La apuesta por una moda  más humana

254

Free Spirit, la nueva tendencia de la industria de la moda para contaminar menos.

En los últimos años se ha incrementado el uso de una moda responsable, creativa, basada en la reutilización y el consumo equilibrado. Una tendencia que en las pasarelas se llama ‘Free Spirit’.

En medio de la cuarentena que viven más de tres mil millones de personas, debido a la pandemia del Covid-19, muchas son las reflexiones sobre la nueva sociedad tras esta crisis mundial, tanto así que ya se  habla de una moda mucho más consciente.

Aunque es un tema que se ha venido desarrollando en los últimos años, se ha incrementado el uso de una moda responsable, creativa, basada en la reutilización y el consumo equilibrado. Una tendencia llamada Free Spirit. Un cambio hacia lo sostenible, lo ecológico y lo social.

Desde Brasil, a través de Inspiramais, el único Salón de Diseño e Innovación de Materiales de América Latina, se ha desarrollado un lema, Free Spirit, en el cual se quiere discutir la existencia de una reorganización en la forma de hacer moda, incentivando al espíritu libre y una conciencia ecológica, coherente con los nuevos principios, proponiendo una reinvención a través de la creatividad.

Un movimiento fluido frente al caos, que propone un despertar a un camino que conduce a la transparencia, los valores humanos y la sostenibilidad. Temas muy importantes, especialmente para los nuevos consumidores.

“Estamos experimentando un torbellino de urgencias, que nos despiertan a la reutilización y el consumo equilibrado. Este nuevo pensamiento reconstruye el propósito y las motivaciones que se reflejan en todos los campos, incluyendo la moda. Ya no se trata de obtener beneficios, sino de encontrar un punto de equilibrio en el Modelo de Negocios, ya no se trata sólo de vestirse, sino también de actuar. Ya no se trata de ropa, sino de personas. Estamos viviendo una resignación, que se estructura en base a la inclusión y la responsabilidad, generando más valores humanos y más coherentes con el papel del colectivo”, explicó Walter Rodríguez, diseñador, investigador y coordinador del Núcleo de Diseño del Inspiramais.

Brasil cuenta con una de las industrias de textiles más grandes del continente. Allí, desde años atrás, se viene trabajando en una producción que genere el menor impacto posible en el medio ambiente, con desarrollos que han empezado a ser replicados en diferentes partes del mundo.

Es el caso de la producción de denim, que desde la creación de este material, siempre ha sido altamente criticado por la cantidad de residuos que generan y que usualmente terminaban arrojados a la naturaleza. Todo esto sin contar, con la alta cantidad de agua pura gastada en cada uno de sus procesos industriales.

Esto ha ido cambiando en los últimos años, bajando considerablemente el uso de químicos en sus procesos, así como la disminución considerable de agua, así como el tratamiento de recuperación de agua y la eliminación de las sustancias tóxicas.

Y agregó: “Pensar de manera sostenible es una de las emergencias del contexto actual. El pensamiento debe ser plural, para circular en un entorno con múltiples representaciones, abrazando sus propósitos y ‘vestir’ el discurso del cambio. Sólo así reactivaremos la creatividad dormida por el fast fashion y resolveremos las necesidades emergentes en el escenario actual. La creatividad nos hará fluidos para circular en un ambiente de múltiples representaciones, eso es Free Spirit”.

Es una tendencia que Inspiramais viene desarrollando en conjunto con las principales asociaciones de la industria del cuero y calzado, así como las textileras, las industrias del mueble y demás. /[email protected]

También podría gustarte