EE.UU promete entrega rápida de efectivo a ciudadanos afectados por crisis de Covid-19

414

El gobierno de Donald Trump se comprometió el viernes a enviar ayuda financiera rápidamente a los estadounidenses afectados por la crisis del coronavirus, dijo el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, un día después de conocerse la cifra récord de 3,3 millones de solicitudes de desempleo.

“Los estadounidenses necesitan ese dinero ahora, no pueden esperar a que el gobierno tome tres o cuatro o seis meses”, dijo Mnunchin a la cadena Fox Business, y agregó que espera que los depósitos directos de efectivo estén disponibles en tres semanas.

El “histórico” megaplan estadounidense de ayuda de 2 billones de dólares, aprobado el miércoles por el Senado, todavía debe recibir el aval de la Cámara de Representantes, que lo discute este viernes, y necesita ser promulgado por Trump para entrar en vigencia.

El proyecto de ley aprobado por el Senado incluye disposiciones para ayudar a los hogares: un cheque de 1.200 dólares por persona, siempre y cuando su ingreso por año no supere los 75.000 dólares, y un cheque por 2.400 dólares para las parejas casadas que ganan hasta 150.000 dólares anuales. También prevé asignar 500 dólares por niño a estas personas.

El objetivo: estimular el gasto y revivir la economía enfrentada a una recesión debido a la detención masiva de las actividades y el confinamiento en sus casas de casi la mitad de la población para evitar contagios.

Mnuchin habló después de la publicación el jueves de cifras del Departamento de Trabajo que indican que en la semana finalizada el 21 de marzo las solicitudes de subsidio por desempleo alcanzaron los 3,3 millones, la cifra más alta registrada en la historia del país. Pero minimizó la estadística y la calificó como “no relevante”.

“Estamos en una situación sin precedentes donde el gobierno cerró partes importantes de la economía”, dijo Mnuchin. “Entonces, ya sean solicitudes de desempleo u otras cifras, esto no refleja la economía normal”.

Antes del inicio de la epidemia, la economía estadounidense había experimentado un crecimiento sólido en comparación con la de otros países desarrollados, y el desempleo estaba en su nivel más bajo en 50 años.

Con más de 81.000 casos, el brote de COVID-19 en Estados Unidos pasó el jueves a ser el más grande del mundo, superando al de China e Italia, que registraban hasta ahora el mayor número de contagios desde la aparición del nuevo virus en diciembre.

Washington, Estados Unidos | AFP 

También podría gustarte