En fotos: Ausencia de samarios impacta positivamente la naturaleza

1.104

Ante la ausencia de personas en parques, playas, ríos, calles y otros escenarios, el Gobierno Distrital, que preside la alcaldesa Virna Johnson, desarrolla labores de limpieza, oxigenación y desinfección que le dan un respiro a los entornos naturales que representan la riqueza ambiental de Santa Marta.

Con este propósito, el Instituto de Turismo del Distrito se articula con distintas entidades del orden nacional con injerencia en Santa Marta, para desarrollar labores de conservación en procura de garantizar un ambiente sano para los habitantes del territorio.

Son varios los reportes que recibe la Alcaldía de Santa Marta, los que señalan que el cierre de las áreas protegidas como medida de prevención para reducir el contagio del Covid-19, ha permitido que la fauna silvestre transite de manera tranquila por zonas que tenían alta presencia de humanos.

Según la Unidad de Parques Nacionales, sus observadores del comportamiento de la fauna presente en el área protegida, han divisado especies en los senderos que normalmente transitan los visitantes.

“Nos han llamado de hoteles que han logrado avistamiento de tigrillos, de aves, de fauna silvestre que se siente sin peligro para visitar nuevas zonas dado al silencio por la ausencia de visitantes. Durante este tiempo se disminuye la presión de los sistemas ecológicos, se disminuye el movimiento de las personas en la arena, las pisadas, cotidianamente nuestro ruido espanta a los animales. El hecho de esa ausencia, hará que los cangrejos ermitaños, lagartijas, iguanas y otras especies vayan a explorar estos espacios. Por ejemplo, los cangrejos con sus huecos, ayudan a oxigenar las playas y le aportan así un mayor oxígeno a los manglares, es decir, que es una relación totalmente benéfica”, comentó un funcionario de Parques Nacionales.

En el mismo sentido, la Dimar reportó ante la Secretaría de Turismo del Distrito que “Las playas se han oxigenado porque no hay tránsito y presión humana, se puede ver el mar con un mejor tono en su color, totalmente diferente”.  Se destaca que especies como delfines y otros animales marinos han sido vistos en sectores como El Rodadero.

Para la autoridad ambiental el beneficio también es para las aves, que pueden visitar más árboles en la ciudad, dada la disminución del ruido que hacen los pitos de los vehículos y de las motos, por lo que se hace más fácil su avistamiento tanto en la zona urbana como en la rural.

Para el Parque Arqueológico Teyuna – Ciudad perdida, que está ubicado en el Parque Nacional Sierra Nevada, serán 2500 personas menos que no ejercen impacto sobre la flora y la fauna de esta zona.

El Distrito, de manera mancomunada con entidades que trabajan en la protección del medio ambiente sigue de manera vigilante el despliegue de libertad que tiene la naturaleza en Santa Marta durante el confinamiento preventivo; tiempo que también es importante para promover hábitos de lectura y más tiempo en familia.

También podría gustarte