Santa Marta cumple con el aislamiento

412

El aislamiento social, preventivo y obligatorio que dictó el Gobierno Nacional para prevenir la expansión del coronavirus hizo que cada  samario se tenga que adaptar a una nueva forma de vivir. Estás medidas provocaron el desmoronamiento de los pequeños comerciantes de la ciudad de Santa Marta.

Y es que los pequeños comerciantes formales de Santa Marta, se vieron afectados debido a ciertas restricciones que han impuesto el gobierno local y departamental para evitar la prolongación del Covid-19, como lo es el cierre de colegios y universidades, entidades públicas y principalmente la restricción de la circulación de las personas por las calles de la ciudad.

Para José comerciante formal del sector de Villa Marbella, “es difícil poder sobrevivir con restricciones”, asegura que la universidad pública que se encuentra ubicada cerca de su tienda, cerró sus puertas para implementar el teletrabajo y las clases virtuales, por lo que, su economía se ha visto afectada, así como su familia se ha visto perjudicada, puesto que si no trabaja no come ni él, ni su familia.

Así como José son ciento los microempresarios de Santa Marta que afirman que aunque acatan las medidas preventivas para mitigar la propagación del Coronavirus, las afectaciones económicas que traen consigo son grandes, pues aunque han presentado un disminución de entre el 70 y 80% de su clientela normal, deben continuar trabajando, puesto que tiene obligaciones tales como el pago un arriendo, los servicios y hay la probabilidad que algunos de los productos que no son comprados se puedan descomponer.

De acuerdo con la directora ejecutiva de la Unión Nacional de Comerciantes, Undeco Santa Marta, existe una gran preocupación dentro del gremio, “el pequeño comercio realmente nos tiene preocupados, porque son los más afectados económicamente y son los más propensos a esperar la quiebra y tener que cerrar sus negocios, también de cierta manera son los que más se arriesgan a salir contagiado para poder solventar sus gastos como servicios, arriendo, comida y demás obligaciones que para esta época que exige el gobierno para seguir siendo formales”.

Rueda indicó además que esas no son las únicas preocupaciones, los microempresarios tiene, temen también por su seguridad, “aclarar que las tiendas de barrio tiene sus puertas abiertas, obviamente entre comillas están trabajando provisionando y prestando servicio, porque repito ellos son los más vulnerables en estos momentos, además de que  tema por su seguridad, hemos visto como se han dado diferentes robos en la ciudad a establecimientos comerciales”.

Es de aclarar que un gran porcentaje de microempresarios se acoge a la modalidad de negocio familiar, por tanto en su gran mayoría, tiendas de barrio, peluquerías, panaderías y droguerías entre otros negocios carecen del capital suficiente para contratar seguridad privada.

LAS PROPUESTAS

Es por eso que, a través de la Unión Nacional de Comerciantes, Undeco Santa Marta, a través de una carta de peticiones enviadas al Gobierno Distrital, Departamental y Nacional los pequeños comerciantes pidieron una serie de alivio económico a para mitigar el impacto de sus finanzas afectadas por el Covid-19.

Entre ellas, le solicitaron al Presidente de la República, Iván Duque, decretar la emergencia económica, mediante un pacto social que los ayude a conservar los empleos, “y que también el presidente pueda legislar y bajar 8 puntos al IVA, 3 puntos al impuesto al consumo, ya que estas tasas nos ayudaría a compensar pérdidas que se van a tener en adelante, a su vez que la periodicidad para el pago no sea cuatrimestral sino semestral o anual, facilitando así el flujo de caja”, precisó la líder gremial.

Igualmente hicieron un llamado a generar garantías y evitar así la ruina de los empresarios, pues aseguran que pérdidas por ejemplo en el sector gastronómico con un cese de 45 días de operaciones ascienden a los 600 mil millones de pesos.

Otras propuestas son que la administración amortigüe el descuento significativo en impuestos locales y solicitar al gobierno que las incapacidades por prevención, en sectores que no se pueda hacer teletrabajo, las asuman las EPS, ya que esta es una de las situaciones que se pueden dar masivas.

Además exhortan al Gobierno Nacional que al asumir una nómina mensual con todos los seguros de ley, se le solicita suspender los pagos de seguridad social, cajas de compensación, Sena, ICBF, de las nóminas, para no tener que prescindir del empleado

Y finalmente, solicitan a su vez al gobierno distrital incentivos económicos y tributarios para los empresarios, la ampliación de las fechas de vencimiento de los pagos de los impuestos, y los pagos en el impuesto de ICA no sean anticipados, sino que se paguen de forma vencida anualmente, porque actualmente es bimensual para los de régimen común. Que se exonere y/o se reduzcan notoriamente los cobros en temas como Publicidad exterior visual, seguimiento ambiental y planes de contingencia.

