Abogado no aguantó el aislamiento y se mató

La escena no apta para impresionables fue descubierta la mañana de ayer por familiares del presunto suicida, quien desconoce los motivos de tan drástica decisión, según informó la Policía.

Al parecer el encierro durante estos días de aislamiento obligatorio le provocaron una crisis emocional o depresión a un adulto mayor, que lo habrían llevado a tomar la decisión de acabar con su vida bajo la modalidad de ahorcamiento, la mañana de este jueves en el sector del Pando de esta capital.

La reciente víctima fue identificada por las autoridades como José Miguel Sánchez Ayala, de 60 años de edad, de quien se conoció ejercía la profesión de abogado y residía junto a su pareja sentimental y sus dos hijas en la vivienda donde fue hallado sin vida. Además se supo que, venía sufriendo de la azúcar, enfermedad que lo tenía desanimado y bajo una fuerte depresión.

Según el reporte entregado por la Policía, el caso se produjo en la calle 40 # 17B-04 alrededor de las 10:32 a.m, cuando Sánchez Ayala ató una soga a la viga del techo de una habitación, hizo la misma operación en su cuello y se suspendió en el aire luego de subir a su cama para provocar la asfixia.

Minutos más tarde fue encontrado por colgado y sin signos vitales por sus familiares, quienes en medio de la desesperación intentaron brindarle los primeros auxilios, sin embargo no había nada que hacer pues no registraba signos vitales, por lo que reportaron el caso al cuadrante de Policía.

Unidades del Laboratorio Móvil de Criminalística de la Sijín de la Metropolitana de Santa Marta que fueron notificados por uniformados de la estación, llegaron a la vivienda a acordonar el lugar y cerrar el cuarto donde se encontró el cuerpo, para luego adelantar los actos urgentes y la inspección judicial. El cuerpo fue llevado hasta la morgue de Medicina Legal y Ciencias Forenses de esta capital, para practicarle la necropsia de rigor antes de ser entregado a sus parientes.

También podría gustarte