Denuncian sobrecostos en alimentos entregados a población vulnerable

Los fundanenses aseguran que estos precios no deben ser tan altos teniendo en cuenta que son comprados al por mayor.

Algunos habitantes de Fundación han denunciado a través de sus redes sociales lo que ellos llaman el ‘robo del siglo’, debido a los costos de unos elementos de primera necesidad que la alcaldía compró para entregar unos mercados a la población vulnerable.

Según lo manifestado por los denunciantes la idea de ayudar a los más necesitados es buena, pero se quejan de los precios de los artículos que a su parecer son excesivos teniendo en cuenta que se compran por cantidad.

 El contrato 076 del 25 de marzo por valor de $113 millones de pesos bajo la modalidad de contratación directa y utilizando la figura de Urgencia Manifiesta, que se firmó entre el municipio de Fundación y el Autoservicio Superlay, para el suministro de ayudas alimentarias por emergencia humanitaria provocada por la pandemia del Covid-19 y que va dirigida a familias de escasos recursos de la población. Según el contrato se entregarán 1.198 kits con productos no perecederos a igual número de familias.

Cada Mercado a entregar tiene un costo de $95.150 pesos, pero, cuentas hechas por veedores en esa población afirman que el verdadero valor no sería superior a los $62.501 pesos, lo que equivaldría a un sobre costo de $32.649 pesos.

VALORES POR UNIDAD

A simple vista los precios no se ven tan elevados, sin embargo lo que muchos aseguran es que los precios están altos si se comparan con los de otros supermercados:

Arroz $1900 la libra

Pastas $2725

Lentejas $2720

Aceite $5300

Panela en bloque $1840

Harina de maíz por 500 gramos $1960

Café tostado y molido $8450

Lata de sardina grande $4000

 “Caramba arroz a $1900 es una locura, es más caro que en las tiendas, no nos crean tan bobos se burlan de nuestra inteligencia”, manifestó un habitante de Fundación.

 “Esos precios están como elevados también hay que investigar en las tiendas de barrio, el arroz está a $1800, o sea más barato que en Superlay, pienso que el señor alcalde debió comprar el arroz a los arroceros de la región, y alcanzará para más, para darle a más gente no me parecen justos esos precios”, aseguró otro denunciante.

Adicionalmente, el componente nutricional deja mucho que desear; no se incluye otros granos, ni huevos, o cereales, y ni siquiera una libra de sal. A cada familia se le habría entregado según el contrato, 10 libras de arroz, 8 de pastas, 5 de lentejas, 1 litro de aceite, 5 panelas, 5 libras de harina, 1 de café y 2 latas de sardina.

No se especifican tampoco las marcas de los productos, a sabiendas de que los precios están directamente relacionados con el fabricante.

Veedores de la localidad hicieron un urgente llamado a los organismos de control para evitar que amparados en la emergencia de salud, social y económica que hoy se vive por la pandemia del coronavirus, los administradores del erario público a nivel local y departamental, utilicen los recursos públicos de manera corrupta o para favorecer  amigos más cercanos.

También podría gustarte