´El trapo´, la señal para pedir alimentos

La Alcaldía ha señalado que los beneficiarios de los mercados solidarios son resultado del cruce de varias bases de datos, de aquellos ciudadanos que no se encuentren cobijados por otros programas sociales entregados por el Estado.

Ante las necesidades de recursos para comprar alimentos, productos de aseo o sobre llevar la situación y evidenciar la ayuda que solicitan a las autoridades, de forma peculiar decenas de familias de barrios vulnerables han optado por acudir al llamado del SOS a través de trapos rojos colgados frente a sus casas a espera que las autoridades distritales entiendan el clamor.

Y es que, el panorama que se evidencia hoy en sectores como La Lucha, María Eugenia, Juan XXIII y Pastrana es de puertas, ventanas, cubiertas de trapos rojos , como señal de auxilio que han utilizado ciudadanos de estos sectores con el único objetivo de llamar la atención del gobierno, para que acudan a estos barrios con ayudad prometidas o soluciones a la crisis que ha traído consigo el tener que permanecer en sus casas, y no salir a sobrevivir con el rebusque con muchos lo venían haciendo y que ahora los lleva a afrontar escasez de alimentos y recursos por la que actualmente están pasando.

Este método peculiar de quienes necesitan ayuda ante la grave situación que se vive e insisten en que la ayuda debe ser pronta ya que lo poco que tenían ya se les ha agotado y sus lacenas hoy se encuentran vacías, y de acuerdo a los últimos reportes de la pandemia y las conjeturas de los expertos el aislamiento amenaza con extenderse.

Lo que inicialmente comenzó como un rumor a través de redes sociales poco a poco empiezan a volverse una marca en varias casas y barrios, esperanzados esperando que les sean entregadas prontamente ayudas, ya sea a través de los mercados solidarios anunciados por el Distrito o mediante otras alternativas que les permitir subsistir.

Por su parte, desde la administración local, se asegura que la población que se verá beneficiada con la iniciativa de los mercados solidarios es la más vulnerable, y es el resultado del cruce de varias bases de datos de otros programas sociales y de censos previamente realizados, y si estas familias de estos sectores hacen parte de ese número, recibirán la ayuda del Distrito.

“Vamos a crear una ruta clara y organizada para llevarle los alimentos hasta sus casas de acuerdo a la priorización de población vulnerable en Santa Marta y el Magdalena, estamos comprometidos para que puedan estar tranquilos en sus casas y tengan la alimentación de un mes”, precisó la alcaldesa Virna Johnson.

En declaraciones previas también señaló que, “tenemos una base de datos que hemos priorizado que son, vendedores ambulantes, madres comunitarias, personas que laboran en la informalidad como las motos, los adultos mayores que no están dentro del programa de subsidio, habitantes de calles y el resto de población que no se encuentra inscrita en los beneficios de programas sociales que entrega el Distrito y el Gobierno, por lo que esperamos entregar cerca de 21 mil 500 mercados a estas familias”, señaló Johnson Salcedo.

En total serán 28 los ítems que estarán en estos mercados que les permitirán a las 21 mil 500 familias identificadas para recibirlos y poder así contar con los suministros para desayuno, almuerzo y cena, y superar los 24 días de cuarentena decretados en la ciudad por la emergencia sanitaria por el Covid-19 o nuevo coronavirus.

Por ahora, esta forma de llamar la atención y a la que se aferran estas familias ha sido adoptada por personas de estratos bajos en los barrios más vulnerables que crecieron en las laderas de los cerros y a los cuales las políticas de apoyo implementadas por el Gobierno Nacional los deberían cobijar mediante los distintos programas de asistencia pública.

En total según el Distrito casa a casa se entregarán mercados solidarios a las más de 21 mil 500 familias que se verán beneficiadas, en el caso de Santa Marta y más de 100 mil en el departamento, y que hacen parte de los listados de población vulnerable como madres comunitarias, vendedores informales, mototaxistas y demás que no se encuentren cobijados por ningún otro beneficio otorgado ya sea por el Gobierno Nacional, el Distrito o Departamento.

También podría gustarte