ESPECULACIÓN DE PRECIOS

Desde hace algunos días la Alcaldía Distrital, a través de la Secretaría de Gobierno, la Unidad de Recuperación del Espacio Público, Udep, vienen adelantando operativos de control de precios a establecimientos de alimentos y víveres, así como recuperación del espacio público y labores de sensibilización a la ciudadanía.

De acuerdo con el balance entregado por Óscar Solarte, Comandante de la Policía Metropolitana de ciudad de Santa Marta, en la ciudad Marta se han hecho dos operativos por especulación de precios, especialmente en el Mercado Público y hasta la fecha un total de 12 negocios que han sido amonestados.

Situación que tienen en descontento a los pequeños comerciantes del sector, quienes apoyan la medida, pero aseguran que dichos operativos deberían iniciarse primero con los mayoristas.

“Eso está muy bien pero ellos son los que suben los precios, porque un bulto de papa hace una semana valía 55 mil pesos hoy vale 70 mil, una caja de tomate la compraba uno por 50 mil hoy vale 100 mil,  una pucha de cebollín se conseguía por 50 mil hoy lo compra uno por 100 mil, un bulto de zanahoria hoy nos está saliendo por 150 mil, un cartón de huevos que valía 8 mil hoy sale por 15 mil y en los grandes almacenes los venden a 30 mil pero a ellos no les piden que mantengan los precios”, comentó un comerciante de Santa Marta.

Por su parte, Jairo un tendero del barrio Los Almendros de Santa Marta aseguró que, “ya dijeron que van a sancionar a los tenderos que suban sus precios, pero como hace uno si de verdad en el Mercado Público, que es donde uno consigue todo un cartón de huevo está ya en 15 mil pesos, el cebollín subió, el tomate subió, todo subió”.

Por su parte, la Alcaldía de Santa Marta en conjunto con las autoridades aseguró que durante toda la cuarentena estarán ejerciendo diferentes controles sobre el aumento de precios en el sector del Mercado Público y otras zonas de Santa Marta, como el Centro Histórico y lugares de comercio, semáforos y barrios de la ciudad, para hacer cumplir el Decreto número 095.

Es válido resaltar que, para aquellos lugares, productores y fabricantes que pongan en venta artículos considerados como de primera necesidad a precios superiores a los fijados por las autoridades competentes incurra en prisión de 48 a 108 meses y multa de 26.66 a 300 Salarios mínimos legales mensuales vigentes.

Así como también, se le cerrará el establecimiento en donde se encuentre el hecho delincuencial sancionado por el Código Penal.

Se le recuerda  la comunidad que pueden denunciar a los establecimientos que eleven los precios de los productos a través de la línea gratuita 01 8000 955 532. Esta denuncia debe hacerse con fotos que evidencien el incremento del precio, nombre y dirección del lugar.

UNA NUEVA ESTRAGEGIA

Por otro lado, ante la diminución de la gente circulando por los barrios y la economía de los comercios amenazada, los pequeños comerciantes implementaron algunas estrategias para hacer frente a tiempos críticos, uno de ellos es el servicio a domicilio.

“Tenemos la cadena de tiendas, supermercados afiliados, droguerías, panadería y restaurante, que a pesar de que no pueden abrir sus puertas están ofreciendo sus servicios a domicilios ya sea para entregar alimentos, elementos de primera necesidad o demás implementos, esto lo estamos haciendo a través de la campaña denominada Te lo llevamos hasta tu casa”, precisó Rosa Delia Rueda.

De acuerdo con la directora ejecutiva de Undeco con esta estrategia se busca evitar que las personas tengan que movilizarse a las tiendas, las aglomeraciones y que los microempresarios estén expuestos a un inminente contagio

“La idea es cumplir a cabalidad con las normas, en lo posible no salir y de esta manera los pequeños comerciantes empecemos a cuidarnos a notros mis mismo, nuestras familias y usuarios, además de que esta es una manera que nosotros podremos solventar nuestras perdidas y aminorar un poco los estragos de la crisis que esta pandemia ha traído a los comercios”.

Finalmente, Rueda envió un parte de tranquilidad a la ciudadanía y aseguró que estos domicilios cumplirán con todas las medidas de higiene y sanitarias expedidas tanto por el gobierno local como nacional.

También podría gustarte