Nueva York cierra parques de juegos

La policía debe ser más agresiva a la hora de hacer cumplir las reglas de distanciamiento social en Nueva York, epicentro de la pandemia de coronavirus en Estados Unidos, dijo el gobernador Andrew Cuomo, que anunció asimismo el cierre de los parques de juegos de la ciudad.

El número de infectados en el estado de Nueva York (costa este de Estados Unidos) sigue subiendo y ya se contabilizan 83.712 casos, con 1.941 muertes, precisó Cuomo en su conferencia de prensa diaria sobre el virus.

“La policía de Nueva York tiene que ser más agresiva” para hacer cumplir el distanciamiento social, sostuvo Cuomo.

El alcalde Bill de Blasio aseguró el martes que la policía podrá multar en hasta 500 dólares a las personas que no respeten las reglas, luego de que decenas se apiñaron a ver la llegada del buque hospital “USNS Comfort” al puerto de Nueva York.

Pero entre el cuerpo policial hay considerables bajas debido al virus.

El jefe del departamento de policía de Nueva York (NYPD), Terence Monahan, informó el miércoles que de los 36.000 policías del cuerpo más de 1.000 tienen covid-19. Además, más de 6.000 no acudieron al trabajo porque están enfermos.

Cuomo anunció asimismo el cierre de los parques de juegos de la ciudad de Nueva York. Sin embargo, los grandes espacios verdes como el Central Park o Prospect Park en Brooklyn siguen abiertos.

“Usen el espacio abierto en un parque. Caminen por ahí, cojan un poco de sol. Genial. Sin densidad. Sin juegos de básquetbol. Sin contacto cercano. Sin violar el distanciamiento social, punto. Esa es la regla”, recordó.

Paseos estrechos como el High Line de Nueva York, construido sobre unas antiguas vías férreas elevadas en el oeste de Manhattan, han cerrado al público. La ciudad también ha retirado las redes de los cestos de básquetbol en las canchas, que fueron cerradas.

Según nuevas proyecciones mostradas por el gobernador, el ápice de la crisis en Nueva York sería un poco más tarde de lo previsto inicialmente, a fines de abril.

También podría gustarte