuando pega una ola grande te revuelca y yo siempre que pienso en mi infancia pienso en ello. De las expresiones más lindas que me quedó de esa época de barrio, era gritar ‘MVM’, me vale, porque lo que estás diciendo puede ser importante para tí pero no determinará mi vida. Algún día se volvió tendencia en redes sociales y más adelante se convirtió en un himno mío, una manera de identificarme.

– Muchas veces ahogamos ese grito de libertad…

Claro, porque queremos complacer a los otros, porque tenemos miedo de aceptarnos a nosotros mismos, porque la educación a veces nos hace perder nuestra autenticidad, porque nos dejamos imponer relatos que no son nuestros.

A mí me encanta el #MVM porque es vulgar, y al serlo, de alguna manera rompe con algunas reglas que a veces corta con tu esencia.

También podría gustarte